20 años de Fight Club y el fin de la década de los 90s

!Comparte!

Estamos acercándonos a una nueva década y siempre es emocionante mirar al pasado con nostalgia. Son muchas situaciones, personas, hechos, canciones y películas las que marcan un hito en algún momento de la vida y recordarlas se vuelve muy gratificante.


La década de los 90s significó un cambio, principalmente llevado por los jóvenes de la “Generación X” que ya no se sentían a gusto con un mundo conformista y en guerra, que buscaron expresarse a través de la música grunge, las protestas y las películas.

Estos años fueron despidiéndose de a poco, y uno de los momentos mas significativos fue sin duda el revuelo que causó el film satírico “Fight Club” de 1999, dirigido por David Fincher y protagonizado por Edward Norton, Brad Pitt y Helena Bonham Carter, en donde el personaje de Norton ejemplifica lo dañina que puede tornarse la monotonía y todos los problemas que acarrea consigo una vida aburrida donde todos los días se parecen al anterior y no ocurre nada emocionante que logre generar una especie de pasión en uno mismo.

El aburrido día a día del protagonista de la cinta le genera un tremendo insomnio, por lo cual recurre a centros de ayuda para problemas que no posee, un grupo de ayuda para hombres con cáncer testicular, otro para gente con tuberculosis, para gente con cáncer y cosas así, lo cual le brinda una paz temporal para poder conciliar el sueño.

Sin embargo, la aparición de Marla (Bonham Carter) que realiza lo mismo que él con los grupos de autoayuda vuelve a molestar su inminente tranquilidad. Todo esto hasta que conoce a Tyler Durden (Pitt) en un avión, un vendedor de jabón que es la representación de todo lo que añora ser el protagonista, rudo, sin miedos, y feroz. Junto con él entablan una buena amistad, hasta darse cuenta de que el hecho de golpearse mutuamente les ayuda para aliviar el stress, acto que realizan en las afueras de un bar, donde ante la atenta mirada de unos testigos realizaban sus peleas para liberar la tensión, hasta que algunos de los extraños deciden unirse y así nace la idea de formar un “Club de la Pelea” que con un simple reglamento servía a todos los caballeros para unirse y así liberar la rabia que llevan acumulada dentro suyo.

La idea del club funcionó bastante bien por un tiempo, hasta que fue cambiando su idea original para volverse una especie de culto, en el cual realizaban distintas clases de protestas en contra de lo que para ellos significaba lo malo del mundo. Así aparece el “Project Mayhem” cuyo objetivo principal era el de volar los edificios del centro financiero de la ciudad donde ocurre la trama. Esto deja disgustado al personaje de Norton y coincide con la desaparición de Tyler Durden, que derivó en una implacable busqueda.

Toda esta búsqueda del supuesto lider del “Project Mayhem” llevó al que quizas sea uno de los plot twist mas grandes de los últimos años, y es que Tyler Durden existió solo en la cabeza del protagonista, representado la personalidad que siempre quiso tener y logrando lo que deseaba siempre en su interior.

El clímax de la película se da con el enfrentamiento tanto físico como psicológico entre ambas personalidades del protagonista, hasta que vence la original e intenta con sus últimas fuerzas detener la inminente detonación del centro financiero, fallando con esto y dejandonos con uno de los finales mas poéticos de la historia del cine, Marla y el protagonista tomados de la mano y admirando el increíble derrumbe de los edificios, mientras que de fondo suena la canción “Where is my Mind?” De la banda Pixies.

Y es con esos edificios cayendo y con el inicio de los créditos que se despide una tremenda película y se marca el final de una década que tuvo de todo.

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *