La APF no cede con los reglamentos del Clásico

La APF no cede con los reglamentos del Clásico

La matriz de nuestro fútbol (APF), está haciendo todo lo posible para que los superclásicos del 2019 no se jueguen en Para Uno y en la Nueva Olla. 

Dentro de tres semanas aproximadamente se disputa una nueva edición del duelo entre los tradicionales rivales del fútbol paraguayo, y la entidad del balompié de nuestro país, todavía no da respuesta a la nota de los clubes, presentada a finales del mes de diciembre, en la que solicitan el cambio del reglamento. Según el reglamento actual, los superclásicos sólo se pueden disputar en el estadio de los Defensores del Chaco, y en la cancha del 3 de Febrero de Ciudad Del Este. La distribución de las entradas tiene que ser de un 50-50.

Pero la nota presentada por los clubes indica que se debe cambiar la reglamentación, y que los partidos también se disputen en Para Uno o en la Nueva Olla para que se puedan jugar los encuentros futbolísticos en donde ellos indiquen, y que las entradas deben ser repartidas de acuerdo con lo que decida el local, de común acuerdo con el visitante. 

Además, la nota establece la idea que el local tenga la libertad de jugar solo con su público, sea en el Defensores o Para Uno, en el caso de Olimpia, y la Nueva Olla por parte de Cerro Porteño. 

Fuente Imagen: https://onefootball.com/en/news/robert-harrison-vamos-a-pelear-hasta-el-final-es-16270342?variable=20190131

Pero la APF hace caso omiso al pedido, ambos delegados manifiestan que no se rendirán y que harán todo lo posible para que se cumpla el pedido. 

El delegado de Olimpia el Dr. José Montero indica que “hay que decir las cosas como son y no dar tantas vueltas por algo que es derecho de los clubes”. 

En tanto el delegado azulgrana el señor Ariel Martínez no quiere pensar mal: “No quiero creer que la APF esté interviniendo para que el clásico se juegue en donde el local decida”. 

La interrogante en la que sobra pensar es ¿por qué la APF no quiere que se juegue el clásico en la Nueva Olla si tiene más capacidad que el Defensores y es un estadio seguro?, (además, la inversión que hizo Cerro Porteño en construir tan hermoso y lujoso estadio), en donde sus hinchas añoran que la Nueva Olla sea anfitriona de los clásicos y por qué no decirlo así, que la afición deportiva en general, estaría interesada como hincha de fútbol en asistir a semejante espectáculo.

Es lo mismo que pasa con la afición olimpista, y de hecho, esto ya se dio en el pasado, cuando Cerro Porteño fue a jugar un clásico en el Bosque de Para Uno, darle la oportunidad a los socios del club que sean los privilegiados en asistir al juego y disfrutar de un gran espectáculo deportivo. En todas partes del mundo pasa lo mismo.

En países donde hay solamente dos grandes, como en el caso de Uruguay, por razones de seguridad, —ya que los clubes no contaban con estadios de mayor seguridad y aforo—, la AUF decidió salomónicamente jugar los superclásicos en el gran coliseo histórico del Centenario; no es menos cierto, que últimamente, la Asociación uruguaya ha dejado que el Club Nacional lleve el clásico a su nuevo y coqueto estadio, el Parque Central, esperando a que el tradicional rival, Peñarol, pueda terminar de construir el suyo propio, para también recibir allí los encuentros.

¿Por qué no aquí?

Más claro agua.

¿Será que la APF pierde económicamente por no albergar en el Defensores?, porque perdería 500 butacas vitalicias, 25 millones por alquiler y 12% de la recaudación si sobrepasa el monto de los 251 millones en los clásicos, y en otros partidos, un 10% si llegan a los 151 millones. 

Fuente Imagen: http://anotandofutbol.blogspot.com/2013/02/clasicos-del-futbol-paraguayo.html

La razón por la que la APF no quiere aprobar el cambio de escenario es por el sencillo y a la vez complejo tema económico ya que estaría perdiendo mucho dinero asegurado con los clásicos. Pero es algo insólito que la Asociación no permita a los clubes, jugar en sus estadios, los clásicos. 

¿De qué sirve invertir tanto en un nuevo estadio o en remodelaciones y adecuaciones, si al final la entidad Matriz del balompié nacional, se convierte en una suerte de mezquino monstruo recaudador, al que no le importa para nada, la salvación financiera de sus clubes miembros?

Evidentemente, la APF es el mayor monopolio del fútbol a nivel nacional, pero con los nuevos tiempos, es justo y necesario, que cambie su orientación, al menos para las entidades más laureadas del fútbol paraguayo.

Fuente Imagen: Agencia IP

Mientras la APF siga siendo manejada como una empresa familiar, con la anuencia de los “aguerridos y solícitos” dirigentes “amigos”, la comparsa de decisiones y tratos no deferentes hacia sus diferentes asociados, desmejorarán lo que se vino construyendo en todos estos años, de alguna manera.

Por eso el fútbol paraguayo evoluciona para adelante, por reglamentos ridículos, traídos de los pelos e insólitos.

Jorge Ibarrola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.