Hombres nuevos

!Comparte!

Según el dicho, cada país tiene el gobierno que se merece, también puede decirse que cada sociedad tiene la prensa que se merece, o la educación o la economía o los políticos que se merecen.

Con esto se pretende explicar de alguna manera lógica el origen de ciertos círculos viciosos que se generan en las sociedades humanas. Y por cierto, esos razonamientos tienen mucha lógica, por ejemplo, se pretende una prensa excelente en una sociedad mediocre por la sencilla razón de que el periodismo es uno de los espejos de la comunidad a la que sirve. Y no podemos pedir peras al Olmo.

Del mismo modo, cómo pretendemos tener buenos educadores en una sociedad en donde el analfabetismo llega al 6%, es decir 292.804 personas son analfabetas[1], (cifra alarmante citada en la nota de ABC Color que sugiero leer para no olvidar). Y la educación va sucumbiendo. Como dice el dicho: “de tal palo tal astilla”.

Cómo lograr una economía sana en un país incapaz de superar la ignorancia, tal vez por falta de oportunidad, abundan los contrabandistas, coimeros, usureros, especuladores y para completar…gente sin ganas de trabajar, sin ganas ni voluntad propia para salir adelante con sacrificio (porque vemos y ven a los políticos de turno, que sin esfuerzo cambian su forma de vida, en un santiamén, con solo un periodo legislativo, y eso que los que los votan en su mayoría lo hacen por el pan trincha con vaca´i, de por medio, lastimosamente).

Por supuesto, una sociedad que se deja dominar por una clase política corrupta, no puede pretender marchar por el camino de la decencia soñando un mejor porvenir.

Los círculos viciosos abundan y actúan como cadena que impiden el vuelo y aquí radica la tarea fundamental de los «educadores como formadores y constructores sociales», o sea, responsables de la formación de «hombres nuevos».

Por ello, la educación debe estar en primer lugar en toda sociedad con proyección de futuro. Es la única que romperá todas las cadenas en esta aldea donde el cinismo y la hipocresía han llegado a límites inimaginables que no se recuerdan haber vivido ni siquiera en las más oscuras épocas de la anterior dictadura (según mis progenitores).

Niño «geopolítico» contemplando el nacimiento del hombre nuevo. Óleo sobre tela.
Firmado y fechado en la parte inferior central: Gala Salvador Dalí 1943

Una sociedad que busca elevarse, salir de la crisis, debe apostar por la educación. Estrechar filas, trabajar junto a sus docentes apoyándolos, capacitándolos, perfeccionándolos y honrándolos.

Esperemos entonces que todos los profesionales de aulas del país, jamás olviden que estar allí significa fundamentalmente modelar al “hombre nuevo” y que éste, en primer lugar y principalmente, debe ser un SER HUMANO. 


[1]https://www.abc.com.py/especiales/fin-de-semana/2019/09/08/analfabetismo-aumento-en-paraguay-en-los-ultimos-tres-anos-segun-encuesta/

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *