El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Eliminatorias Qatar 2022 Fútbol Opinión

Se acabó la mentira de la Selección Paraguaya

La selección paraguaya ya es un caso perdido. El martes pasado, jugadores, plantel técnico, y por supuesto, dirigentes, demostraron que la camiseta de la albirroja les queda grande.

La ineficiencia de Eduardo Berizzo es bastante evidente. Hasta una persona que ve fútbol por primera vez, notaría eso. Tal es la ineficiencia que hasta inventa puestos.

Muchos se preguntarán, ¿por qué improvisa? En esta ocasión inventó un puesto a Hernán Pérez, el de lateral derecho, y a Matías Rojas de lateral.

Berizzo está cometiendo lo que yo llamo “Garneroadas”: cambios inentendibles que solomente el técnico entiende.

Hasta ahora, el desempeño de esta selección es bastante penoso. Empatamos ante una selección cólera, cuasi amateur, cuyos jugadores, prácticamente, están sin actividades físicas.

Otra selección que que goza de un punto gracias al regalo de los queridos Mariscales es Perú, una selección que está en la lista de los peores en estás eliminatorias.

A todos los integrantes de esta «esperanzadora» selección, solo les digo lo siguiente: NI AL AEROPUERTO SILVIO PETTIROSSI VAN A LLEGAR PARA RETIRAR EL BOLETO A CATAR, a lo mejor llegarán para irse de vuelta a sus clubes, pero para ir al Mundial 2022, nunca, pero nunca del nunca jamás. No sabrán lo que significa disputar un mundial de fútbol, ni siquiera de piki vóley.

Si no le ganás a la peor Bolivia de todos los tiempos, ¿para que van a ir a una copa del mundo?

Disculpen si soy muy agresivo, pero estoy bastante decepcionado, desilusionado, pero no por los jugadores ni el público paraguayo, sino por mí mismo, ya que cometí el error de creer, aunque sea un poquito, pero creí.

Realmente hay jugadores que no merecen vestir nuestra Albirroja. Hay que decirle a estos Mariscales que los partidos duran 90 minutos, no 12, 21 o 45 minutos.

En el siguiente combo ya no deben venir, hay que darles oportunidades a otros jugadores.

Gómez es el primero que debe decir y levantar la mano. Al menos si tuviera suficiente decencia debería renunciar él mismo a la selección nacional.

Almirón es otro que no está a la altura. Que porque hizo dos pases de taco en el Newcastle, que porque sonrió a las cámaras de TV para mandarles un saludito a sus fans en Paraguay, que porque hizo dos corridas contra Argentina ya es un jugadorazo, «un Messi”. Lo mejor que debe hacer es quedarse en Inglaterra a tomar Té y pasarles agua a sus compañeros del Newcastle.

El Nacionalizado Gastón Giménez tiene la obligación moral de decir adiós. Debería quedarse en Chicago y no volver a la selección. Que se nacionalice etíope o qué y que juegue allá.

Antony Silva es otro que debe decir “es momento de irme”, ya es hora de proporcionar lugar a otros arqueros más jóvenes que claman un espacio.

Junior Alonso no esta a la altura.

El fantasma del gol, (más bien le diría el Cementerio Lezcano), no lo deben convocar más.

Mucho premio para jugadores inútiles buenos para nada.

Recuerdo que él había renunciado a la selección en su momento por desavenencias con el Chiqui, hasta ese lujo se dieron estos cadáveres. Si tanto dicen que Alonso le da salida a la selección, ese protagonismo puede tomar otro jugador más eficaz, pero claro, todo depende de la cabeza también; si la cabeza está mal, claramente el cuerpo no funcionará correctamente.

Está claro que el toque no calza en esta selección, le cuesta tomar el protagonismo, parece que tienen miedo de tomar la iniciativa estos Mariscales.

Todo lindo el sueño que nos une, pero no hay nada positivo que se puede entresacar con estos Mariscales de la Derrota, sin compromiso, SIN VERDADERO VALOR, caterva de cachivaches futbolísticos sin rumbo, tuvieron dos combos accesibles y solo hicieron 6 puntos de 12 posibles. Eso se llama FRACASO ROTUNDO y no macana señoras y señores.

Dejen de creer en los espejitos que le venden los periodistas deportivos a sueldo de la APF, que ahora, ni cortos ni perezosos, se pasan hablando maravillas de los gigantescos seis puntos que “nos alojan en la zona de clasificación, si hoy, terminase la eliminatoria”. Qué pedazos de imbéciles.

El único que podía sacarnos un empate o una derrota era Argentina, el resto era mero trámite.

Sé que los partidos hay que jugarlos y estos fracasados han demostrado eso, en donde eran favoritos no supieron administrar energías y como tilingos jugaron a la desesperada, cuando nadie los apuraba. ¿Se puede ser más fracasado? Solo estos cadáveres del fútbol pueden sobrepasar lo inimaginable, lo que se considera imposible.  

Para culminar, espero estos mariscales de la derrota, me tapen la boca aalguna vez, y nos lleven al mundial.

Yo más que nadie quiero ver a la selección en la élite del fútbol mundial, pero hasta ahora, nadie me contradice.

El sueño que nos une, nos hunde cada vez más.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *