Partido Visagra

Partido Visagra

Paraguay, llegaba a la Copa América 2019 con nuevo entrenador, sin ir a dos mundiales seguidos y habiendo pasado más de seis entrenadores por el seleccionado nacional, por ellos en esta Copa América había que dar el golpe y convencernos de que se puede volver a la cúspide de Sudamérica y asi lo hizo la Albirroja ante Argentina está noche.

Para el grupo de jugadores, formadores de opinión e hinchas, luego del partido frente a Catar que dejó más dudas que certezas el partido frente a los argentinos era visagra para volver a convencernos de que Paraguay puede ser competitivo nuevamente.

Para este partido Berizzo metió variantes interesantes y se encontró con un lider positivo como Gustavo Gómez que encabezó el cambio de actitud total en la Albirroja, Junior Alonso que contagiado dio una seguridad envidiable al fondo guaraní.

Las dudas se justificaron con Piris y Arzamendia, jugadores del plano local que fueron víctimas de críticas inescrupulosas por parte de la injusta parcialidad albirroja.

Piris no dejó que jueguen por su sector, se anticipó siempre y decidió bien en todo momento a pesar del penal, por otro lado Arzamendia arrancó medio flojo pero se asentó rapidamente y hay que destacarle aún más, ya que el jugador de Cerro Porteño tuvo que bailar la más fea y enfrentar cara a cara a Lionel Messi en cada avance argentino.

En el medio Richard Sánchez potenció a Rodrigo Rojas y con los matices agregados por Matías Rojas gobernaron a su antojo el medio sector en la feria noche de Belo Horizonte.

¿Qué puedo decir de Almirón? Genio y figura descollante del combinado nacional y llamado a ser la estrella principal de esta nueva camada, recogió el guante y tomó la responsabilidad en la noche brasileña de liderar desde lo futbolístico a sus compañeros y ojalá lo veamos siempre así.

Santander no estuvo en su mejor dia y fue flojo su aporte, aunque vital en el gol albirrojo al liberar el espacio para la llegada de Sánchez. Más que eso, el Ropero no pudo hacer.

Estos son de los partidos en los que el resultado importa poco y nada, los jugadores albirrojos se dieron cuenta que por supuesto que pueden ser competitivos y el entrenador cada vez va puliendo más su idea.

¿Falta mucho? Si, muchísimo pero este es el camino y no se pudo encontrar un mejor momento para enderezar el rumbo y autoconvencerse de lo que se puede hacer con trabajo.

Este partido puede significar en un futuro para el entrenador Berizzo un grato recuerdo y poder decir que ahi resurgió la Albirroja, ahi fue cuando ocurrió un verdadero cambio de paradigma.

Jose Dielma

22 comentarios en «Partido Visagra»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.