El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Mundo

Covid-19 y la lucha por el dominio mundial

Sabemos que la comunicación es algo crucial a la hora de librar una batalla. Por esa razón vemos en películas a agentes especializados o espías que buscan ganar ventaja con el manejo de la información, si bien estos filmes son de ficción, no están muy alejados de la realidad.

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. Entre ellas la Covid-19, descubierta en la ciudad de Wuhan (China) a finales del 2019, un mal que dejó de rodillas a más de 100 países de los cinco continentes.

Trump y Xi Jinping, en una imagen de archivo (Kevin Lamarque / Reuters)

Informaciones sobre esta pandemia las encontramos en cada medio de comunicación, pero, ¿Cuál es la lucha que se libra detrás de bambalinas? ¿Están utilizando la información a su beneficio? ¿Estamos realmente informados?

Informaciones desde el epicentro de la pandemia

Nature, una revista científica internacional con una trayectoria de 150 años (desde 1869), publicó el 15 de abril un artículo acerca de cómo se han reforzado los controles sobre las investigaciones acerca del Covid-19 en China.

El artículo menciona: “Un documento obtenido por Nature que parece ser del Ministerio de Educación y está fechado el 10 de marzo, ordena a las instituciones obtener la aprobación del ministerio y del Mecanismo Conjunto de Prevención y Control, administrado por el poderoso Consejo de Estado, antes de anunciar públicamente los resultados sobre el origen del virus SARS-COV-2, sus rutas de transmisión,  tratamientos o vacunas.”

Algunos científicos opinan que el estricto control se podría deber a una baja calidad de las investigaciones y que estas políticas podrían ayudar a mejorarlas. La bióloga de la conservación Alice Hughes, quien es miembro de la Academia de Ciencias de China (CAS), brindó una entrevista a Nature en la que indicó “La medida detendrá la difusión de investigaciones potencialmente inexactas y sensacionalistas, como un controvertido estudio publicado en el Journal of Medical Virology el 22 de enero, lo que sugería que las serpientes eran el huésped del virus. Los científicos criticaron el estudio por su falta de evidencia, pero aún recibió una amplia cobertura mediática.”

Otros, creen que sea una necesidad del gobierno chino de controlar información sobre los inicios del brote y temen que esto pueda retrasar investigaciones que ayuden a frenar la pandemia, las informaciones sobre las políticas no han llegado a todos los investigadores. El trabajo de Nature además cita: “Sarah Cobey, investigadora de enfermedades infecciosas de la Universidad de Chicago en Illinois, agrega que sería muy problemático si los resultados de China se filtraran o suprimieran por razones distintas a la calidad…” «Si la investigación presenta una imagen sesgada, gran parte del registro puede corregirse eventualmente a través de estudios de SARS-CoV-2 en otros lugares», dice, «pero la distorsión y la demora probablemente tendrían un costo para la salud humana».

Varios medios de comunicación pusieron en tela de juicio la hipótesis de que China ha ocultado información a inicios del brote de coronavirus; estos medios sostienen que esto contribuyó a que se haya expandido a nivel mundial. Además, los Estados Unidos responsabilizan directamente al país asiático de la situación, aunque se cree sería una estrategia de su presidente, Donald Trump, para desviar la atención ante el mal manejo de la crisis. ¿Tendrá China motivos para controlar la información?

La guerra comercial y el Petróleo

Una guerra económica entre China y Estados Unidos iniciaba a mediados del 2018 cuando el presidente norteamericano Donald Trump anunciaba su intención de imponer aranceles a productos chinos como el aluminio y el acero. En represalia, China presentó una lista de más de 100 productos estadounidenses sometidos a aranceles.

Ya pasados casi dos años del comienzo de la fuerte puja entre potencias, en enero del 2020 se llegó a la firma de un acuerdo entre las mismas, pero aún así, estas tienden a cambiar de parecer. El 1 de mayo, el diario El País de España, comentaba en una publicación: “El presidente de EE UU, Donald Trump, amenazó este jueves a China con aranceles y aseguró haber visto pruebas que le permiten afirmar, con un alto grado de confianza, que el nuevo coronavirus se originó en un laboratorio de la ciudad china de Wuhan, algo que Pekín niega.”

A la par de las tensiones entre China y Estados Unidos, no pudo pasar desapercibida la guerra de precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudita a inicios de la pandemia y el hundimiento del valor del crudo a nivel mundial. El mismo se cotizaba, a finales del 2019, a tan solo 32 dólares el barril, la mitad del costo. Mientras Rusia se negaba a bajar su producción, Arabia Saudita estaba a favor de disminuirla para apuntalar los precios, que habían bajado desde los inicios de la pandemia. Finalmente, se llegó a un acuerdo durante el mes de abril.

Resulta importante el actuar de cada potencia mencionada anteriormente para entender la situación. A Estados Unidos, a quien no le convenía la caída de precios, intervino, incluso amenazando a la OPEP (Organización de Países Productores del Petróleo), a fin de mantener los precios. El 4 de abril la agencia de noticias Reuters publicaba: “Si tengo que aplicar aranceles al crudo que venga de fuera o si tengo que hacer algo para proteger a nuestras (…) decenas de miles de trabajadores de la energía y a nuestras grandes compañías que producen todos esos empleos, lo haré, sea lo que sea lo que deba hacer”, dijo Trump a la prensa en una comparecencia sobre el brote del coronavirus.

En cuanto a China, tras ir superando la pandemia, ha abastecido sus reservas de petróleo como nuca antes. El Economista, diario español, relata en un artículo “China siempre ha estado al acecho y al igual que aprovechó el desplome del ‘oro negro’ entre 2014 y 2016, ahora no va a ser diferente. El país está devorando petróleo crudo en los mercados internacionales para llenar sus reservas de petróleo hasta los topes. El ‘gigante asiático’ está aprovechando la ampliación de la infraestructura de almacenaje de crudo que ha realizado en los últimos años y podría acumular más de 1.000 millones de barriles de petróleo en su territorio, superando de lejos las reservas estratégicas de EEUU.”

CFA Institute Blogs

Los ojos del mundo se posaron sobre el gigante asiático, ya que además de estar en disputa con los Estados Unidos, tuvo una impresionante reactivación económica al poco de superar la crisis sanitaria del coronavirus. Se ha abastecido de petróleo y además, presentó al mercado su nueva moneda digital, el e-RMB o Renminbi electrónico, la cual podría reemplazar al internacional dólar estadounidense.

Una frase atribuida a Napoleón encaja perfectamente ante esta situación “Cuando China despierte, el mundo temblará.” ¿Estará China en busca de coronarse como primera potencia? ¿Será el control de información una estrategia?

Fuentes:

https://www.nature.com/articles/d41586-020-01108-y
https://lta.reuters.com/articulo/petroleo-trump-idLTAKBN21M0VQ-OUSLT
https://www.bbc.com/mundo/noticias-51796524
https://elpais.com/economia/2020-04-20/el-petroleo-de-ee-uu-se-hunde-a-su-minimo-historico-y-el-mercado-de-chicago-le-permitira-cotizar-en-negativo.html
https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/10434457/03/20/China-aprovecha-el-colapso-del-petroleo-para-llenar-sus-tanques-de-reservas-hasta-maximos-nunca-vistos.html
https://www.businessinsider.es/ha-pasado-ano-guerra-comercial-426995
https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/05/01/economia/1588316518_012957.html

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estudiante de Periodismo en la Universidad del Norte. Escritora y lectora, amante de la música. Colaboradora en el Periódico Académico El Parlante.