Por menos impuestos a los espectáculos en Asunción

Por menos impuestos a los espectáculos en Asunción

Días atrás diversos medios nacionales se hicieron eco de la noticia que la Junta Municipal de Asunción exoneró a la productora que trajo al Cirque du Soleil del pago de impuestos municipales. Muy criticado, el intendente de la capital paraguaya, Mario Ferreiro, justificó la exoneración de impuestos a los organizadores del espectáculo, teniendo en cuenta que no fueron exonerados de las tasas de servicio municipales correspondientes.

Así, los organizadores de espectáculos masivos hace más de un año ya sintieron la necesidad de mudar el local de los eventos a ciudades aledañas a la ciudad de Asunción, ya que la carga tributaria representa un costo muy alto para el efecto, llegando hasta en un 40% de los ingresos por entradas. Irónicamente, en Ecuador, el entonces presidente socialista Rafael Correa criticó el hecho que se realicen imposiciones muy altas a los espectáculos en su país, lográndose posteriormente la reducción de los impuestos a los espectáculos en ciudades como Quito y Guayaquil.

Atrás quedaron ya los días en que los conciertos multitudinarios de artistas de la música en inglés arribaban a la ciudad de Asunción a dar sus shows a distintos tipos de público, llámense Metallica, Justin Bieber, Guns N’ Roses o Lady Gaga, cuando pocos años antes no existían eventos de tal magnitud. Parte de la culpa podría atribuirse a la desaceleración del crecimiento económico de los últimos 3 años, pero no menos importante son las cargas tributarias que pesan sobre los realizadores de conciertos y otro tipo de espectáculos.

Cuando se hablan de espectáculos no sólo se habla del pago al artista, que en Paraguay suelen ser los extranjeros quienes aglutinan a la mayor cantidad de gente, sino también se crean puestos de trabajo para el efecto. Esto también representan fuentes de ingresos también para los locales que trabajan en la logística, la seguridad, la limpieza, como vendedores ambulantes en los alrededores del recinto, entre otros.

Considerando que la ciudad de Asunción es una ciudad que está ubicada a menos de 400 km de distancia de importantes urbes argentinas como Formosa, Corrientes y Resistencia, que en total suman cerca de 1.000.000 de habitantes en conjunto, representan un potencial mercado para el turismo por espectáculos, siendo un beneficio para restaurantes, hoteles, estaciones de servicio y otros, más allá del espectáculo per se.

Lo cierto es que la Municipalidad de Asunción debería pensar bien respecto a la modalidad y la cuantía de la imposición a los espectáculos, teniendo en cuenta que las empresas productoras de espectáculos masivos buscan en primer lugar satisfacer una necesidad mediante la oferta de un servicio y la consecuente demanda del servicio es la que determina finalmente la pérdida o la ganancia de un emprendimiento.

Desincentivar la realización de espectáculos mediante regulaciones e impuestos abusivos tendrán como consecuencia no sólo la no creación de puestos de trabajo e ingresos por parte de los organizadores de estos espectáculos, sino también muchos shows internacionales como de artistas musicales, circos y demás ya no pasarán por nuestra nación. Miles de habitantes de Asunción y ciudades aledañas se quedarán sin la posibilidad de ver en su país lo que en otro país podrían hacerlo.

Fuente Imagen: https://www.pghcitypaper.com/ProgramNotes/archives/2012/10/19/cirque-du-soleils-saltimbanco

Javier Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.