El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

La columna picante

La reinvención de los amigos de la cultura

La reinvención llegó a todos los estratos del país y ni qué decir a las esferas culturales, si es que podemos llamarlos así, ya que desde la Secretaría Nacional de Cultura, aparte de repintar o hacerle mantenimiento a las estatuas de los héroes nacionales, otra cosa no hacen, aparte de apoyar las carreras de los amigotes politiqueros y de la misma ideología que busca mejorar las faltriqueras de sus colaboradores y no, potenciar o difundir a los nuevos valores culturales de Paraguay.

La Secretaría Nacional de Cultura piensa que su fórmula de “actuar intempestivamente» es a prueba de improvisaciones. Al revés. Un claro ejemplo es la Feria Virtual del Libro de Paraguay, a la cual los que quieran adherirse, deberán presentar por lo menos 20 títulos para participar.

Lo que uno se pregunta aquí es lo siguiente: ¿Cómo es que al sector más destruido económicamente, se le exige obligatoriamente la digitalización de sus obras, más aún, cuando no tienen capital a causa de la situación actual, producto de los efectos de la cuarentena?

Esta feria virtual, que parece más una feria de garaje que una Feria Internacional con todas las letras y las mayúsculas correspondientes, dejará afuera a un centenar de escritores este año porque no se adecua a la realidad del sector de los libros.

Pero una pregunta justa que la Secretaría de Cultura debería contestar es: ¿Cómo le explican al escritor novicio talentoso de que su obra no podrá ser exhibida porque no le alcanzó el cupo digital o porque priorizaron otros títulos por sobre el suyo? ¿De verdad piensan que el delegar la selección a las librerías y editoriales les hace exentos a la crítica?

Cultura hace gala de que esta medida tiene “el objetivo de contribuir a la recuperación y fortalecimiento del sector editorial, generando un espacio de promoción, difusión y comercialización del libro como una de las Medidas de Contingencia impulsadas por la SNC ante el Covid-19 en la línea Fortalecimiento del sector editorial y bibliotecario”.

¿En serio SNC? ¿Cómo se explica que esta “medida” va a llegar solamente a cerca de un 40% de todo el sector del libro en el país? ¿Acaso una “medida de contingencia” no debe apuntar a la mayor cantidad posible de beneficiarios? ¿Tienen la suficiente cara para decir que el 40% es un logro?

No es la primera vez que en nombre de la inmediatez realizan improvisaciones espantosas, tan solo recuerden el «monumento» de Avay, que, supuestamente es una bayoneta, pero parece un obelisco porteño, o tal vez un simbolismo que representa la falocracia de esta cartera del estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *