Un Mariscal Español Crucial en el 4 de Julio

Un Mariscal Español Crucial en el 4 de Julio

La Independencia de las llamadas «13 Colonias» que luego confirmaron los Estados Unidos de Norteamérica se celebra habitualmente el 4 de Julio de cada año. Ese fue el día en que el «Congreso Continental» terminó adoptando oficialmente el texto que declaraba la independencia de las mencionadas colonias de la metrópoli británica en la persona del Rey Jorge III de Inglaterra.

La Guerra de Independencia de EEUU duró casi 9 años desde su primer estallido, la famosa «Crisis del Té» hasta las últimas batallas en Yorktown y la ratificación de la Independencia, acaecida finalmente el 12 de Mayo de 1784.

La Marcha de Gálvez, por Augusto Ferrer-Dalmau (2018).

Los ideólogos de la Independencia Estadounidense fueron varios y compartían los mismos ideales de liberalismo conservador y nacionalismo civil. Creían en la Constitución, en Derechos Federales y las libertades del hombre. Fueron entre varios: Thomas Jefferson, Benjamín Franklin, John Adams, Thomas Paine, James Monroe, Richard Lee, James Madison, Andrew Jackson y el más famoso de ellos, el indiscutible caudillo George Washington, quien luego fue nombrado Primer Presidente de los EEUU.

Pero los estadounidenses no pelearon solos. Tuvieron la inapreciable ayuda de los Reinos de Borbón en Europa: Francia prestó su flota y varios miles de hombres encabezados por uno de sus más prestigiosos líderes militares de entonces, el Marqués Gral. Joseph-Marie Paul de Lafayette (quien tendría importante participación en la Revolución Francesa). Y España, encabezada por el Rey Carlos III, hizo lo propio y envió a un singular genio militar para luchar contra su ancestral enemiga británica en tierras norteamericanas (que en gran medida eran aún entonces territorio español).

El Muy Excelente Vizconde de Galveston, Mariscal Bernardo de Gálvez, era entonces Gobernador de la Luisiana, Florida y Cuba Españolas. Como dijimos, ancestrales enemigas eran Inglaterra y España, y la corona española vio una genial oportunidad para aliarse a los colonos rebeldes y dar un golpe decisivo a los pérfidos piratas.

El cuadro Por España y por el Rey, Gálvez en América de Augusto Ferrer-Dalmau representa un momento de la batalla de Pensacola.

En las famosas Batallas de Baton Rouge y Fort Charlotte además del famoso Sitio de Pensacola, los españoles dieron una victoria decisiva a favor de los yanquis. Lograron abrir un importantísimo «segundo frente» por el sur, que los ingleses no lograron cerrar ni remediar jamás. La derrota británica a manos de los españoles fue tan grande, que debieron entregarles no sólo las zonas que tenían ocupadas en el sur de EEUU, sino también los territorios anglo-holandeses de Nassau y las Bahamas en 1782.

Se dice que George Washington personalmente visitaría al Mariscal Gálvez y le daría un abrazo, diciéndole: «en la persona de Su Excelencia, queremls dar gracias a España por darnos una enorme mano en la lucha por la libertad». Gálvez le contestó: «No es nada, Sr. Washington. Yo sólo estaba cumpliendo mi deber de matar ingleses».

Era una devolución de favores entre británicos y españoles, que constantemente se hacían travesuras en las tierras americanas…

Bernardo de Gálvez es un verdadero héroe nacional, tanto en España como en EEUU, donde tiene el título de Ciudadano Estadounidense Honorario y Gral. Honorario del Ejército Continental. Pero su historia es harto desconocida en el resto del mundo.

Bernardo de Gálvez (1746-1786)

La «tortilla» se daría vuelta en 1800: los ingleses financiarán militar y económicamente a los «revolucionarios» criollos que se levantarán luego contra el poder español y conseguirán la Independencia de los países hispanoamericanos…

Pero como siempre decimos: ¡es otra historia!

Emilio Urdapilleta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *