El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Actualidad Análisis Nacionales Nota Opinión Realidad Nacional Salud

Del Covid-19, otros desencantos y el Estado

!Comparte!

En la mañana de este miércoles (sé que las primeras líneas son de periodismo informativo, pero posteriormente vendrá la opinión), el ministro de Salud del Paraguay, Julio Mazzoleni, en conferencia de prensa, presentó la forma en que nuestra Nación se enfrenta contra el covid-19, comparando al país con un barco, que en lugar de enfrentar la tormenta, pasó al costado de ella, sin lograr evitar que algunas salpicaduras lleguen a la embarcación, pero de manera afortunada y gracias a que los tripulantes fueron conscientes, se logró controlar una posible inundación. 

Una gran metáfora para indicar que en más de 40 días de cuarentena, “solo” existen 220  infectados, incluyendo a los nueve fallecidos, 70 recuperados, las 24 casos sin nexo y 72 provenientes del exterior, haciendo un total de 141 individuos que se encuentran infectados actualmente.

Parte de la Conferencia de Prensa del ministro Mazzoleni donde explica la metáfora del barco. Captura de pantalla.

Por primera vez el medio El Parlante, participó de manera activa en una conferencia de prensa con el Ministro del Ejecutivo Dr. Julio Mazzoleni, para lograr obtener alcances mayores en cuanto a perspectiva.

  • ¿Cuándo comenzarán a realizar más pruebas? ¿Cuál es el motivo por el que la cantidad de pruebas realizadas siguen siendo menores a los 500 por día?
  • Si bien se está hablando de la flexibilización de la cuarentena, para enfermarnos de a poco e intentar adquirir inmunidad. ¿Estamos listos para soportar las posibles cantidades de contagios, teniendo en cuenta la experiencia de Italia, España e inclusive Brasil?
  •  Si comenzamos a reactivar el sector comercial en el país ¿Cuáles son los pasos que debemos de seguir? Teniendo en cuenta la flexibilidad de la cuarentena, el contagio controlado y demás.
  • Explicar correctamente la idea de la cuarentena flexible, ya que muchos hablan de supuestas «conspiraciones» de parte del sector empresarial, por lo que algunas personas comienzan a especular teorías, que si bien no son reales, se sienten asombradas por las mismas y dejan de creer en la figura que adquirió el ministro Mazzoleni, desde el inicio de esta pandemia.

Preguntas que podrían abordar mucho, dependiendo de la respuesta del jefe de la cartera estatal.

Mazzoleni refirió inicialmente, que las medidas adoptadas en la cuarentena, como la adopción de higienización básica, ayudó bastante a no llegar al pico que esperaban para estas fechas, ya que desde el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), se estimaba que aproximadamente para las primeras fechas de mayo, superaríamos la barrera de los 900 contagiados, cosa que afortunadamente no se dio.

Refirió que la causa que responde a la poca cantidad de pruebas es que no existe un gran espectro de personas que se encuentren con síntomas o que se realicen los test. Así también indicó que una vez que “la cantidad de infectados” aumente, ya se tienen preparados varios laboratorios para realizar dichos procesos.

Lo que me lleva a pensar que se está esperando a que existan más contagios. Comprendo la idea de la inmunidad y el supuesto “contagio controlado”, pero ¿qué pasaría si esta situación se desborda y terminamos como una de las naciones con más fallecidos? Seré un ignorante en cuanto a la salud, pero no comprendo esta postura, ya que hemos visto familias enteras morir en España e Italia, ¿Qué le espera al Paraguay?

Parte de la conferencia de prensa del Ministro Mazzoleni. Captura de pantalla.

Volviendo nuevamente a la conferencia de prensa, Mazzoleni explicó que las medidas de sanidad a nivel general ya no van cambiar y que una vez que ingresemos a la cuarentena inteligente, las empresas deberán tener todos los recaudos para con sus empleadores, medidas sanitarias, mascarillas y distanciamiento social.

Indicó que desde ahora, la ciudadanía entera debe adoptar una nueva forma de vivir, es decir, cuidarnos como si estuviéramos infectados para no infectar a los demás. Y es aquí donde voy yo de nuevo, ¿acaso eso no es contradictorio con la idea de un contagio controlado? ¿Qué pasará con las personas que no puedan acceder a estas medidas de sanidad serán los primeros conejillos de Indias?

Encaminados hacia una “cuarentena inteligente”, veremos cuál será el resultado o más bien, las líneas de acción que se tomarán con respecto a los infectados que vayan creciendo gradualmente, ya que si no pueden ser controlados en los distintos centros asistenciales centinelas, así como las diversas infraestructuras que finalmente se realizaron en algunos nosocomios, solo gracias al Covid-19, podríamos retroceder en la idea de un “aislamiento flexible” y volver a las opciones que sabiamente se tomaron desde el comienzo.

Twitter del Ministro Mazzoleni.

¿Pero qué hay que esperar? ¿A que la tasa de mortalidad crezca abismalmente? ¿Qué lleguemos a los 100 mil infectados?, lo que sería catastrófico para un país como el nuestro, o ¿esperar a que todos los acianos, enfermos oncológicos y de otras patologías de base comiencen a morir de manera masiva? ¿Qué hay que esperar? ¿El Estado se hará responsable de estas muertes?

Mazzoleni refirió que no existe una presión del sector empresarial para flexibilizar la cuarentena. Cuarentena que hace dos semanas es nula, ya que la mayoría de los trabajadores fueron convocados a sus distintos lugares de trabajo, por lo que cuando el jefe de la cartera estatal refiere que el índice de infestación ha descendido, no contempla la presión de parte de las empleadores, para reactivar el trabajo, lo que podría indicar una verdadera subida en el índice de infestación.

Captura de pantalla de la conferencia de prensa del ministro Julio Mazzoleni

“Estamos haciendo esto bajo los criterios de Salud. Todo interactúa, fíjense que los problemas de economía se trasladan después a problemas de mayores índices de nivel socioeconómico más bajo, que se traducen después en enfermedades crónicas no transmisibles que aumentan. Están asociadas a los niveles de pobreza las enfermedades cardiovasculares. Realmente es difícil explicar esto, es por eso que antes intenté hacerlo con una analogía”, desarrolló en su discurso.

Pero justamente, esas personas que están con problemas cardiovasculares,  diabetes, colesterol alto y demás, son las que se encuentran en mayor riesgo, por lo que no consigo concebir una cuarentena flexible. Además, al hablar de los sectores socioeconómicos más bajos que necesitan salir a trabajar, claramente se puede notar que el Estado no está realizando un trabajo real, por lo que aquellos que tienen un poco que les sobre realizan las ollas populares, que son romantizadas  por todos, sin tener en cuenta que estamos supliendo uno de los roles principales del Gobierno, que es cuidar de su pueblo.

Nos encontramos a la espera de un tratamiento fiable para el Covid-19, y de una vacuna, de estudios científicos que nos ayuden a sobrellevar esta pandemia que hasta la fecha se ha cobrado la vida de 195.119 personas, niños, jóvenes, adultos y ancianos, en todo el mundo. Muertes que no necesariamente tuvieron que llegar a esos números, muertes de personas que no tenían patologías de base.

Si esta flexibilización resulta con el deceso de varios compatriotas, ¿qué nos espera? ¿Esperar a ver qué pasa? O simplemente dejarnos llevar…

La conferencia de prensa completa en el siguiente link:

!Comparte!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *