DC-X: otro programa espacial perdido en la nebulosa de la falta de fondos…

!Comparte!

Hoy estamos acostumbrados a ver como SpaceX recupera la primea etapa de su cohete Falcon 9, toda una proeza tecnológica. Pero un cohete reutilizable muy similar podría haber sido una realidad hace casi 25 años.

Es la historia del McDonnell Douglas DC-X, o más conocido como Delta Clipper.

El mismo fue un vehículo experimental estadounidense no tripulado diseñando como un prototipo de un lanzador de una sola etapa (SSTO Single-stage-to-orbit) capaz de despegue y aterrizaje vertical. Su diseño pretendía probar el concepto de vehículo reutilizable capaz de alcanzar órbita por sí mismo.

El objetivo final era producir un reemplazo del transbordador espacial para finales de los años 90, un vehículo totalmente reutilizable y con alto grado de fiabilidad.

Concepto artístico del vehículo de lanzamiento reutilizable McDonnell Douglas DC-XA (RLV). Wikipedia Crédito:
NASA/MSFC – http://mix.msfc.nasa.gov/abstracts.php?p=2952

El programa pretendía demostrar que la tecnología necesaria para un lanzador de este tipo ya estaba disponible. El programa se centró en el uso de tecnologías y sistemas ya existentes para demostrar la posibilidad de construir lanzadores de una sola etapa orbitales y suborbitales capaces de regresar al lugar de lanzamiento y ser preparados para un nuevo lanzamiento en menos de tres días.

Primer vuelo. Wikipedia

Las pruebas del DC-X se realizaron en las instalaciones de la NASA en White Sands. Para 1995 se habían completado ocho vuelos en dos series, llegándose a alcanzar 2500 m de altura.

Los prototipos fueron mejorándose paulatinamente alcanzado mejores resultados en versiones posteriores. El último vehículo modificado fue probado durante el verano de 1996 y demostró que era capaz de prepararse para un nuevo vuelo tras finalizar otro anterior (entre el tercer y el cuarto vuelos) en 26 horas, estableciendo un récord.

Primer aterrizaje. Las llamas amarillas son debidas al bajo impulso del motor, produciendo una menor temperatura de combustión. Wikipedia

Crédito: NASA/MSFC – http://nix.nasa.gov/info?id=MSFC-9607855

Después del cuarto vuelo el vehículo fue dañado gravemente debido a un error humano. Por último y como ocurrió en muchas otras ocasiones, el programa finalizó por la falta de fondos.

Pero su legado continua, muchos de los ingenieros que trabajaron en el DC-X fueron contratados por Blue Origins para trabajar en su nave suborbital ‘New Shepard’, que está próxima a enviar seres humanos al espacio.

Este fotomontaje muestra cómo el prototipo de cohete reutilizable DC-X de la NASA se lanzó y aterrizó verticalmente durante las pruebas en 1993. (Imagen: © Museo de Historia Espacial de Nuevo México). https://www.space.com/22391-reusable-rocket-nasa-dc-x-anniversary.html

Mientras que varios ingenieros de la NASA consideran que el DC-X podría proporcionar una solución para desarrollar un aterrizador tripulado (Lander) para una misión a Marte.

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *