¿El Mariscal Solano López, fue un francmasón ?

¿El Mariscal Solano López, fue un francmasón ?

En una interesante entrevista de Augusto dos Santos al Gran Maestro de la Masonería Paraguaya, Edgar Sánchez, se habló de un tema candente que sigue suscitando todo tipo de controversias: la masonería y su instalación en el Paraguay.

Fiel a su estilo masónico, Edgar Sánchez dijo algunas verdades: con la excepción de la Independencia Paraguaya, todas las demás que ocurrieron en América Hispana fueron promovidas por sectas y logias masónicas. También es cierto que los grandes partidos políticos, empezando por la ANR y siguiendo con el PLRA, tuvieron como fundadores a un gran número de francmasones siendo el Gral. Bernardino Caballero el más famoso de ellos y cuya pertenencia a la polémica sociedad secreta/discreta está documentalmente comprobada.

Pero… ¿Qué pasa con el Mariscal Presidente del Paraguay, Don Francisco Solano López Carrillo?

La escuadra (símbolo de la virtud) y el compás (símbolo de los límites con los que debe mantenerse cualquier masón respecto a los demás) son quizá los dos símbolos masónicos más conocidos. Aquí aparecen también las letras «G» y «A«, que representan al Gran Arquitecto del Universo (abreviado, «G.’.A.’.D.’.U.’.»), concepto utilizado sobre todo en el rito escocés. Esta imagen fue creada para la Gran Logia de Columbia Británica y Yukón en 1993.

Edgar Sánchez, en tono especulativo, devaneando vagamente, alega que la Conferencia de Yatayty Cora junto al archimasón Gral. Bartolomé Mitre, fue en realidad una especie de «reunión masónica» y que la cercanía de Solano López con Napoleón III de Franca también era otro «símbolo».

Sobre el primer punto: se sabe muchísimo sobre todo lo que ocurrió en Yatayty Cora. Fue una reunión prácticamente pública, aunque ambos mandatarios prefirieron charlar en privado (aunque a la vista de todos). Se sabe que el Gral. Venancio Flores participó inicialmente pero que, tras ser increpado por el Mariscal Solano López, se retiró del encuentro poco después de haber comenzado. Mitre y López volvieron hasta Flores para insistirle en la charla. El lider paraguayo incluso le ofreció fumar unos cigarros paraguayos, a lo que el rebelde títere de Brasil respondió, «Gracias, Su Excelencia, pero prefiero fumar los míos», retirándose definitivamente del lugar. En honor a la verdad, la presencia de Venancio Flores en nada podía afectar el resultado de la conversación. No pinchaba ni cortaba.

Se sabe también que el Almirante Tamandaré, oficial de más alta graduación del Ejército Brasileño en ese momento, rehusó participar por «no tener órdenes de tratar con López».

Inédito retrato del Mariscal Francisco Solano López con «la mano escondida» durante su estadía en Europa (1853-54), reproducida en «Museo de las Familias», publicado y dirigido por Mellado, Madrid, 1862. Biblioteca Nacional de España

Se han preservado documentos de lo que se habló y negoció en Yatayty Cora. Así también, pocos años antes de morir, el Gral. Mitre dejaba escrito su testimonio sobre lo más resaltante que hablaron ambos protagonistas.

Recordó Mitre que al comenzar la charla, ambos fumaron unos cigarros y rememoraban la acción diplomática del Mariscal López en Buenos Aires, durante el Pacto de San José de Flores de 1859. «Lástima que no tuvimos la posibilidad de conocernos mejor, ser más cercamos». «En esa ocasión sólo hablamos de libros, no de política», etcétera etcétera. Nada indica que haya existido más que eso…

Luego se habló del tema en cuestión, el motivo de la reunión. López sugirió que Paraguay estaba dispuesto a hacer todo tipo de arreglos con la condición de que se renunciara al Tratado de la Triple Alianza. Incluso ofrecía renunciar a su cargo, hechas previamente todas las negociaciones, como gesto máximo de su intención pacificadora. Mitre contestó que nada se haría fuera del «pacto» que él ya había contraído, que el Tratado de Alianza se aplicaría al pie de la letra.

Francisco Solano López a caballo / Fuente: cultura.gov.py

Finalmente, el Mariscal López hizo redactar la memoria de la reunión. «Se buscaron todos los medios conciliatorios, considerando el Gobierno de Paraguay que la sangre derramada por los pueblos era ya suficiente para lavar los mutuos agravios. Pero el Comandante de la Alianza, limitándose a escuchar, refirió que comunicaría a los gobiernos aliados lo negociado pero que todo se mantendría tal y como establece el Pacto de Alianza».

Ni más ni menos. Incluso se sabe que al despedirse, ya ante la presencia de oficiales de ambos ejércitos, López pronunció con tono sombrío: «que sea el mundo testigo de que nada ha impedido por mi parte hacer todos los esfuerzos por la paz y la concordia entre nuestros países, sin escatimar sacrificios para ese efecto», a lo que Mitre contestó que «también él hizo lo suyo, cumpliendo con su honor como soldado ante el Comandante Paraguayo; y que a partir de la contestación final de la propuesta, la guerra se reanudaría con todo vigor».

Edgar Sánchez ha mencionado en su reciente entrevista a varias personalidades gravitantes de nuestra historia nacional. Imagen: Estigarribia con atuendo masónico. José Félix Estigarribia se inició en la Respetable Logia PERFECTA ARMONÍA de Concepción (Paraguay) el 7 de noviembre de 1914, a la edad de 26 años, soltero, paraguayo, teniente 1° de infantería, conjuntamente con otros compatriotas. El Supremo Consejo Gr. 33 del Paraguay le confirió el grado 18 Caballero Rosa Cruz, con el cual murió el 7 de setiembre de 1940 en un lugar llamado Yboty-Ñú (Altos), a los 52 años.

Absolutamente nada de «masónico» hay en todo lo que se habló, excepto cuándo Mitre habla de un «pacto».

Respecto a la cercanía del Mariscal López con el Emperador Napoleón III, tampoco puede decirse mucho. Que haya existido cariño o estima entre ellos no implica que ambos hayan pertenecido a alguna logia o secta masónica. Esto es tan lógico que no requiere de explicación.

Es cierto que muy poco se conoce sobre la actividad del Mariscal López en Europa. Sólo se preservaron algunos testimonios en el Diario del Cap. Yegros, que tampoco es completo y desde luego, él no tendría por qué conocer ni dar a conocer todo lo que hizo el entonces Gral. López en el Viejo Continente.

El famoso intelectual liberal Cecilio Báez también fue masón, como muchos otros ex presidentes del Paraguay y otros compatriotas que tuvieron una importante gestión en altos mandos del Estado Paraguayo a lo largo de nuestra Historia.

Solano López fue miembro de varias órdenes militares, civiles y eclesiales durante su vida. Las que se conocen son:

*Orden de Cristo, Comandante (Imperio de Brasil).
*Legión de Honor, Comandante (Imperio Francés).
*Orden de San Mauricio y San Lázaro, Comandante (Reino de Nápoles).
*Orden de Caballeros de Cristo, Caballero (Iglesia Católica, Roma).
*Orden Nacional del Mérito, Gran Cruz (Paraguay, creada por él mismo).

No hace falta aclarar que uno puede recibir dichas órdenes sin ser francmasón…

En 1854, la comitiva paraguaya encabezada por el entonces Gral. López visitó Roma e intentó obtener una audiencia con el Papa Pío IX. Esta fue concedida para la fecha 1 de Mayo, pero la delegación paraguaya no podía esperar tanto tiempo pues tenían otros compromisos. Por esa razón la reunión no se concretó, pero el Gral. Solano López participó de casi todas las misas de la Semana Santa de ese año en la Basílica de San Pedro, especialmente en Domingo de Pascuas, y logró reunirse con autoridades eclesiásticas para tratar de mejorar las relaciones entre Paraguay y Roma, cosa que se logró aunque en pequeña medida.

Por último, cabe recordar que en la Conspiración de San Fernando, por testimonios y documentos que se preservan, varios fueron fusilados por «pertenecer a la francmasonería». Entre ellos, el italiano Enrico Tubo…

Así que, lastimosamente, con «meras especulaciones» el Gran Maestro Edgar Sánchez no puede afirmar que el Mariscal López haya sido masón…

Edgar Sánchez. Fotograma de la entrevista realizada por Augusto dos Santos .

¿Cuál sería la intención de hablar y especular sobre ese tema?

Ese «secreto» queda en manos de los miembros de las logias…

Compartimos el vídeo de la entrevista.

#Expresso Edgar Sánchez

Detrás de las dos grandes revoluciones que permitieron la vuelta de la democracia a occidente estuvo un mismo grupo: los masones. Café de por medio, el Gran Maestro de esta logia en Paraguay, Edgar Sánchez, nos cuenta sobre ellos en #Expresso. ☕️Agradecimientos: Cafecap

Posted by GEN on Friday, April 26, 2019

Adenda: El Gran Oriente del Brasil tajantemente aseguró que el Héroe Máximo de Paraguay «no fue masón».

Por ende, sin pruebas contundentes que lo demuestren, no se puede afirmar que Solano López haya pertenecido a logia masónica alguna. Más información en el siguiente link:

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/masones-de-brasil–homenajean-a-heroes-75878.html

Emilio Urdapilleta

Un comentario en «¿El Mariscal Solano López, fue un francmasón ?»

  1. En el 2001, se construyo un templo masonico en Paris, Francia. Se barajaron varios nombres para ponerle al Templo, finalmente fue escogido el nombre del Mcal. F. S. Lopez, nombre que hasta hoy, lleva dicho templo. Pero creo que no prueba que haya sido mason, ya que bien pudieron ponerle su nombre, evocando su patriotismo y grandeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *