El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Historia Universal Homenaje In Memoriam

456 años de la muerte del Maestro de Maestros

!Comparte!

Un 18 de febrero pero del año 1564, expiraba quizás o con seguridad, el artista más grande de la historia, el magnánimo Michelangelo Buonarroti o como se le conoce Miguel Ángel a los 88 años de edad.

Murió por una fiebre lenta en palabras de Vasari y además, en una pobreza casi extrema, en una casa llamada Macel de’ Corvi, en las peores condiciones de vida, en un lugar insalubre, lastimosamente esta residencia histórica fue derrumbada por Víctor Manuel II a comienzos del siglo veinte.

Retrato de Miguel Ángel. Daniele da Volterra, h. 1544

Este maestro del Renacimiento fue la figura más impresionante e impactante de todas aquellas que pudieron verse y coincidir en Italia, entre las que podemos citar a Leonardo, Rafael, Vasari, Brunelleschi, Bramante y otras más o menos conocidas.

Definitivamente, el genio florentino fue un infatigable hombre del taller, fue tan capaz que pudo resaltar en varias formas artísticas como la escultura, la arquitectura, la pintura.

Fragmento de la bóveda de la Capilla Sixtina en Roma, realizada por Miguel Ángel entre 1508 y 1512.

Con promesas casi nunca cumplidas, el Papa Julio II lo obligó prácticamente a trabajar bajo sus órdenes, gracias a esto, la bóveda de la capilla Sixtina es hoy la obra más importante de la pintura del Vaticano, al decir de Goethe, que al contemplarse se comprende de lo que es capaz el hombre, y sin temor a equivocarnos, la perfección alcanzada refleja los imposibles que en manos de los tocados por la luz, son moldeado a imagen y semejanza del artista superior que finalmente tendría que ser rehecha, por las múltiples quejas de los dogmáticos y los “pudorosos” como Biagio da Cesena o Pietro Aretino que protestaron airadamente por los desnudos en las pinturas que entre otros epítetos fue denunciada como deshonesta y al decir de Aretino, debían ser arrojadas en la hoguera.

La Piedad de la basílica de San Pedro del Vaticano, de 1,74 m de altura x 1,95 m de longitud en la base (1496).

Entre Florencia y Roma tuvo sus mejores días. En Florencia por encargo de la ciudad esculpió el David, esa escultura que representa el triunfo del hombre del renacimiento, amante de la cultura grecolatina e innovador consumado que abre el camino a las nuevas generaciones para huir del oscurantismo que representó la época medieval.

Todo el conocimiento que con la caída de Constantinopla, los bizantinos trajeron a la península itálica y otras zonas de Europa fueron asimilados por los grandes científicos, artistas, militares y nuestro héroe, del que brotaba una energía creadora propia de los dioses del Olimpo, supo aprovechar su peculiar destino, siendo el mejor en todo lo que se le encargaba, en todo lo que pensaba llevar a cabo.

Parte baja de la sepultura de Julio II en San Pietro in Vincoli, en Roma, con las esculturas Moisés, Raquel y Lía.

Dado el poco espacio que tenemos mencionaremos el grupo escultórico para la tumba del Papa Julio II, Giulano de la Rovere, en la Iglesia San Pietro in Vincoli genio y figura, hombre de Dios y la Guerra, mecenas y a la vez estafador, gran político de su tiempo, la figura religiosa que más se acercó a la idea que tenía Maquiavelo sobre un príncipe preparado.

Esta tumba, que sería el epitafio del trabajo artístico de Miguel Ángel demostró ser con el tiempo la tragedia del superhombre, el proyecto interminable, no porque no lo haya logrado al final, sino porque quería conseguir la máxima perfección, ambición desmesurada que solo puede ser parte de los espíritus elevados y geniales, es sin duda alguna, una maravilla que jamás podrá ser igualada.

El David, Galería de la Academia, Florencia.

Miguel Ángel, el dios de la Escultura y el artista total, como todo aquel que desea la eternidad cumplió con la humanidad, otorgándonos un legado invaluable, fantástico, inconmensurable, increíble, prodigioso que puede ser tenido como un milagro de la naturaleza.

Michelangelo Buonarroti. Imágen Crédito: Supercurioso.com

Todas las imágenes fueron extraídas de Wikipedia.

!Comparte!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *