Albino, el profeta de San Lorenzo

Albino, el profeta de San Lorenzo

Prácticamente desde el inicio de la civilización han existido gobernantes que se han jactado de ser ungidos por la gracia divina para ostentar el poder en una determinada sociedad. Nuestro país, en pleno siglo XXI, no se encuentra exento a esta situación.

El célebre intendente municipal de San Lorenzo, Albino Ferrer, en varias ocasiones ha manifestado su “estrecha relación” con Dios, a la hora de justificar las falencias y desidias de su administración.

En el año 2015, un incendio de importantes proporciones consumió cerca de 200 casillas instaladas clandestinamente en el pintoresco e histórico Mercado Municipal de San Lorenzo.

En la ocasión, Ferrer mencionó que tal suceso era una incuestionable “disposición de Dios”.

Igualmente, como todo político paraguayo, trasladó la culpa a las gestiones municipales anteriores a su administración “ungida”, al tiempo que pedía resignación ante el “mandato de Dios”[1]. “Qué vamos a hacer, tenemos que acatar”[2], concluyó en ese entonces.

Durante una entrevista con Radio Uno, Ferrer ratificó su estrecha relación con el Creador cuando explicó que a través de un sueño, vislumbró que el mercado sería consumido por aquellas llamas, mientras él gozaba el día anterior de una relajante jornada de pesca en las aguas del Río Paraguay en Villa Oliva, Ñeembucú.

“El miércoles me fui a pescar a Oliva, al día siguiente le conté a mi señora que soñé que el mercado se prendía y que yo corría como loco a pie. Le dije: tenemos que volver y el viernes llegamos de vuelta a casa”[3], explicó en la ocasión.

Estas declaraciones, obviamente, acrecentaron aún más el disgusto de la comuna sanlorenzana, quienes en su momento manifestaron su hartazgo contra el líder comunal. Pero, contradiciendo todo pronóstico, Albino Ferrer sería reelecto meses después, dejando  en la mente de todos, con suma perplejidad, la siguiente pregunta:

¿¡HA UPÉI!?

No hace mucho tiempo, el político de «prominente» inteligencia volvió a utilizar a Dios en sus excusas luego de que San Lorenzo haya sido elegida por los internautas del Facebook como “La ciudad más fea del Paraguay”, a causa de la pésima limpieza, las calles llenas de baches, y demás falencias que golpean a los sanlorenzanos, cual plaga divina.

“La lluvia no puede atajar nadie, solo Dios, ni diez Albino Ferrer pueden atajar, excelente trabajo está haciendo MOPC y Essap. La gente tiene que aguantar un poquito. San Lorenzo es muy grande, hace un año que empezamos los trabajos”[4], argumentó Albino.

Las religiones, naturalmente, son un aspecto muy importante dentro de la vida personal de la gente, pero en una sociedad organizada institucionalmente y con un marco legal, argumentar este tipo de falacias se debe considerar como una deleznable falta de respeto hacia la inteligencia de la gente, e incluso hacia sus creencias.

El intendente de San Lorenzo debe entender que la fe no puede ser argumento para explicar, defender, contra argumentar, las cuestiones estatales que afectan directamente, en este caso, a la gran populación de una de las ciudades más importantes de todo el territorio nacional.

Fuente Imagen: http://www.sanlorenzohoy.com/2014/08/albino-ferrer-aseguro-que-en-diciembre.html

Y en cuanto a los sanlorenzanos, ejercer el voto castigo, en este país, es realmente como tomar un revólver y jugar a la ruleta rusa, pero creo que muchos coincidirán en que la bala es preferible antes que un nuevo periodo del profeta Ferrer.

Por Rodolfo Sosa

Fuente Imagen: Albino Ferrer. http://www.sanlorenzomuni.gov.py/index.php/institucion/autoridades


[1]http://www.abc.com.py/edicion-impresa/judiciales-y-policiales/atribuye-a-disposicion-divina-1353422.html

[2]Íbid.

[3]https://www.hoy.com.py/nacionales/albino-ferrer-sone-que-el-mercado-se-prendia

[4]https://www.hoy.com.py/nacionales/baches-en-san-lorenzo-albino-culpa-a-dios-y-pide-aguantar-un-poquito-mas

Rodolfo Sosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *