Ghislaine Maxwell, la mano derecha del pedófilo Jeffrey Epstein, pagará 30 millones de dólares para pasar navidad en su casa

Ghislaine Maxwell, la mano derecha del pedófilo Jeffrey Epstein, pagará 30 millones de dólares para pasar navidad en su casa

Ghislaine Maxwell, amiga y considerada la madame de Jeffrey Epstein, el magnate pedófilo que se suicidó en la cárcel en julio de 2019, ofreció 30 millones de dólares como fianza, para salir de la cárcel y pasar la navidad y su 59° cumpleaños en su casa, ubicada en la localidad de Manchester by the sea, en Massachusetts.

Según informó el periódico «The Daily Telegraph», de los 30 millones, 25 serán abonados por el empresario tecnológico de 44 años, Scott Borgerson, quien es el marido de Maxwell, y quien ha sido co – fundador de «CargoMetrics Technologies», una firma especializada en el análisis de datos sobre envíos globales, según su página de LinkedIn. El resto del dinero será donado por los hermanos de Maxwell, Kevin e Ian.

Cabe destacar que todo ese dinero será confiscado en caso de que Maxwell huya antes del juicio.

Scott Borgerson, empresario tecnológico y pareja de Maxwel (Imagen: Getty Images)

Maxwell y Borgerson están casados y vivían juntos en su casa de 2,4 millones de dólares frente al mar en Massachusetts, hasta que ella se hizo con su propia propiedad valorada en un millón de dólares en New Hampshire, donde fue arrestada en julio.

Maxwell está acusada de seis delitos: incitar a menores a viajar para participar en actos sexuales, transporte de menores con finalidades de acto sexual, dos delitos de conspiración y otros dos de perjurio, sin embargo, ella niega todos estos cargos, por los que se enfrenta hasta a 35 años de cárcel.

El juicio de la socialité británica de 58 años, está fijada para julio de 2021.

Amigos y familiares de la detenida se han quejado repetidamente de que Maxwell está siendo “demonizada” y tratada de forma injusta, de que está en una celda diminuta y de que ha perdido pelo y peso en gran cantidad; tanto es así que temen un posible suicidio.

El Parlante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *