Retención del salario

Retención del salario

La Subsecretaria de Estado de Tributación (SET) ha dado un paso decisivo en la recaudación y control del Impuesto a la Renta Personal (IRP). Resolución mediante, desde el próximo mes de septiembre se exigirá a las sociedades en general, públicas y privadas, retener el IRP a los contribuyentes que ganan a partir de G. 10 millones mensuales. 

Esta ingeniería tributaria elevará la recaudación así como también atraerá hacia la formalización a aquellos sectores que a la fecha están fuera de la supervisión impositiva. La medida resolutiva de la SET, de ese modo, contiene el elemento sustancial de la eficacia, entendida como la capacidad para alcanzar el objetivo propuesto. El círculo parece estar cerrado.

Sin embargo, la pretendida eficacia reguladora de la SET no se halla complementada con la legalidad. La eficacia en la recaudación y control de los tributos es importante, pero si se la pretende hacer valer por sobre el principio de legalidad constitucional, pues Paraguay podrá seguir siendo un país o un territorio, pero no una República. 

La SET como parte de la administración gubernamental está compelida a cumplir y hacer únicamente lo que le está previamente autorizado por la Constitución y las leyes. La SET se expresa en su actividad funcional estando subordinada a la juridicidad. No puede atribuirse una facultad que no está reglada por el orden jurídico por cuanto que su reglamento para retener el IRP a los ciudadanos contribuyentes deviene de una resolución que, como se sabe, está por debajo en la pirámide de prelación de las leyes.

Los objetivos de la SET podrán ser eficaces, pero deben apoyarse en la juridicidad. Incluso la eficacia se perderá debido a que muchos contribuyentes (como ya está ocurriendo) solicitarán la inconstitucionalidad de la norma resolutiva, con el agravante que sus efectos beneficiarán únicamente a los que lo hayan solicitado. De esa manera, algunos verán retenidos sus salarios y otros no. El remedio pronto será peor que la enfermedad.

Los vicios de desvío del poder se dan cuando un órgano del Estado procede a hacer algo sin la plena autorización de la supremacía constitucional y legal. Más importante aún, dichos vicios resultan detestables en toda República, de nefastos antecedentes de los que luego son difíciles de remediar. 

Fuente Imagen: http://blogs.lavozdegalicia.es/nomepidancalma/2013/01/17/robo-hurto-y-fraude-fiscal-adios-a-las-clases-medias/

Víctor Pavón

31 comentarios en «Retención del salario»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.