Rompiendo mitos

Rompiendo mitos

Sin ánimos de decepcionar a algunos que tienen la historia del Brit-Pop de la década del 90 un poco idealizada, los que tenemos cierta edad recordamos ese movimiento con mucha nostalgia, tal vez, ya que marcó una época dorada de la música británica, siendo un movimiento musical de buena calidad, en algunos países con ciertas connotaciones «Indie».

La verdad que detrás del Brit-Pop hubo un enorme producto de las disqueras, que representó una orgía discográfica en contra de lo que mucha gente pensó en su momento, que tiene un tanto mitificada la escena en cuanto a su carácter independiente o alternativo, matiz que está lejos de lo que pasó en realidad, ya que en el fondo, constituyó como una necesidad musical con múltiples estrategias discográficas de gran volumen, donde hubo una enorme apuesta de muchas multinacionales que degeneraron el movimiento.

Logo de Blur. Wikipedia

De hecho el Brit-Pop como movimiento discográfico se gesta mucho tiempo antes de su “era dorada” que podría considerarse el periodo comprendido entre los años 1993 y 1996, pues, previamente se venía de unos años en que las grandes discográficas no pasaban por un buen momento de ventas; remontándonos incluso desde la época del post-punk fueron los sellos independientes quienes copaban los grandes lanzamientos de la época, lo mismo cuando apareció el movimiento «Madchester», ocurriendo un poco de lo mismo, donde las multinacionales no tenían la primicia en lo que a grandes lanzamientos se refiere.

Grupos considerados de culto, como Joe Division, My Bloody Valantine, The Smith, The Cure, Echo and The Bunnymen, Stone Roses y otros lanzaban sus obras en sellos independientes.

Collagge con varios sellos discográficos independientes de la oleada britpop.

Ya en los 90´s, con las grandes multinacionales del Reino Unido en crisis que se habían perdido durante muchos años los grandes lanzamientos discográficos reaccionan de dos formas; uno, buscando obsesivamente nuevas figuras musicales que “descubrir y vender”, y la segunda estrategia: comprar los sellos discográficos que puedan considerando que tenían mejor tino para encontrar a los artistas.

Tras esa obsesión de las grandes multinacionales es cuando a partir del año 1990 se genera lo que conocemos como el Brit-Pop, hoy día, ejemplo de lo que hablamos sería el caso de Food Records quienes en 1990 lanzaban “Lisure” opera prima de la joven banda BLUR que tuvo una gran repercusión, por lo que la EMI terminó comprando el sello.

Domino Recording Company. Wikipedia

Un año después Blur, a través de EMI, lanzaba su segundo álbum denominado “The modern life is a rubbish”, que se lanza por todo lo alto. En el 93 saldría a través del sello independiente “Nude” el primer álbum de Suede, un disco que revolucionaria totalmente el mercado discográfico británico.

¿Cómo reaccionaron las multinacionales ante esto?

Pues tratando de comprar Nude Records, quienes durante toda la década de los 90´s intentaron por todos los medios hasta ese momento al alcance, no ser adquirida por ningún gran sello, aunque terminó siendo absorbida por una gran multinacional mucho después.

Logo de Sub Pop Records. Rolling Stone

Este hecho, la de perderse una vez más las multinacionales un gran lanzamiento y la negativa de Nude Record a ser comprada y mantenerse independiente fue la punta de lanza del Brit-Pop, porque Sony Record (la otra gran multinacional) se veía en una situación de desventaja ya que EMI al comprar Food Record había conseguido fichar a Blur y veía como una discográfica independiente le anticipaba con un gran lanzamiento sacando el disco debut de la nueva estrella del momento, más su negativa de ser comprada, hizo que Sony Record, al quedar fuera juego, como estrategia terminó tragando vorazmente varias discográficas independientes, e ir a lo seguro.

Una de las primeras discográficas independientes que compra Sony Records, es Creation Records, que había descubierto a My Bloody Valentine y con este sello comienza la obsesiva búsqueda de nuevas estrellas, una de ellas sería la banda de los hermanos Gallagher: Oasis, agrupación por la que Sony Record hace una fuerte apuesta lanzando en 1994 su primer álbum que resulta ser una revolución en el Reino Unido.

Creation Records Label

De rebote, la legendaria banda Pulp juega un papel relevante, grupo de una larga trayectoria que no había tenido éxito con los sellos independientes logra un contrato con la Poly Gram Records, que también estaban en la política de adquisiciones multimillonarias de varios sellos independientes.

A partir de ahí una banda que venía durante años produciéndose a sí misma da un paso adelante y es nada más que producida por Ed Buller, producto de los primeros discos de Suede, uno de los productores de moda de la época. Con esto, a manos de los grandes sellos discográficos tenemos a los grandes jugadores del Brit-Pop de la época dorada, la primera gran generación, Pulp, Oasis, Blur, Suede, entre los más significativos.

Logo de nude records. Wikipedia

Pronto vendría la segunda gran oleada del Brit-Pop con los demás grupos de segundo nivel que suenan hasta ahora.

Así tenemos a las grandes discográficas dominando totalmente uno de los más grandes movimientos musicales de las historia, utilizando todos los medios a su alcance para absorber a discográficas independientes, y convertir a simples músicos en grandes estrellas e iconos de la música. Asimismo, la gran idea de crear grandes rivalidades marketineras como la que tuvieran Oasis y Blur, que redundaron en mayores beneficios para todos los implicados en estas jugadas maestras. La apuesta fue sin lugar a dudas al todo o nada.

El Brit-Pop fue sin dudas una de las épocas doradas del pop británico y tuvo artistas que arrasaron con las listas y charts en todo el mundo. Muchas veces, puede que porque fue una época de grandes discos y estrellas, olvidamos la fuerte presión discográfica que este movimiento tenía por parte de las multinacionales.

Fuente: Music Radar Clan

Diego Giménez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *