Cerro Porteño, un club que hace 18 meses esta por debajo de su archirrival

Cerro Porteño, un club que hace 18 meses esta por debajo de su archirrival

Como todos sabemos el que viene dominando el fútbol paraguayo es el máximo archirrival de Cerro Porteño, Olimpia, que supo conquistar en 18 meses un tricampeonato y estuvo a dos minutos de conquistar la primera edición de la copa Paraguay que le fue esquiva en la tanda de penales.

¿Porque hago énfasis en esto? Para señalar que a falta de una fecha de terminar el campeonato Paraguayo, Cerro Porteño terminará a 11 puntos debajo de su tradicional rival una vez finalizado un torneo en donde su dirigencia jamás hizo mea culpa del rotundo fracaso de año y medio, y en un campeonato en donde a base de notas de presión a los árbitros y conflictos con la entidad matriz del fútbol paraguayo, creyó que iba a poder tapar los 18 meses de fracaso y lamento de sus dirigentes.

Me pregunto ¿por qué razón la dirigencia de Cerro no hace mea culpa del fracaso de su dirigencia que a boca llena dicen que tienen el mejor estadio del Paraguay? Si bien es cierto que la Nueva Olla es el mejor estadio del Paraguay, otra pregunta que ronda en mi cabeza es ¿Porque la Conmebol no eligió el mejor estadio para la final de la Sudamericana?

Para acotar el asunto, siempre en el mismo contexto, hay que recalcar que los partidos no se ganan con un hermoso estadio. Precisamente ese estadio es lo que al club no le permite salir de la crisis, ya que en cada fecha la dirigencia tiene que hacer promociones como por ejemplo «Si llevas puesta la azulgrana, ingresas gratis a plateas», o el ya dichoso «2×1».

En otro punto, siempre observo que las redes sociales se hacen llamar «La mejor hinchada del país». Si bien es cierto que es la que más alienta y, es más, me atrevo a decir que si hubiese un torneo de hinchadas, la murga de Cerro iba a ganar todos los campeonatos, sin embargo, estimados amigos cerristas, para tal asunto lastimosamente no hay premio y no se clasifica a la copa o se asegura algún torneo internacional. Por esa razón, una vez más me pregunto ¿Porque tanto se prestan para sacar cantidad de asistentes, y se empecinan en quien llevo mas gente, si los partidos se ganan en el campo de juego no en las boleterías? Ojo, aclaro que en lo económico viene muy bien eso, no obstante no veo la necesidad de hacer promociones para tener un buen marco en la Nueva Olla, teniendo en cuenta que la hinchada azulgrana es «La mejor hinchada del País».

Ahora bien, vayamos a lo futbolístico. En el equipo de Jubero hubo jugadores que no estuvieron a la altura este semestre como es el caso Salustiano Candia, Marcelo Palau, Jorge «el conejo» Benítez, Diego Churin, el portero Juan Pablo Carrizo que, por el bien del fútbol y de Cerro Porteño tuvo una lesión y dió minutos el Popi Muñoz, que si estuvo a la altura del arco de Cerro.

Los que sí cumplieron fueron: Alberto Espínola, Juan Aguilar, Mathias Villasanti, «El Pachi» Carrizo que empezó bien y después tuvo fechas de lagunas como Hernán Novick que, es un jugador que no aparece cuando las «papas queman» y con esto a Cerro no le alcanza para llegar al objetivo. Un jugador que llegó, se puso la camiseta y rindió fue Joaquín Lavirrey, quien es un 9 táctico que cualquier equipo quisiera tenerlo y que junto al «León» Guaraní estuvieron a la altura.

Otro que no llenó las expectativas fue Oscar Ruiz, quien a pasar de su horrible semestre salto una oferta del Morelia de México. Si yo fuese Zapag, ya mismo cierro su ida al fútbol Mexicano. Hablando de México, es necesario que hablemos del mejor central del futbol paraguayo, Juan Escobar que tiene una oferta tentadora del Cruz Azul de 4 palos verdes de la moneda americana. Escobar fue uno de los puntos mas altos de este equipo Azulgrana.

Uno de los jugadores azulgranas que fueron de más a menos, es el lateral Santiago Arzamendia, quien tuvo jornadas de alto nivel pero después de su vuelta a la selección estuvo por debajo de su nivel. En los últimos partidos se vió su esfuerzo para revertir la situación.

En conclusión, Cerro debe contratar como mínimo 5 refuerzos para encarar los 8vos de la Copa, entre ellos es necesidad un enganche, dos jugadores por fuera, un lateral y un central, en caso de que vaya Escobar para que juegue a lado del «Vasco» Amorebieta. Otro sector en el cual también debe reforzarse el Ciclón es el la dirección técnica, ya que Jubero ha demostrado una vez más no esta al altura para dirigir un club tan grande como el Ciclón de Barrio Obrero.

Jorge Ibarrola