El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Deportes Fútbol Opinión

Gustavo Morínigo: “el Rey del Fracaso”

Nuevamente Gustavo Morínigo vuelve a fracasar como jefe de mando de la Albirrojita. Esta vez le tocó el turno a la selección Sub 20. Queda claro que cada equipo que cae bajo su cargo, está condenado al fracaso. En su paso por Cerro Porteño no le fue nada bien en el campo internacional: debut en Copa Libertadores para el olvido, fue con un ajustado triunfo frente al Independiente de Santa Fe, luego, en octavos de final le fue peor, siendo eliminado con su rival de turno, sin pena ni gloria. 

En ese mismo Cerro Porteño, su mayor error fue sacarlo del equipo a la máxima figura en ese momento, Jonathan Fabbro, y terminando nuevamente en el fracaso, en la conferencia de prensa a su llegada indicó con bombos y platillos que iba a ser campeón de América con el club de sus amores. Con esta historia profesional como técnico, había algo que no calaba y por si fuera poco, lo premiaron con dirigir a las selecciones menores de Paraguay.

Su primera experiencia fue la selección sub-17 con la que clasificó al Mundial de la India. Se realizó un proceso desde la sub-14 hasta la sub-17.

Puntaje perfecto en la primera fase, ganando partidos con autoridad, en donde aparecieron jugadores como Brian Ojeda, Fernando Cardozo entre otros, que brillaron en aquel mundial, como el delantero Fretes. 

Esa era una selección que ilusionaba, pero en octavos de final le tocó irse a casa de una manera horrible, siendo goleada ante una selección de Estados Unidos 5 a 0. No sirvió de nada esa buena presentación en la primera fase de dicho Campeonato Mundial. 

Sin lugar a dudas, Gustavo Morínigo está condenado al fracaso, en esta selección Sub 20, tiene un plantel plagado de jugadores que ya están jugando en Primera División como la figura de Libertad de Iván Franco, Hugo Quintana de Olimpia, Blas Armoa de Luqueño, Huesca, el buen arquero del Valencia que tuvo una gran actuación, frente a una de las peores selecciones argentinas de la historia.

En el debut frente a Ecuador fue un equipo sin ideas, no podían hacer dos toques seguidos, no existió el famoso juego colectivo que se espera en estas instancias, a los chicos le temblaban las piernas, parecía que tenían “fuego en los pies”, el medio no presionaba como corresponde, era superado fácilmente. Jugadores como Quintana fueron dominados, la defensa hacía “agua” por todos lados, el arquero se quedó duro en el segundo gol, en síntesis: un equipo sin reacción. 

Me pregunto una cosa, ¿dónde está el resultado de tanto trabajo?, ¿para qué hacemos ese reglamento sub 19, si cuando salimos afuera a competir con las selecciones menores es un rotundo chasco?

El fracaso es la realidad de nuestras “selecciones de amigos”. ¿Se imaginan?,  después del gran papel de Sudáfrica nunca hubo un recambio de jugadores desde que se fue el Tata Martino.

Esos grandes jugadores que daban todo por la albirroja, que estaban brillando en grandes ligas como la mexicana, argentina o en Europa, como lo hacían el colorado Gamarra, que en su momento jugó en el Inter de Milán, Benfica de Portugal y Atlético de Madrid, junto a Celso Ayala; no tenían muchos minutos —es cierto—, pero daban “la vida” en la selección, el Peque Benítez y no me quiero olvidar del Toro Acuña que andaba por Europa y nuestro Embajador Santa Cruz. 

Junior Alonso dio el gran salto en Europa, pero volvió a Sudamérica a jugar a Boca Juniors, (que para mi opinión es un gran retroceso) sin desmerecer a Boca Juniors que es un grande de América, pero seamos serios, el fútbol argentino ahora no es tan competitivo como en los años noventa del siglo pasado. 

Volviendo al reglamento del Sub 19; es una decisión que no da resultados porque nuestras selecciones menores no despegan y no dan el salto que todos queremos. Morínigo se dio el lujo de dejar afuera a las dos revelaciones del Futbol Paraguayo, como Iván Franco y Hugo Quintana. 

Las grandes figuras fueron el arquerito del Valencia, Huesca y el mediocampista Marcelino Ñamandú, que se mandó un golazo de tiro libre (que es la única jugada de gol de los chicos).

Le pregunto a Morínigo como si fuera que estamos sentados en un bar, ¿para qué tanto trabajo si al final nos vamos a hacer papelones en los sudamericanos?, otra cosa que te pregunto mi estimado Gustavo, ¿dónde está el Señor Osorio que supuestamente iba a seguir de cerca a los chicos en este sudamericano?, bueno, eso en realidad se lo tendría que preguntar a la Asociación. La APF es una entidad de beneficencia que despilfarra dinero pagando a un técnico que va a Inglaterra a realizar cursos de alta envergadura futbolística, y no pasa de ser un charlatán más. 

La próxima presentación es contra la selección de Perú, hoy martes.

Es la última carta de Morínigo y de la Albirrojita para saber si estamos con chances de un nuevo mundial (al que no vamos desde el 2013), o si el señor Morínigo está condenado a preparar sus maletas y retirar todas sus pertenencias de Albirroja de una buena vez por todas, para la felicidad de los hinchas y beneficio grande a nuestro fútbol.

Gustavo Morínigo, entrenador de la selección paraguaya sub 20. FOTO: EFE.
Fuente Imagen: Prensa APF.

Por Jorge Ibarrola

1 COMENTARIO

  1. José dielma, un lapimbyky impresentable, como te atreves a firmar por estas burradas, SOS de bajo nivel mi jefe. Urgando, lastimosamente llegue a leer tus mamotretos, SOS inútil, date cuenta que no servís para esto, deshonras el periodismo, mejor te dedicas a vender carbón, y eso va con respeto a los carboneros.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *