El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Efemérides Historia Universal

La expulsión de los judíos de España

Un día como hoy de 1492, se cumplía la fecha límite para que los judíos habitantes de España fuesen expulsados, irremediablemente. El decreto de expulsión de los judíos fue firmado por los Reyes Católicos el 31 de marzo de ese mismo año.

Recordemos que históricamente, los judíos eran el chivo expiatorio para los cristianos. Tras el saqueo de Jerusalén y la destrucción del Templo de Herodes, por las fuerzas romanas de Tito, los judíos tuvieron que elegir otras ciudades del imperio para subsistir en paz. Tiempo después del incendio y el saqueo de la ciudad elegida, se abría la primera Sinagoga en Roma, irónicamente.

Quema de judíos acusados de ser los causantes de la Peste Negra de 1348-1351.

La diáspora judía llevó a este pueblo por todos los rincones del imperio donde se asentaron. Así llegamos al Renacimiento donde los Reyes Católicos, con el apoyo de la Santa Inquisición y su cancerbero, Tomás de Torquemada logran expulsarlos por fin ofrecían a los judíos «abandonar el reino español y nunca más volver, a no ser, claro está, de aceptar las enseñanzas de Jesús de Nazareth y ser bautizados en el nombre del único Dios verdadero”.

Imagen: Relieve del Arco del triunfo de Tito donde se muestran los tesoros saqueados del Templo de Jerusalén.

La “excusa” tomada de los pelos por la Santa Inquisición fue la famosa escena monstruosa donde de un Auto de Fe celebrado en la ciudad de Ávila en la que se acusó, torturó y sentenció a la hoguera a judíos condenados por el no menos célebre “asesinato ritual en contra de un niño de origen cristiano”, a partir de ahí, todo el peso recayó sobre este pueblo, como siempre, al que odiaban con saña casi todos los ciudadanos europeos por su vocación para los negocios, la usura y demás cualidades para comerciar, innatas en estos ciudadanos. Pero lo peor era que se los culpaba directamente por la condena y posterior ejecución del Mesías Jesús de Nazareth, el padre del cristianismo.

Copia sellada del Edicto de Granada.

Este niño asesinado atrozmente bajo el supuesto del ritual sería conocido más tarde como El Santo Niño de la Guardia, muy celebrado por la cristiandad, que a partir de allí, tendría solo un declive importante en su control y poder total en toda la Europa “civilizada” que representó el reinado del hereje Enrique VIII de Inglaterra.

Expulsión de los judíos de España (año 1492), según Emilio Sala (1889).

Esta fecha, sin embargo, se extendió por cuestiones de fuerza mayor en lo que respecta a la operatividad esencial para hacer cumplir el Edicto de Granada hasta el 10 de agosto. 528 años nada más y nada menos, han transcurrido.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *