El Estado persigue a los ciudadanos inocentes mientras los criminales siguen robando

El Estado persigue a los ciudadanos inocentes mientras los criminales siguen robando

La cuarentena total, la inteligente y las nuevas flexibilizaciones han contenido los posibles contagios en la comunidad nacional del SARS CoV-2, pero siguen sin evitar las actividades desarrolladas por los amigos de lo ajeno que se han visto a sus anchas a lo largo y ancho de estos últimos meses.

El Ministerio del Interior y la policía nacional se ha enfrentado a ciudadanos que han violado la cuarentena en horarios no permitidos, reprimiéndolos de manera violenta o con acciones jocosas para ellos, pero no para los afectados. Lo peor de esto, es que esas situaciones se han hecho virales en las redes sociales, quedando expuesta la integridad de estas personas, y evidenciando el exceso innecesario que en varias ocasiones han empleado los órganos de las fuerzas del orden.

 A todas estas situaciones dadas, la gran pregunta es: ¿Qué esperan las autoridades para realizar un ejemplar cateo de estos seres nefastos, a favor de la tranquilidad de la República y de todos aquellos ciudadanos que laboriosamente todos los días arriesgan sus vidas para poder levantar sus negocios?.

Hemos observado con una justificada y profunda preocupación, el ineficiente y paupérrimo trabajo de los órganos de seguridad, ya que en estas condiciones nadie podrá llevar adelante emprendimientos privados ya que estos delincuentes que actúan a cara descubierta o auscultados en sus barbijos exigidos como prioridad por el gobierno para salir a las calles, tienen libertad para realizar sus actividades delincuenciales.

El gobierno de Mario Abdo presentó proyectos, leyes de emergencia sanitaria para abordar la problemática ante el avance de la pandemia y el paro total de actividades en el sector productivo del país, sin embargo, se ha olvidado una vez más de los más necesitados. Los ciudadanos de a pie, aquellos que invierten en el país para montar negocios y dedicarse a la actividad comercial. Esos ciudadanos están íntegramente desprotegidos ante estas circunstancias.

No hay dudas de que este gobierno no tiene brújula, ya que para que los ciudadanos de bien puedan invertir en su propio país, necesitan de un plan de seguridad eficiente que haga frente a los impresentables que con brutalidad y salvajismo atacan los negocios y producen secuestros exprés para quitar el fruto del esfuerzo de nuestros compatriotas ante la indiferencia gubernamental.

Es una vergüenza que en plena cuarentena inteligente los organismos de seguridad y el propio Ministro del Interior, no tengan ni una mínima consideración hacia el corazón del pequeño empresario y del emprendedor que se dedica a invertir en nuestro país.

Mario Abdo Benítez y su séquito de garrapatas politiqueras se pasan bromeando, pero jamás, han dado el paso radical haci la extinción total de la criminalidad en alza en estos tiempos, o al menos a disminuir los casos imperantes en todo el país.

En última instancia es el ciudadano paraguayo que hace bien las cosas el que sufre las consecuencias de la inoperancia estatal y no los delincuentes reales, a quiénes poco o nada le importan, la salud y la mejora del ambiente comercial de nuestro país.

Si no solucionas este dilema estimado Euclides, andáte a tu casa y dejá de filosofar. Menos palabras y más acción, eso necesitamos los paraguayos de bien que emprendemos negocios.

imagen de Portada: www.unicanal.com

Gabriel Ojeda

Informacion

3 comentarios en «El Estado persigue a los ciudadanos inocentes mientras los criminales siguen robando»

  1. Ya no sabemo. En quien confiar era democracia casi todos son ladrone sale. Uno entran peor que el otro así ase 31 AÑOS QUE SE ADMINISTRA EL ESTADO PARAGUAYOS

  2. Esta muy dificil agregar algo a este comentario, pues lo ha descrito perfectamente en todas las circuntancias, solo me resta felicitar al escritor y pedirle que no se canse en describir, escribir y recalcar siempre los robos y sinverguencias de este gobierno que imboca a Dios con mucha facilidad para engañar.

  3. En esta pandemia vimos de todo, hay gente que roban gallina para comer, otros entran a tu casa negocios a cara cubierta a robar, asaltar, pero otros con cara descubierta y usando su autoridad y amiguismo nos roban millones y millones, otros se les imputa hasta van preso un ratito y lo robado viva la pepa, no devuelven….basta ya de engaños, el pueblo ya no aguanta….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *