Performance a la Literatura

Performance a la Literatura

Toda mi vida he escuchado de parte de mis familiares y amigos: “LOS MANGAS NO SON LITERATURA REAL”, “deberías dejar de ver tantos DIBUJITOS”, “¿por qué no buscas cosas más productivas que hacer? Deberías leer, te servirá mucho más que leer ese COMIC”.

Estoy mentalmente agotada de escuchar tantas veces las mismas cuestiones siendo que he aprendido más leyendo comics, mangas, historietas o como deseen llamarles, que estudiando en el colegio. Refuto el pensamiento de que el manga o series con ilustraciones donde se relate una historia, no sea tan productivo como leer un clásico griego.

En el libro “El héroe de las mil caras” de Joseph Campbell nos propone la idea del mito universal. Una estructura que vertebra una grandísima parte de la narrativa que en sus etapas se vuelve capaz de conectar de forma singular con la naturaleza humana. Historia que en todas sus formas se lleva contando desde que empezamos a contar historias, prácticamente.

Manga Haikyuu 401

Por más que sea un libro de apariencia juguetona, sencilla e infantil, los temas dentro de estos pueden variar desde temáticas donde llevan una fuerte carga ideológica, tanto moral, filosófica o política. Acercándose a temas tan delicados como el racismo, tráfico de drogas, experimentación científica, dictaduras, genocidio.

Al igual que momentos épicos llenos de dramatismo, catarsis y mensajes profundos para el mundo en el cual vivimos. Y pese a todo esto, están aquellos que trasmiten temas políticos, que no son tocados en superficialidad, tomando en serio el mensaje, profundizando en un trasfondo realista en el imaginario de quien lo vea.

Entrando en la complejidad de “La semilla inmortal”, de Jordi Ballo y Xavier Peréz, nos propone que más allá de esta estructura tenemos 21 argumentos universales con todos los matices culturales y temporales relevantes. Los comics, libros, series, entre otros, se establecen en arquetipos de la experiencia humana, motivo por el cual conectan fácilmente con cualquiera.

Así, estemos hablando de un amor imposible e irrealizable, pues hablamos de Romeo y Julieta; o de un hombre que tras regresar a su hogar tras una larga ausencia, podría decirse que hablamos de Odiseo; y de esta manera persistentemente desde siempre hasta ahora.

Con esto no quiero decir que todas las historias sean unas iguales a otras, o que no haya una diversidad de gama de temas muy diferentes que podemos tratar, pues todo dependerá de cómo y a través de quienes lo contemos, aportando sus propios elementos. Los argumentos universales son premisas, situaciones o pautas, pero no definen la idea última que se desprenderá de la obra, sus modos y mensaje principal variará de una obra a otra dependiente de lo que se pretende trasmitir.

Por ello, el desprestigiar a los comics, series, películas y más solo por no ser obras literarias es incomprensible siendo que la estructura narrativa ha sido las mismas desde siempre. Y pese a ello la sociedad no acepta que las obras literarias no pueden ser comparadas con un cuaderno de dibujos.

La sociedad obstaculiza el progreso de jóvenes que desean ser parte del imaginario mundo del manga, imponiendo una idea más acorde a lo que piensan es seguro ante una idea efímera e infantil como la de ser escritor o dibujante. Y pese a estas dificultades, el joven ilustrador chileno Elvis Yona Garrido, conocido por el seudónimo Saikomic, ganó el concurso de la prestigiosa revista Shonen Jump de la editorial Shueisha, por lo que podrá publicar su manga en la misma editorial que alberga a grandes éxitos como: Dragón Ball, Naruto, Hunter x Hunter, Nanatsu No Taizai, entre otros.

Mangakas de gran renombre han sido los jueces en esta edición, tales como Akira Toriyama, creador de Dragón Ball; Kohei Horikoshi, creador de Boku No Hero Academia;  e incluso Eiichiro Oda, quien considero el maestro de la narrativa en la actualidad, con su obra One Piece… autores los cuales no estaban obligados a seleccionar un ganador si así lo creían, y pese a ello tenemos a: “Armados”, manga escrito por Saikomic, donde conocemos a nuestro protagonista, quien forjando un yoyo por arma nos atrapa ante los sucesos que transcurren y seguirán transcurriendo en la versátil narrativa que se vislumbra envolviendo al lector en esta abrasadora aventura.

¡Que no los intimiden, no cambien su mundo por opiniones ortodoxas! ¿Desean estudiar arte o música? ¡La aventura los llama! ¿Sus padres o amigos les dicen que dejen de ver dibujitos en vez de hacer algo más productivo?

Enséñenles este artículo, y más que nada, demuestren que no son unos idiotas… analicen lo que leen, escuchan, y ven ¡investiguen! llénense de sabiduría, demuestren a aquellas personas a su alrededor que los comics, el cine, los libros… son literatura, son cultura, son necesarios y no debe ser invalidado.

Ada Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *