La Satisfacción de la Intriga

!Comparte!

“Julia se inclinó hacia la cómoda sosteniendo el revólver en las 2 manos como si, de pronto pesara mucho. Puso el revolver de vuelta en el cajón de arriba”. Sirenas en el Campo de Golf-Fragmento

Patricia Highsmith, escritora destacada en su ámbito por ambiciosa y audaz, se caracterizó por la naturaleza de la mayoría de sus personajes, su hecho literario más significativo en cuanto a conocimiento popular es la serie de Tom Ripley, personaje protagonista de 5 novelas en total, estableciendo así una tendencia hacia ciclos de libros con cierta secuencia y humor negro.

nationalvanguard.org

Sin embargo, al margen de dichos escritos se encuentra “Sirenas en el Campo de Golf”, una creación publicada en 1985 posteriormente a las novelas y bastante diferente, aún posee características similares, sobre todo desde el punto de vista narrativo, pero el desarrollo y posible mensaje de los 11 breves relatos que contiene, lleva al lector a plantearse cuál era el objetivo de la escritora al cambiar de manera drástica su interpretación de personajes y conflictos, y en que basaba las ideas de cada relato.

Patricia Highsmith nació el 19 de enero de 1921 en Fort Worth, Texas, EE. UU. Como Mary Patricia Plangman. Fue escritora, conocida por El talento del Sr. Ripley (1955), Extraños en un tren (1950) y Las dos caras de enero (1961). Murió el 4 de febrero de 1995 en Locarno, Suiza. IMD

Existe un contraste bastante notorio en cuanto a la elaboración de historias al comparar trabajos de textos breves con las novelas de la Señora Highsmith, partiendo por las características de los personajes, los cuales en las novelas se presentan como individuos no fantásticos, pero si con capacidades inusuales y poco comunes, con personalidades únicas, lo cual era, entre otras cualidades, lo que más destacaba de dichas novelas, aunque, en los relatos breves, los personajes presentan conducta recta y predecible.

A pesar de que la diferencia de las figuras protagonistas es evidente, esa disparidad se encuentra lejos de ser lo más desconcertante de estas narraciones, la falta de un desenlace en la mayoría de ellas se acerca a serlo, el título “Sirenas en el campo de Golf”, “El botón” y otras 3 composiciones, no poseen una conclusión clara para el lector, lo cual, en cierto modo ofrece a cada uno la libertad de otorgar una contribución intelectual, es decir, proporcionar al texto la culminación deseada, pero a la vez puede limitar al lector al presentarle la incógnita de un final establecido por la autora, pero no escrito en la narración.

El País.

Los tópicos que se presentan en los textos de esta obra en particular son repetitivos en cuanto a el ámbito de literatura psicológica, pero no lo son para esta escritora, que indagaba por lo general, temas policíacos; el análisis de la moralidad en el relato breve “Donde está la acción”, es un ejemplo claro, se interioriza en el comportamiento del hombre desde un punto de vista más humano pero extremista a la vez, teniendo en cuenta las decisiones y los pensamientos del protagonista, la soledad en “La Romántica”, da a entender la comprensión de un grupo de personas en específico, del significado verdadero, al menos para ellos, de la compañía, y basando dicho análisis en las biografías de la autora, este relato nos revela un relacionamiento con su propia comprensión.

Imagen: Patricia Highsmith, en 1962

Las incógnitas en la atmósfera de este ejemplar, en comparación con obras previas y la línea ideológica planteada por la autora dejan al lector con el concepto de una lectura quizás incompleta o con la satisfacción de la intriga.

Fuente:
Sirenas en el campo de golf. Patricia Highsmith. Anagrama


!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *