John Lennon en el recuerdo

John Lennon en el recuerdo

El nombre de este gran artista no le resulta ignoto a prácticamente ninguna persona que guste del rock and roll. John Lennon, nació un día como hoy, 9 de octubre pero de 1940 en Liverpool, al calor de los bombardeos nazis durante la Segunda Guerra Mundial, supo hacerse camino hacia el éxito y pasar de ser un simple adolescente pobre con delirios de convertirse en el próximo Elvis Presley, a ser una leyenda con nombre propio e inmortalizarse a través de las canciones del mítico grupo The Beatles (1960-1970) y posteriormente como solista (1969-1980).

Lennon tuvo una infancia complicada, con un padre ausente y una madre poco madura como para asumir su papel materno plenamente, vivió bajo la tutela de su tía Mary Elizabeth “Mimi” Smith. A pesar de la escasa presencia de su madre, Julia Stanley,Lennon siempre tuvo un amor incondicional hacia ella. Amaba de una forma tan profunda a su madre a quien dedicó varias canciones a lo largo de su carrera musical y bautizó a su primer hijo con el nombre de Julian, como un tributo a ella.

Julia siempre animó y llenó de valor a John para que continuase con la música, por sobre las objeciones de la tía Mimi, quién deseaba que Lennon se gane la vida de otra manera. Cuentan las anécdotas que Julia siempre ponía canciones de Elvis Presley cada vez que John la visitaba y bailaban juntos en la cocina, para luego proceder a enseñarle acordes de canciones sencillas y así cultivar en él la semilla de genio musical que el mundo luego atestiguó posteriormente a partir de los años 60’.

El destino golpeó duramente a John cuando, en 1958, un policía ebrio arrolló y acabó con la vida de su amada Julia, dejándole una incurable y dolorosa herida que tuvo durante toda su vida.

Pero a pesar de las tristezas y los resentimientos que pudieron haberse generado en él luego de la muerte de su madre, el regreso de su ausente padre, Alfred Lennon, en el apogeo de su carrera con el objetivo de vivir de su fama; la ruptura de The Beatles y las diferencias con Paul McCartney, John nunca dejó de lado su ideología de que todo lo que se necesita es amor y que la paz es la medicina para este desangrado mundo, esa paz a la que debemos darle una chance, según proclama en “Givepeace a chance”.

Las canciones que compuso poseen un gran contenido emocional, filantrópico y pacifista, como lo expresa en su universal obra “Imagine”, en donde Lennon nos invita a vislumbrar un mundo sin diferencias, sin barreras ideológicas, religiosas ni raciales; un mundo en donde seamos una hermandad que cultiva paz e igualdad.

Lamentablemente la vida de este gran artista vio su ocaso el 8 de diciembre de 1980, luego de que Mark David Chapman, supuesto fanático suyo, disparara con un arma de fuego a Lennon, quien murió poco después en el hospital Roosevelt de Nueva York.

Este año se cumplirán ya 38 años de su triste partida y no existe fan alguno que no se le forme un nudo en la garganta cada 8 de diciembre, puesto que sabe que con Lennon también se fueron todaslas esperanzas de verlo en vivo, de que siga componiendo canciones únicas y, por sobre todo, de ver al cuarteto de Liverpool de vuelta en los escenarios.

Decir que Lennon desapareció aquel fatídico 8 de diciembre de 1980 es quizá un error. John Winston Lennon pasó ese día a la vida eterna, pero cinco infaustas balas fueron el medio.

Lennon, en el recuerdo es inmortal y su ideal de paz mundial y amor, perdurarán por siempre.

Rodolfo Sosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *