¿Lectores de libros, o de una tecnología que “consume”?

!Comparte!

¿Cuántas veces nos han dicho que la lectura es un hábito para una vida vital y provechosa?, sin embargo, de las tantas veces que nos lo repitieron, ¿en cuántas oportunidades lo hemos tomado en cuenta, y nos dispusimos, al menos, a leer un libro por semana, o al mes?

Una costumbre que de una u otra manera no la tenemos fomentada en nuestra actualidad, en nuestro diario vivir. Somos tan conscientes de que a través de la lectura diaria podríamos acceder a expresar mejor nuestras ideas, pensamientos y argumentos siempre que queramos o sintamos la necesidad de exponer alguna inquietud, no obstante aun así no lo hacemos con constancia.

Si analizamos nuestro país, nuestra comunidad, barrio, o al menos nuestra propia familia, nos daríamos cuenta que de 20 tan solo 1 o 2 de ellos, —con suerte—, tiene cierta motivación hacia la lectura, pero la gran mayoría, una afición desmesurada hacia los productos ofrecidos por la tecnología. Los celulares, las tablets y otras herramientas tecnológicas son descartados ni bien sale el nuevo «ejemplar» de la moda.

Nuestra sociedad sin dudas se encuentra en una “desnutrición” en cuanto a lectura refiere, lo que conlleva a consecuencias de analfabetismo inconmensurables; los niños alcanzan una edad y aun les cuesta el desarrollo del lenguaje, y este último, puede ser atribuido al consentimiento por parte de los padres responsables, que incluso mucho antes de que los niños cumplan el año, solucionan los berrinches por parte de éstos, con el tan conocido aliado, el celular, razón por la cual ya se ha perdido la curiosidad de agarrar un libro, ya no existe la magia de adentrarse en las aventuras que un libro proporciona, todo está en un aparato.

Imagen: http://soytecno.com/momento-regalar-celular-ninos/

“Hay una labor familiar de preparación extremadamente importante antes de que los niños aprendan a leer, y de seguimiento, después. Aunque resulte increíble, se recomienda poner a los niños en contacto con la lectura a partir de un año aproximadamente.” [1]

El fundador de Microsoft, Bill Gates, en una entrevista al medio “The Mirror” había dicho «que no permitió a sus hijos utilizar celulares hasta haber cumplido los 14 años», y que aún así, hay restricciones.[2]

«La adicción a la tecnología contribuye a destruir la creatividad, limitando las relaciones sociales, desintegrándolas».[3]

Sería bastante significativo empezar a considerar a la lectura desde niños como un placer, que difícilmente se adquiere en la edad adulta, pequeños cambios que fomenten a esta, por más pequeños que sean, iniciando con actividades tales como ir a la biblioteca, teniendo un estante en la habitación con libros favoritos, creando círculos de lectura o el ejemplo de los propios progenitores, leyendo aunque sea, el diario.

Es tan importante que la familia sea el pilar nuevamente, que sea la encargada de fomentar a la lectura como un hábito, aun siendo escasa, empezando con 15, 20, o 30 minutos al día, atraerá consecuencias prósperas, ya que permitirá que en el futuro nos encontremos con personas más conocedoras, y conscientes de la diversidad de realidades, con mayor capacidad de elegir correctamente, y con el pensamiento crítico, que solamente puede forjarse a través de la lectura y reflexión.


[1]https://www.conmishijos.com/educacion/lectura-escritura/la-importancia-de-la-lectura-en-los-ninos/

[2]https://www.eltiempo.com/cultura/gente/bill-gates-prohibio-usar-celular-a-sus-hijos-antes-de-los-14-anos-81102

[3]https://www.xataka.com/legislacion-y-derechos/steve-jobs-y-bill-gates-criaron-a-sus-hijos-sin-tecnologia-y-hay-quienes-buscan-que-sea-una-regla-general

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *