La Adecuación Fiscal de los Políticos en Paraguay

La Adecuación Fiscal de los Políticos en Paraguay

Buenos días queridos amigos. Vyresa la jheiva la Constitución.

¿Algunos? Intendentes y concejales quieren una ley para derogar la Constitución. Ya es una práctica habitual, para aumentar el descontrol aprovechando la inundación, y a lo mejor lo consiguen.

Qué bueno sería leer los artículos 281 al 284 de la Constitución Nacional.

Sobre todo el art. 283, y principalmente el inc. 5):

“El requerimiento de informes sobre la gestión fiscal y patrimonial a toda persona o entidad pública, mixta o privada que administre fondos, servicios públicos o bienes del Estado, a las entidades regionales, departamentales y a los municipios, todos los cuales deben poner a su disposición la documentación y los comprobantes requeridos para el mejor cumplimiento de sus funciones.

El titular de un diario es “Buscan bajar control con “emergencia”
http://www.abc.com.py/…/buscan-bajar-control-con-emergencia…

Eusebio Ayala, terminada la Guerra del Chaco le pidió al Congreso que no creen nuevos impuestos ni aumente los existentes. Los parlamentarios tomaron la iniciativa pensando que eso ayudaría al Presidente a enfrentar los duros momentos de la post guerra.

En su misiva al Congreso el Presidente Ayala les decía que la administración pública no estaba en condiciones de recaudar, contabilizar y administrar eficientemente el dinero de los contribuyentes

En esa época era tan celosos en la administración de los recursos del Estado que una frase que repetía con frecuencia, me dicen, era: “ hay que administrar los bienes del Estado con el cuidado y la diligencia de un buen padre de familia”.

En el fondo lo que estaba diciendo el Presidente de la Victoria era que la plata estaría mejor administrada en la manos del contribuyente, sería más beneficiosa y atendería mejora las necesidades de cada uno que si fuera administrada por el Estado, por un lado.

Y por otro, lo rechazaba porque no estaban en condiciones de contabilizarlos adecuadamente para poder rendir cuenta de su uso. En ese entonces no se llenaban la boca de “transparencia” como ahora todo el mundo habla porque era natural que se rinda cuentas.

Hoy lo normal es que exista una asociación ilícita, de protección mutua en todos los niveles de gobierno, municipal, departamental y nacional para evitar que se conozca que se hizo con la plata de la gente.

Es que los intendentes y gobernadores son la base política de los Poderes nacionales; y las empresas públicas nacionales y binacionales la fuente de recursos dinerarios para esos mismos poderes.

Entonces, como el Contralor también es designado con intervención de las Cámaras del Congreso la Contraloría es funcional al esquema.

Ante esta realidad innegable se plantea una ley de “Adecuación Fiscal”, es decir que la población se adecue a la demanda de la voracidad política….pero ese es un tema que trataremos en otra ocasión.

Monumento a la Constitución. Plaza de la Independencia a metros del Congreso Nacional. Imagen: ABC Color.

Por Gonzalo Quintana

El Parlante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *