La Miserabilidad de la pobreza

!Comparte!

La pregunta sería ¿Qué acontece con la pobreza?

Este ensayo desea asumir como idea fundamental que la pobreza es una actitud patológica por consecuencia de un factor intrínseco pero poco conversado, que es nada más y nada menos que, la «miserabilidad».

Esta idea de un ente social miserable no solamente es una definición fuerte «per sé» sino también una forma de entender el comportamiento de una sociedad enfrente a la posición de un estrato con otro.

Para ello primero nos concentramos en la observancia individuo social, llamado por sí mismo pobre o identificado consecuentemente por otras personas como tal. La alusión de pertenecer a un estrato social condiciona psicológicamente a un ser por no permitirse cubrir necesidades de intercambio como le son permitidas a las demás personas que poseen un poder de intercambio más elevado.

Aquí tenemos la primera prueba del error de concepto del estrato social. La pobreza no está definida ni debe ser definida por el poder de adquisición sino por el valor del impulso por su propio bienestar laboral.

Si bien la cultura del trabajo para algunas sociedades está mejor asentada que en otras la escasez de recursos no define un status de realidad pobre.

La mejor forma de entender la pobreza es definirla como la escasez de algo necesario. Pero no la necesidad de algo tangible, sino la necesidad de respuesta y criterio del ser humano.

Según Las NN.UU., existen aproximadamente 836 millones de personas en estado de pobreza, a lo que las NN.UU., preocupadas por la envergadura de tal dilema social a nivel global, exige de los gobiernos asociados, soluciones más radicales que las propuestas, hasta el momento, amén de todos los programas impulsados desde sus diferentes oficinas como la UNESCO, por ejemplo, ya que esto constituye un riesgo no menor para las democracias.

Esto no es más que propaganda de desigualdad sin sentido de educar y un llamamiento a la confrontación directa a niveles de masas con poco análisis de contexto. No existe nada de productivo en explicar que la desigualdad es motivo de la pobreza en el mundo. Esto provoca lo que yo llamo la “miserabilidad de la pobreza”.

Que no es más que el constructo alienable de sectores bien definidos por la izquierda ideológica de influir en las masas en que ser pobre es culpa de otros actores sociales. La responsabilidad de ser apto en un ambiente estructurado o no es simplemente consecuencia de la ineptitud con que la influencia de miserabilidad corroe.

El hombre es adaptable a la adversidad y es capaz de sobrellevar y superar obstáculos. Esto es explicable en el Libro El Origen de las Especies de Charles Darwin, que hace un estudio pormenorizado de la capacidad de adaptación del hombre hasta llegar a ser homo-sapiens.

El motor de todo avance es el cerebro y cuando este es detenido y contaminado con esta idea de miserabilidad, es congruente con el crecimiento de una sociedad de masas sin pensamiento lógico por el trabajo.

En segundo lugar quisiera volver a la definición de pobreza pero en contextos palpables, en escenarios de sociedad distintas. Alrededor del mundo los países llamados de primer nivel en desarrollo económico y social han denostado la pobreza por una simple razón, cada una de estas sociedades han sabido que el trabajo es el único camino que te quita de la pobreza y te da la oportunidad de conseguir lo que uno necesita o desea. De esta forma a grupo de personas que se auto-flagelan llamándose pobres por una razón que nadie entiende son despreciados sutilmente.

El valor del trabajo y no con una concepción marxista es la que permite abiertamente al hombre sobresalir. Además de la inteligencia para generar sus propios recursos. El marxismo reduce la materia de progreso en la igualdad de trabajo esto debe ser cambiado en el plano sicosocial, como lograr el trabajo justo.

Buscar el trabajo que mas satisfaga. Estas ideas marxistas ya eran ridículas, en su momento, pero se podría entender que el mundo pasaba por cambios constantes por el auge de la industrialización y la entronización del capitalismo “salvaje”, tan conocido por todos, que no implica liberalismo.

Otro ejemplo palpable es la elección de una sociedad en limitarse a lo esencial para vivir sin que ello condicione su status. La elección de los hindús como buen ejemplo de vivir en la llamada pobreza solamente para alcanzar la salud mental deteriora la manifestación de miserabilidad. Si bien, se tienen otros países como el Brasil, que cada vez tienen más personas con necesidades, poseyendo un territorio de gran extensión, no se puede explicar la alineación y el embrutecimiento para coartar el progreso que aumenta el estado que venimos comentando.

Es por ello que se repugna toda noticia de personas en estado de “pobreza” que deban ser ayudadas o consideradas estatalmente cuando no producen absolutamente nada al país, encima de dejar una mala imagen a una sociedad que sí quiere progresar trabajando. Los Estados no deben incluir estos programas en sus políticas públicas, por que generaría este estado que describo.

Imagen: Una mujer pide en las calles de Valencia. MÒNICA TORRES.
Fuente: https://elpais.com/ccaa/2016/10/13/valencia/1476357103_407616.html

Los Estados deben priorizar programas que apoyen la igualdad de oportunidades, de una salud y educación, dignas para todos los ciudadanos del país, no favorecer a otros con programas de ayudas, puesto que ello, es significativamente una discriminación hacia las personas en condiciones de vulnerabilidad.

A esto y más, se lo debe llamar el estado de miserabilidad, porque no busca solucionar el problema de fondo, que es la igualdad de oportunidades, sino quiere, a través del asistencialismo, tapar el sol, con un dedo manchado con la tinta indeleble de la indiferencia social.

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *