El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Educación Nacionales Opinión Realidad Nacional

De victimarios a victimas: La mediocridad, la mejor opción para el paraguayo

Mientras escribo estas líneas, espero que el lector pueda reconocer en ellas la rabia, la impotencia, el dolor y el despecho que siento luego de oír al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y el nefasto, impresentable y por sobre todo, irresponsable ministro de la Cartera de Educación (MEC), Eduardo Petta San Martín.

Esto crece cada vez que ese ministro se atreve a abrir la boca, refiriendo primeramente y textualmente “Una educación mediocre o nada, que prefieren”, “No me pidan la excelencia”, “el niño que no haga la tarea, no recibirá el kit de alimentos”. ¿Pero que nos está pasando? ¿Vamos a seguir conformándonos con esto? ¿Por qué nos merecemos la mediocridad? ¿Por qué?

Para que se entienda como corresponde, no estoy en contra de la suspensión de clases presenciales en el país, ya que por cuestiones de sanidad, y por estudios científicos realzados, es sabido que los menores o niños, son aquellos que con más facilidad adquieren virus respiratorios, a lo que hoy en día no nos podemos dar el lujo, ya que nadie garantiza que si llegan a sufrir de Covid-19, no pueda llevarlo a una muerte drástica llena de sufrimientos , y de la misma forma, contagiar a sus padres, abuelos entre otros. Lo que no tolero es que el Eduardo Petta, de victimizarse diciendo “Ningún ministro de Educación del mundo estaba preparado para la pandemia”, intentando ser él, el individuo más perjudicado y a la vez, defendiendo la mediocre gestión que lleva desde hace un año y medio.

Eduardo Petta San Martín, ministro del MEC. Fuente: @sicompy

Las tareas: Según el ministro, el 88 por ciento de los niños que acuden a escuelas públicas llegaron a hacer las “tareas de repaso”, que fueron descargadas por los maestros, enviadas vía WHATSAPP (una herramienta totalmente inadecuada para la educación) a los padres de familia, generando así, una suerte de control entre profesores y padres, por las actividades que debían realizar los estudiantes. Una gran proporción acudió a otros sitios web que daban respuestas a sus preguntas, otro sector contrató a profesores particulares y el otro sector copió del estudiantado que logró comprender la “tarea de repaso”.

Me consta, porque tengo sobrinos en escuelas públicas y privadas, que cuando una tarea era mal entregada, las mismas maestras mandaban las respuestas correctas, claro, porque el niño debe ser mediocre y no debe aprender. También me consta que a alumnos del primer al noveno grado se les daba clases nuevas como “tareas de repaso”, esto ocurre porque el MEC no contempla la posibilidad de que en los colegios no se desarrolle todo el programa escolar, por lo que se vislumbra la primera falacia del ente estatal NO EXISTE EDUCACIÓN INTEGRAL IGUALITARIA PARA TODOS LOS NIÑOS Y JÓVENES DEL PAÍS.

Maestros: No estoy en contra de los trabajos que están realizando los docentes actualmente, es más, de pie los aplaudo, porque en algunos casos llegan a hacer maravillas con las migajas que el MEC les tira, porque ésa es la verdad, todos los años se manifiestan para lograr tener mejores pensiones, salarios y materiales, así como mejorar las estructuras de los colegios.

Es por eso que los docentes, los alumnos, y por sobre todo los padres, son las víctimas de este espantoso, precario, espeluznante y doloroso sistema de educación al que sobrevivimos todos los años y que el Covid-19, solo puso en exposición. Estoy harto de escuchar que somos el producto de lo que nos tocó vivir, ¿es posible que podamos exigir una educación de calidad y no conformarnos con la mediocridad? “No me pidan excelencia. Ningún Ministro de Educación estaba preparado para esto.”

Eduardo Petta San Martín, NINGÚN PAÍS ESTABA PREPARADO PARA UNA PANDEMIA. Nadie, absolutamente nadie, pensó en un plan de respaldo para este tipo de casos, o ¿acaso usted no vio como países de primer mundo han perdido miles de vidas? Nadie está pidiendo excelencia señor, estamos implorando un mecanismo de educación que sea factible para todos, hasta para aquellas comunidades que se encuentran en los lugares más recónditos del país, no sólo de Asunción o de los Departamentos y ciudades con más población, PARA TODOS.

No pretendan decir que por medio de WhatsApp se pueden realizar clases, ¿qué pasa con la interacción de alumno-maestro, de las preguntas existenciales que se les presente en aulas a cada niño o niña?, no es lo mismo recibir PDF´s y que los padres realicen los trabajos que ni siquiera entienden y deben rebuscarse por internet para dar respuestas a “las tareas de repaso”. Ya que esta situación nos encontró desprevenidos a todos, ¿por qué no tomarnos un tiempo, reflexionar lo más posible con las propuestas educativas y entregar algo de calidad en diciembre? O ¿ahora de ser un superhéroe y de decir que “del que quiere puede”, prefiere mostrar una actitud victimista?

El ministro tiene como parámetros a dos países limítrofes como Argentina y Brasil, que se encuentran totalmente sumidos en la marginalidad, pobreza y totalmente afectados, como parámetros. Tenemos que dejar de ser provincianos, somos una Nación que ha crecido mejor sola, que se ha desarrollado bastante mejor que los demás, por lo que al compararnos con ellos lo único que estamos diciendo es lo siguiente “ellos son mediocres, seamos todos mediocres.

Somos una Nación enamorada de la desgracia, en donde mientras más luchones seamos, más suframos, más enfermos estemos, más nos auto-flagelemos, más nos sentiremos arraigados a nuestra “gloria”; Roa Bastos lo había avistado, décadas atrás.

De una manera repugnante refirió el Ministro, ”Si un niño que no es de una escuela quiere almorzar, obviamente el profesor le va a preguntar y ¿él quién es?, le puede dar de comer, pero por solidaridad, no por derecho y la ley es clara, el almuerzo se sirve al niño que asiste a la escuela, como ahora las clases presenciales se postergaron, el niño debe trabajar a través del aula virtual, y si trabaja tiene que enviar su tarea hecha, si no lo hace, se supone que desertó”. En pocas palabras. Si querés comer…hacé tu tarea. Y si bien es cierto, él no es el representante de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), condicionar el hambre por tareas hechas, es un poco cruel y de poca empatía hacia el necesitado de su parte. CUANDO HAY HAMBRE, EL CEREBRO NO FUNCIONA BIEN. SI EL CEREBRO NO FUNCIONA BIEN, EL APRENDIZAJE SE HACE MÁS DIFÍCIL.

Por otro lado, no presentó ninguna respuesta clara para los colegios privados, que si bien buscan lucro, ese mismo lucro va para maestros que no tienen un rubro en el MEC, personal administrativo, personal de limpieza y de logística en general, por lo que varios trabajadores se encuentran varados a la suerte con respecto a su trabajo y expectantes, ante lo que vendrá en la más total incertidumbre.

Cuando fue cuestionado, por el sistema de evaluación para que los niños pasen o no de grado, comenzó a hablar de comunidades indígenas, distintas formas de gestiones y protocolos que serán revisados durante toda la pandemia, pero no dio una respuesta clara al respecto, por lo que se puede entender que probablemente este año tengamos niños que pasen de grado pero que no sepan ni entiendan nada de lo que tienen en sus cuadernos.

Espero que en ese “receso escolar” que plantean hacerlo del 4 al 15 de mayo, alguna mente brillante pueda ser parte de la mesa de educación, o al menos aquellos que se sienten a analizar las situaciones y distintas realidades que subsisten y coexisten en el país, para brindar una enseñanza, al menos similar para todos. Que ningún sector se vea privilegiado y que puedan pensar más allá de Calle Última, de Ciudad del Este, Encarnación y Asunción. De ese modo aquel niño con una mente privilegiada que vive en Arroyito, Hugua Ñandu, La Pastora, Yhú, Borja, Ñumí, entre otros, pueda aprovechar al máximo el conocimiento que será distribuido.

No pedimos excelencia, imploramos que las soluciones mínimas que se puedan ejercer a partir de esta atroz pandemia que nos toca vivir lleguen realmente a todos, imploramos que todos tengan el mismo acceso, y si en ciertos sectores no se pudiera garantizar el uso de internet que la educación sea equitativa, por medio de libros que estén bien confeccionados, que tengan una buena estructura gramatical y sin errores matemáticos.

Imploramos que la mediocridad ya no sea una opción para el estudiantado, nunca más.

La conferencia de Prensa completa aquí:

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=3449388508411106&id=138282352917817

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *