El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Opinión Reflexión

El amor: ¿Una pieza que completa el puzzle del consumo?

Los filósofos se plantearon qué es el amor casi tanto como la razón de la existencia misma. Si retrocedemos en el tiempo, incluso, los mismos griegos ya hablaban de amor, de Eros, y así a través de la historia siempre estuvo presente.

De cierta forma el hombre siempre se sintió incompleto, tanto así que “crea desde su costilla” a quien le complemente, es así como surge, según la cosmogonía judeocristiana, la mujer. Al ser así, crea un ideal desde él mismo, y esta concepción no es ajena a la realidad, pues, el ser humano busca en el otro su complemento, no en el sentido meramente romántico, sino a partir de su propia experiencia y la carga social que tiene incorporado.

Imagen Fuente: La Izquierda Diario

Son diferentes concepciones que grandes pensadores como Aristóteles, Platón, Epicuro, Schopenhauer, por citar alguno de ellos, tuvieron sobre el amor, por eso se escucha hablar de “amor platónico”, etc.

Durante su conferencia en la Nueva Acrópolis Madrid, en el año 1985, la filósofa Delia Steinberg Guzmánn expresa: “Decían los viejos filósofos que el hombre busca lo que no tiene, ya que si lo tuviese no habría de buscarlo. Y que el hombre ama lo que le falta, y porque le falta lo ama; como se siente incompleto, tiende hacia aquello que considera importante para sentirse plenamente humano en su totalidad”[1].

En la actualidad, siempre falta algo, aunque se tenga lo indispensable para la vida misma,  la tendencia de “necesitar” cosas es muy visible ya que las marcas bombardean con atractivas publicidades que dejan caer a los consumidores en la obligación de obtener aquello que se ve, que se escucha todo el tiempo y que está ahí haciendo una invitación a pensar que “sin esto o aquello no seré quien quiero ser, no estaré completo”.

Según la Real Academia Española, el consumismo es la “tendencia inmoderada a adquirir, gastar o consumir bienes, no siempre necesarios”. Ahora pues, ¿será el amor parte del consumismo?

Existe una relación entre lo que plantea Steinberg y el concepto que se asocia al consumismo, pues, en este último, uno no busca lo que ya tiene, por ende no dimensiona sus adquisiciones, y siempre busca algo nuevo, algo que no posea, algo que sumar a su colección.

Imagen Fuente: ambito.com

Tal vez llegará un punto en el que no se asimile si uno realmente está sintiendo amor o si pasa por una necesidad de tener algo, porque todos tienen, por lo que se siente llamado a buscar lo mismo.

Y es de doble filo exponer al amor en dos vertientes que pueden ser hasta contradictorias, primeramente, como algo necesario o bien, como algo impuesto para alcanzar la “vida perfecta”, pero si son debatibles las aristas del mismo, por la manera en que cada persona tiende a identificarse con ciertos conceptos filosóficos de pensadores que se preguntaron por el amor, además cómo en cada época se entiende al amor como algo diferente tras el correr del tiempo y cómo es visto en la actualidad.

Por último, Steinberg comenta: “Desde siempre el hombre se ha interesado por saberlo todo acerca del amor: qué significa, qué alcance tiene, cuál es su profundidad, cuál su significado. Y, sobre todo, la relación del amor con la felicidad. Es como si el hombre, al encontrar el amor, hallase la felicidad al mismo tiempo. Parece como si el hombre buscase una panacea, una fuente ideal donde todos los problemas se resolviesen. Y, claro está, si relacionamos amor con felicidad, no tiene que extrañarnos que en todos los tiempos haya habido una búsqueda notoria, bien por el amor o por la felicidad si los consideramos concurrentes”, D. S. G.


[1]Resumen de la conferencia dictada por D.S.G. en Nueva Acrópolis Madrid. Noviembre de 1985: https://filosofia.nueva-acropolis.es/2012/amor-platonico/

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *