150 Años de Cerro Corá: El Paraguay Impotente

!Comparte!

En medio de las conmemoraciones (en el Gobierno Paraguayo: inexistentes) del Aniversario 150 de la inmolación del Mariscal Presidente Solano López en Cerro Corá, varios titulares de prensa anunciaron que en el Brasil, la principal cadena televisiva (Rede Globo) se hallaba concluyendo una telenovela que estaría relacionada al Emperador Don Pedro II y que abarcaría especialmente la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870).

Antes de que la serie fuera estrenada empezaron las intensas críticas y peroratas: que el actor que representa al Mariscal López no es paraguayo, que los brasileños son genocidas, que se está insultando la memoria de los héroes guaraníes… Y un largo etcétera…

El actor que representará a López.

Esto, damas y caballeros, me atrevo a decir que simple y llanamente representa un estado de ánimo y un estado mental del pueblo paraguayo. Una reacción ante el acto que considera impune, sin respuesta seria alguna, por parte de quienes hasta hoy siguen vendiendo «pescado podrido» respecto a las verdaderas causas y orígenes de la más grande contienda bélica internacional de América.

Esta reacción se muestra totalmente histérica y desmedida. Es un plagueo que sale del corazón, es el Espíritu Patriótico del Paraguayo que busca hacer justicia por mano propia (aunque no se haya perpetrado, en lo referente a la telenovela de Rede Globo) en cualquier escenario, ante cualquier pequeño intento foráneo de mancillar de «pensamiento, palabra, obra y omisión» al Supremo Regente del Paraguay durante la sangrienta conflagración…

Si. Es una reacción noble y patriótica. Pero histérica.

Histérica, porque el pueblo paraguayo se siente abandonado. Se siente como una mujer que no recibe el apoyo y cariño de su esposo. Humillada y ofendida, sin nadie que la ampare ni defienda. El pueblo paraguayo estalla en furia y sus alaridos son los de la impotencia…

Impotencia, sí. Sentirse impotentes y ver tanta impotencia por parte de nuestras autoridades de Cultura, Educación, el mismo Presidente de la República, Mario Abdo Benítez, quienes en todos estos años de conmemoración del «Sesquicentenario de la Epopeya Nacional» no han hecho nada, absolutamente nada para celebrar a través del arte, de la cultura y la cinematografía al Héroe Máximo del Paraguay y sus legendarios soldados.

Desde el 2014 hasta este año 2020, ninguna sola señal. Ninguna sola producción cinematográfica de envergadura. Nada que pudiera presentarse en defensa o apología de la causa paraguaya (que como diría Sir Richard Francis Burton, era una causa justa) y que se utilice para abogar y promover la versión guaraní de la historia, que es la versión más aproximada a la realidad y lo ha sido desde siempre, a pesar de todos los intentos de silenciación y falsificación que se llevaron a cabo.

Es un poco «denso» decir esto pero… ¡Hasta el Gral. Alfredo Stroessner, con todas las cosas que se le endilgan, en el Centenario de la Epopeya Nacional hizo un enorme esfuerzo económico para apoyar la mítica película «Cerro Corá» con Roberto de Felice en el rol del Mariscal López! Fue la primera y la última vez que el Gobierno Paraguayo hizo algo así… ¡Ah, tristes héroes del Paraguay, ahogados en el olvido eterno por tus gobernantes!

Histeria e impotencia van de la mano. El pueblo sabe que de sus autoridades no puede esperar nada de patriotismo, nada de dignidad, nada de amor propio, nada de honor, nada de gallardía, nada de coraje, nada de HOMBRÍA en una sola palabra. Es un Gobierno de pusilánimes, cobardes, apocados, blandengues, afeminados… ¡Y el pueblo grita histérico, como una mujer abandonada, ante tanta impotencia!

¿Dónde estará Marito el 1 de Marzo de 2020? Según su agenda oficial, estará de viajes diplomáticos… A él le pasa por el costado más oscuro la conmemoración de Cerro Corá.

¿Y los demás? Bien gracias. Algunos van a poner la linda carita para cumplir, y nada más.

¿Qué le queda al pueblo? Plaguearse. Porque si pudiera hacer algo más… Ya tuvimos casos peculiarmente graves y nadie quiere que eso ocurra de nuevo. El paraguayo se plaguea porque es la única forma que tiene para dejar salir tanta… Impotencia… De su alma…

Es un pueblo que, en lo referente a arte, cultura y defensa de su identidad, está en manos de impotentes. No hay otra palabra para definir a esos personajes que nos gobiernan… O en realidad, sí la hay. Pero Facebook me va a censurar si la uso. Aunque puedo decirlo con ingenio:

Ma-rasmo mental,
Ri-gor mortis pélvico,
Con-ciencia de esclavo.
Eso es lo que te define, Marito.
(Y tus amigos también).

Por lo demás, deseamos éxitos a Rede Globo en su nueva serie «En Tiempos del Emperador». Los brasileños hacen lo suyo, y no tienen la culpa de que ellos sí son potentes (aunque no tengan razón).

Y me gusta la elección del uruguayo Roberto Birindelli en el rol del Mariscal López. Es un actor muy talentoso y (al menos en la fotografía) transmite hombría, hidalguía, nobleza, honor, fortaleza… Virtudes que en gran medida poseía el Héroe Máximo del Paraguay… Virtudes que son el antónimo de nuestros gobernantes…

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *