EL legado Punk

!Comparte!

Marc Steven Bell más conocido como “Marky Ramone” reemplazó a Tommy Ramone en la batería de The Ramones después de que éste se retirara en 1978. Su primera participación fue en el disco Road to Ruin de ese mismo año y tocó en vivo por primera vez el 29 de junio.

Foto: Marky Ramone Facebook

A mediados de año Marky había anunciado su gira por Sudamérica, con poca esperanza le eché un vistazo a la publicación y casi al final había marcado la ciudad Asunción, tremenda fue mi alegría y sorpresa al enterarme que tan anhelado sueño se podría cumplir, Verlo en vivo.

14 de noviembre fecha marcada en mis grandes experiencias musicales, llego el día.

Entre nostálgico al “Casco Antiguo” era un día agotador, en la tarde había tenido examen, y un par de conflictos con cuida-coches que se había apoderado de mi ánimo, pero un par de acordes ramonudos bastaron para renacer en 1, 2, 3, 4.

Fuente: rockenpy.com

Energía directa al corazón desde el trono del rey en cuestión: el tupatupa de Marky Ramone. Cerca del escenario y lejos en el tiempo, lo que tocó el quinto y último Ramón vivo fue pura historia. Canciones pop perfectas, concebidas con la gracia del chicle y pega, pero ejecutadas con furia militar y peligro urbano.

A partir del viejo rock, los Ramones tocaron lo que no se había escuchado antes e influyeron en la música y la cultura como ningún otro grupo americano. Y eso era lo que Marky nos recordaba en el tsunami eléctrico de cada canción.

Fotografía facebook.com ciudadpunk

Entonces supe que mantenía vivo el legado musical del grupo. Un ataque de clásicos que incluyó curiosidades como su versión de Spider-Man; el tributo que les hizo Lemmy de Motorhead, R.A.M.O.N.E.SHave You Ever Seen the Rain? de Creedence; My Back Pages de Bob Dylan; y su tradicional villancico punk, Merry Christmas (I Don’t Want To Fight Tonight).

Foto: Víctor Gayoso – Paraguay.Com

La rola final es el himno con el que hemos jalado por generaciones tras su invención: Blitzkrieg Bop. El lugar se movió algunos centímetros de su eje con ese grito de guerra, el llamado a la acción: Hey Ho, Let’s Go!

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *