¿Estamos haciendo país?

¿Estamos haciendo país?

Cuando te espera un trayecto de dos horas después de la facultad o el trabajo, cosa de todos los días, hay que buscar alivianar ese punto muerto en la rutina. Los teléfonos celulares colaboran mucho para desviar la atención de ese momento. Es normal ver a todos los componentes de esa odisea cotidiana – salvo, los que lograron sentarse y aprovechar para apagarse momentáneamente del presente –  estar pendientes de sus dispositivos Smartphone. Precisamente en una de esas me tropecé con un video en las redes sociales que me dejó bastante dubitativo.

El video es acerca de una entrevista que le hizo un periodista español al conocido actor Antonio Banderas. En la misma, Banderas hace hincapié en el hecho de que los Norteamericanos tiene la idea bien clara de qué es lo que quieren y, que nunca existe un fracaso total en la búsqueda de los objetivos. “Tener la capacidad de sacrificio de empeñarte, de trabajar y levantarte siempre. Eso los americanos lo tienen clarísimo. No existe un fracaso total”.

Antonio sigue diciendo; “hubo unas encuestas en una universidad – creo que fue en Andalucía – se le preguntaba a los jóvenes qué querían ser, el 75% respondió que querían ser funcionarios. Esa misma encuesta se había hecho en Estados Unidos, y el 75% quería ser emprendedor”. Y para cerrar esta desgravación dejamos la frase final del, entre otras cosas, primer actor español que fue nominado a los Globos de Oro, a los Premios Tony y a los Premios Emmy; “Con el 75% que quiere ser funcionario no se hace país, se hace país con gente que se la juega”.

Considerando las afirmaciones de Banderas, trasladé la situación al escenario de nuestro país y me pregunté ¿Acá estamos haciendo país?¿La mayoría de los jóvenes paraguayos sabemos lo que queremos?¿Sabemos a qué apuntamos?.

Si bien hasta ahora no puedo responder, al menos con precisión, a esas preguntas, tampoco puedo negar mi temor de que todas las respuestas sean desfavorables para esta isla rodeada de tierra como dirían Roa Bastos.

Siempre escuchamos que se dice, hasta con cierto orgullo, (cerca del 60% de la población paraguaya está por debajo de los 30 años de edad). Genial, todo bien con estos números, ¿pero de qué nos está sirviendo tener tantos jóvenes?

Hasta ahora tuve la oportunidad de recorrer casi todo el territorio Nacional, y si bien, donde te vas encuentras personas con aspectos saludables, también es cierto que a la mayoría no siempre se los ve ocupados.

Si damos una vuelta por los barrios periféricos, asentamientos o villas del departamento central lo normal es ver a grupos de jóvenes reunidos en torno a una moto desarmada o consumiendo algún tipo de estupefaciente.

Por el interior es un poco menos preocupante muchas veces, no pasa más de rondas de terere que se extiende durante todo el día, posiblemente interrumpido solamente por el aviso de mamá, de que ya es hora de almorzar.

Es preocupante realmente ver a tantos jóvenes sin rumbo, sin objetivos, a tantos jóvenes que posiblemente ni siquiera saben lo que quieren para sus vidas. Con esta clase de ciudadanos la pregunta recurrente es; ¿Qué país queremos?              

El país no necesita juventud, el país necesita jóvenes inquietos y con ambición. Jóvenes que estén decididos a cambiar el paradigma mísero y decadente en el cual está inmiscuida nuestra nación. Es por eso que insto a mis contemporáneos a ser más exigentes consigo mismo, a abrir las puertas y salir de la zona de confort, de la zona de comodidad y ver más allá del horizonte. Únicamente de esa manera podríamos ver un futuro más esperanzador. ¡Sacudamos y rompamos las cadenas de una vez por todas!             

Fotografía de portada: Última Hora

Francisco López

2 comentarios en «¿Estamos haciendo país?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.