Nadie se salvó así…

!Comparte!

El pasado jueves 14 de noviembre se celebraron los Latin Grammy, actividad bastante usual y de gran relevancia para los artistas.

Este evento posee una gran cantidad de espectadores, lo que luego genera comentarios externos sobre todos los aspectos sucedidos en el día, lo que parecía mantenerse en normalidad, se transformaría en el centro de atención de todos.

La protesta de parte de la artista chilena Mon Laferte, —la que decidió dejar a la vista sus senos— y con un escrito en su pecho que decía: «En chile torturan, violan y matan»

Por supuesto, las redes sociales se inundaron de imágenes de la forma de “conciencia» que estaba generando la artista y claro, las que más realizadas se sintieron fueron el mismo grupo de chicas a las que les encanta (en sus manifestaciones para “ayudar” a las víctimas de abusos), salir semi desnudas o a veces, totalmente desnudas.

¿Acaso ya todos perdimos la cabeza?

Mon Laferte  Fuente de la Imagen: www.t13.cl/

¿Que es lo que hace que estas personas crean que exhibiendo sus cuerpos van a terminar las tragedias de muchas chicas y que la violencia disminuirá?

Recordemos por un solo momento que existen niños y adolescentes del sexo opuesto que también son víctimas de abusos, pero ninguna de ellas ha salido a protestar por ellos.

Ya todos conocemos estas maneras “revolucionarias” de los grandes grupos feministas, los que ya no sorprenden, con sus torpes y decadentes ideales. Sólo demuestran una vez más su hipocresía y falta de sentido común.

En el momento que empiecen a luchar por los derechos de todos y todas, de manera correcta, y respetando a cualquiera que no piense igual, se podría considerar que tienen algo de empatía.

Mon Laferte protestando. Fuente de la Imagen: TN.com

Porque gritar a los cuatro vientos y amenazar a todos no es la mejor manera de mostrar que se quiere un mundo diferente y superior al actual, y sin agresividad, lo que, claramente, es una total demostración de su doble moral, porque con violencia ¿quieren parar la violencia?

Irónico.

Para mejorar al resto debemos empezar por mejorar nosotros, conocer los límites y realizar una batalla sin pre-conceptos ni discriminaciones, de todos y para todos, sin distinciones.

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *