Quién vive y quién muere

!Comparte!

Lo único que tiene que hacer la gente hoy es permanecer en sus hogares, algunos no dimensionan que este virus día a día se propaga letalmente a un ritmo vertiginoso; todo el orbe actúa conforme a niveles de contingencia nunca antes vistos. No solo los abuelos están en peligro, sino todos nosotros.

En Europa lo tomaron como una simple gripe, y en una semana de 2 pasaron a 100 casos, la semana siguiente de 100 a 1000 casos y en la última semana de 1000 a 4000 casos, entonces pasa lo de Italia, llamada fase 4 en donde tienen que elegir a quién dejar vivir y a quién dejar morir, por el colapso en los centros asistenciales. Esto según La Nación.

Situación de las personas de tercera edad en Italia. Foto: BBC

En Paraguay contamos con 300 camas de terapia intensiva, 50% de lo que requiere la OPS,  142 son para adultos, 56 para pediatría y 80 son para Neonatología. Las normas internacionales exigen que solo el 10% de las camas sean de Terapia intensiva y aquí no se cumplen. Por ejemplo, en el Chaco, no cuentan con camas de Terapia, en Pedro Juan Caballero serán habilitadas 10 camas de terapia una vez que se solucionen los problemas edilicios, ha mencionado dicho matutino.

Demás está decir que nuestro sistema sanitario no es el mejor de todos, pero las medidas del gobierno actual buscan de alguna forma mitigar esta importante falencia.

En los hospitales privados hay 242 camas de las cuales sabemos lo costosas que son, además existen muchas falencias en los equipos; donde funcionan 10 hay que reparar 5.

Desoladoras imágenes de Italia. FOTO: AFP

Hace 10 años habían 98 camas y ahora 300 camas, en los últimos 3 meses se llegó a 14 camas en Misiones y en Ciudad del Este están viendo para agregar 30 camas más, estos datos fueron brindados por la Dra Leticia Pintos al medio de comunicación citado.

Así como observamos Paraguay está en deuda con las camas de terapia históricamente, solo cubren el 50%, pero hay algo que destacar. El gobierno está tomando todas las medidas y se está poniendo los pantalones largos, en una jerga futbolística pero aún, siguen siendo estas acciones mínimas, y depende de muchos factores para que todo este movimiento sociopolítica sea no solo cuestión del coronavirus sino de una cuestión de hecho, ya periódica.

Solo queda en nosotros, la ciudadanía, cumpla las normas sanitarias impuestas por el Ejecutivo y que las personas que vienen de los países con mayor índice hagan la cuarentena como se debe. Ejemplos como el de Juan Ernesto Villamayor no suman, sino restan. Estos momentos han demostrado que lo más importante para nuestros conciudadanos es la solidaridad, no así el egoísmo propio que gobierna nuestros intereses personales. Ello debe parar, la salud es una condición superior a cualquier interés o necesidad diaria por lo que todos debemos tomar conciencia.

Ojalá no lleguemos a lo que está ocurriendo en Italia, pues ellos ahora tienen que elegir quién vive y quién no. Para ello, el gobierno nacional deberá extremar las decisiones aunque parezcan antipopulares porque el paraguayo muy a su estilo, no cuestiona los decretos pero tampoco los cumple.

Fuente: LA NACION

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *