Educación: pésimo legado de los políticos de turno

Educación: pésimo legado de los políticos de turno

Muchas veces nos hemos preguntado qué sentido tiene la vida terrenal. Vinimos a este mundo con un ciclo, un propósito, una estructura hecha a base de lo que nuestros antepasados nos han estado inculcando desde pequeños. Partiendo de todo esto, surgen miles de incógnitas con respecto a la palabra “educación”, una forma sistematizada de aprender, un mecanismo para leer sin entender, un sinfín de preguntas sin responder, esa es la educación paraguaya.

Tantas causales de la situación actual del país, nos conlleva a pensamientos que muchas veces no llegan a puerto. Detener el tiempo, observar detalladamente los puntos específicos donde estudios internacionales posicionan a nuestro país en los peores lugares del ranking mundial desde hace varias décadas. Cabe mencionar, que el sistema educativo en el Paraguay se basa netamente en una comprensión lectora totalmente superficial. Los niños, jóvenes e incluso adultos que van a escuelas o colegios logran leer, pero no son capaces de expresar verbalmente la idea central de algún texto[1].

Las precariedades del sistema educativo paraguayo parecen no sufrir ningún cambio favorable. Fuente de la Imagen: elmundo.es/america

Paupérrimo, sería la carátula perfecta para nuestro nivel educacional[2]. Los niveles de aprendizaje marcadas teóricamente por el Ministerio de Educación y Ciencias, están muy lejos de cumplirse a cabalidad. Los problemas de corrupción son cada vez más notorios en cantidades masivas, y esto a su vez perjudica de alguna u otra manera al sistema educativo.

No existen los recursos necesarios para seguir invirtiendo en educación”, es una de las frases más escuchadas. Pero, siempre existen recursos económicos para sueldos, aumentos, niñeras de oro, caseros de oro, cocido de oro, bocaditos para eventos y mucho más presupuestado y pagado con dinero del pueblo. Parece ilógico, ¿no? Pero esa es la cruda realidad.

Según estadísticas, la inversión en educación no alcanza ni el 7% del Producto Interno Bruto (PIB), solo se invierte el 5% con todos los aportes provenientes del FONACIDE y la Cooperación Internacional. Estamos en un retroceso constante, donde cada vez va empeorando la situación[3].

La educación es la base del éxito”, el título perfecto para una redacción que describe la situación que atraviesa nuestro país. Resaltando así, que la calidad del país depende netamente de la educación, y es por eso, que Paraguay se encuentra actualmente atrasado.

El estado paraguayo ha demostrado su ineficacia para dotar de educación de calidad a todos los compatriotas, el efecto directo de esta negligencia es el atraso del país. Fuente de la Imagen: lanacion.com.py

Por otro lado, podemos destacar que el nivel de pobreza está enlazado con la educación. Porque un país completamente desarrollado, es un país con profesionales por doquier. Por dar un ejemplo, los modelos educativos como los de Finlandia, Singapur, China, Chile o Costa Rica son dignos de replicar en Paraguay[4], que, por el contrario, es uno de los países que cuentan con un sistema educativo bastante deficiente[5].

Uno de los casos más escuchados, proviene de personas con escasos recursos. Niños y jóvenes que no pueden asistir a escuelas o colegios por el simple hecho de no contar con lo requerido (vestimenta, alimentación, útiles escolares). Si bien, podríamos adentrarnos al tema específico de útiles escolares que provee el gobierno, tendríamos también una diversidad de quejas al respecto. Las clases comienzan en febrero, a más tardar marzo, pero los útiles van llegando a mitad de año, cuando la mayoría de los estudiantes ya han gastado comprando lo más urgente. Como menciona la investigadora Andrea Wehrle, de Investigación para el Desarrollo:

Llega un punto en el que la familia no tiene el sostén económico para que los hijos continúen estudiando, entonces deben convertirse en fuerza de trabajo de forma prematura[6]

¿Se imaginan un Paraguay con educación, sin pobreza y sin corrupción? Es un sueño que capaz, nunca se haga realidad. Innumerables son los daños ocasionados por falta de educación, partiendo desde la clase baja hasta la más alta.

Un país con autoridades incompetentes, sin preparación, educación y valores es la mascarilla perfecta del fracaso económico y educacional. Es decir, si el cimiento no está fuerte, corremos el riesgo de que se derrumbe la pared.

Es lamentable saber que, según estudios realizados, solo 5 de cada 10 habitantes logran terminar el bachillerato. Y 2 de cada 10, culminan la carrera universitaria[7]. Los números condenan, porque el bajo nivel de la educación paraguaya se ve reflejado en estas estadísticas[8].

Como olvidar la cantidad inmensa de accidentes de tránsito, por falta de educación vial. La manera en la que una persona consigue fácilmente una licencia para conducir (algunos sin pasar por los exámenes necesarios o por el solo hecho de que algún amigo con cierto poder ayuda a obtenerlo), la falta de conocimiento de señales de tránsito, no respetar a peatones, adelantamiento indebido, la corrupción que respaldan las autoridades (Policía Nacional, Caminera, agente de tránsito) y una serie de maniobras imprudentes a la hora de conducir.

Docentes y estudiantes deben arreglárselas a su suerte ante la dejadez del MEC. Fuente de la Imagen: novaparaguay.com

Son bastantes las problemáticas que deberían de ser solucionadas en el país, pero mirando las aristas de cada una de ellas, ni siquiera sabemos cómo o de dónde podríamos empezar. Me intriga pensar que alguna vez nuestro país podría quedar sin nada, a causa del aumento masivo de analfabetos[9].

Decía un adagio muy conocido: “Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma”. Y creo, que deberíamos de empezar a analizar los cambios que queremos para el país, prepararnos profesionalmente, exigir al gobierno de turno los recursos necesarios, luchar contra la corrupción e injusticias y por, sobre todo, nunca perder las esperanzas de crear un Paraguay mejor.

Seríamos un país tan diferente, desarrollado y con un futuro comprometedor. Todo esto, si tan solo fuésemos capaces de utilizar la educación como base para el éxito. Es decir, cuánto más aprendés, ves al mundo como algo que aún tiene demasiadas cosas que a ti te faltan descubrir. Combatir contra la pobreza, inseguridad, falta de recursos, autoridades incompetentes, bajo nivel de preparación docente, estructura organizacional deficiente, y varios otros factores que obstaculizan llegar a la meta es una verdadera lucha constante de alguien que no deja de lado el sueño de ser mejor. Mientras no haya un cambio en cuánto a estructuras políticas, autoridades y personas manejadas por colores, todo seguirá igual.

No hay progreso sin educación, ni vida sin progreso. Invertir es la clave primordial, contar con una política de capacitación a docentes y ayudar a encontrar una política que contribuya a eliminar los obstáculos que impiden a niños y jóvenes permanecer en el sistema educativo. Y no solo eso, cada uno debe asumir que solo con un auténtico compromiso de la sociedad se logrará resultados que vayan más allá de los discursos vacíos. Porque para mejorar los resultados, requiere del compromiso de todos.

Como principales desafíos de la educación paraguaya, podemos citar a la puesta en marcha de una nueva reforma educativa, una mejor inversión[10] y utilización de los recursos económicos y el ataque sistemático a la corrupción, además es muy importante poner freno a la intromisión de la política partidaria[11].

Imagen ilustrativa. Fuente de la Imagen: Kurtural.com / Juan Carlos Meza.

Observar y analizar cada uno de los puntos que tiene en contra la educación paraguaya, hace que me venga a la mente una típica frase: “Hay que darle al César, lo que es del César”, y definitivamente nuestro país aún se encuentra muy lejos de una buena calidad educacional.

En este punto debemos comprender la importancia de emprender los cambios necesarios de manera comprometida, y dejar atrás, el pésimo legado de los políticos de turno en materia de educación que sume a nuestro país, en las penumbras del mundo.


[1]https://www.abc.com.py/especiales/el-pais-que-nos-deja-cartes/la-educacion-paraguaya-sigue-en-crisis-y-esfuerzos-son-insuficientes-1730353.html; véase también: https://www.ultimahora.com/pruebas-pisa-siete-cada-diez-alumnos-no-entienden-lo-que-leen-n2785629.html

[2]https://www.5dias.com.py/2019/07/paraguay-aplazado-en-educacion/

[3]https://www.abc.com.py/especiales/el-pais-que-nos-deja-cartes/la-educacion-paraguaya-sigue-en-crisis-y-esfuerzos-son-insuficientes-1730353.html

[4]https://www.ultimahora.com/paraguay-podria-tener-una-mejor-educacion-15-anos-dice-experto-n2801586.html

[5] https://www.5dias.com.py/2019/07/paraguay-aplazado-en-educacion/

[6]https://infonegocios.com.py/nota-principal/educacion-en-paraguay-es-momento-de-hacer-revisiones

[7]Un buen resumen de las condiciones de la educación en Paraguay se puede ver en el siguiente link:http://www.publicaciones.siteal.iipe.unesco.org/perfiles-de-pais/8/republica-del-paraguay

[8]Más datos importantes sobre la Educación en Paraguay pueden ser consultados en la página de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos en el siguiente link:https://www.dgeec.gov.py/news/Conozca%20los%20datos%20mas%20relevantes%20sobre%20la%20educacion%20en%20Paraguay.php

[9]Se pueden acceder a los datos sobre la educación en Paraguay en el portal del Ministerio de Educación y Ciencias con estadísticas pormenorizadas anuales sobre el estado de la educación y los educandos en el siguiente link: https://datos.mec.gov.py/data

[10]https://www.ultimahora.com/invertir-educacion-es-el-gran-desafio-paraguay-el-2019-n2788318.html

[11]https://www.abc.com.py/especiales/el-pais-que-nos-deja-cartes/la-educacion-paraguaya-sigue-en-crisis-y-esfuerzos-son-insuficientes-1730353.html

Giulia Gamarra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *