El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Opinión

¿La corrección política se está convirtiendo en la gran mordaza del pensamiento contemporáneo?

El asunto está empezando a ser grave. No sólo hay que hablar de corrección política, sino también de la académica, de la cultural, de la eclesiástica… Pues bien, cuando esa corrección se une al radicalismo antisistema se hace tremendamente opresiva. 

En la Universidad, en clase o en una mesa redonda con compañeros, ya no se puede cuestionar la ideología de género. Hoy por hoy chaval joven que tenga posiciones alternativas a la corrección política se juega la carrera. 

No hay nada peor que cuando el antisistema se convierte en sistema. Con ropaje de tolerancia, se está imponiendo una intolerancia que empieza a ser muy dañina.

¿No estamos hablando de algo que a menudo se repite de manera endémica en nuestro país en diversos ámbitos? 

Ya no se puede criticar nada porque resulta que uno al criticar algún trabajo intelectual ya comete el pecado capital de criticar al mito, a la leyenda, al Dios, al sacerdote, al gran genio nombrado por una clientela de pares que se reparten los beneficios del «ratio bonis» históricamente, de manera sistémica. Lo mismo pasa cuando uno quiere criticar «racionalmente» a un grupo determinado de personas o estudiantes…salen con el mismo cuento y se victimizan, son las VÍCTIMAS DE LA HUMANIDAD.

Fuente:

http://www.diariodesevilla.es/article/rastrodelafama/2385939/la/universidad/ya/no/se/puede/cuestionar/la/ideologia/genero.html

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *