El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Filosofía Opinión

«Übermensch»

Luego de mucho tiempo me pongo a hablar nuevamente de quizás la obra más compleja de Friederich Nietzsche «Así habló Zaratustra» y todo el trasfondo detrás de lo que conocemos como súper-hombre o «Übermensch«.

Volviendo a la fuente principal que es el texto de la obra, Nietzsche divide las características del súper-hombre en tres partes esenciales qué el hombre debe superar para llegar a ese estado, las cuáles son: el camello, en lo que el filósofo alemán hace énfasis qué para llegar al «Übermensch«, uno debe soportar grandes cargas en su vida, luchar contra todo lo que pueda afligir al individuo, llamémosle amor, odio, temor, en fin, todo lo que a fin de cuentas nos hace humanos. El camello no huye ante el desafío de enfrentar estas cargas, sino que valientemente pone la espalda y sigue avanzando.

La segunda etapa es la del León, metafóricamente el filósofo alemán habla de como el camello ingresa a un desierto solitario, lo cuál podemos traducir de que el camello ha enfrentado sus temores, adversidades, problemas dejando de lado todo y eso mismo hizo que se diferencie notoriamente de los demás cuestionando todo lo que hubiere.

Lo dice en un extracto de su libro «en león se transforma quién quiere conquistar su libertad como se conquista una presa y ser señor en su propio desierto«. El camello ha entrado en una encrucijada, donde solamente tiene un camino para llegar al «Übermensch» y ese es convertirse en León, símbolo de coraje y rebeldía, solo transformándose en este animal feroz una persona podrá decir que no a un hábito que se le a impuesto desde una temprana edad.

Este «NO» representa el rechazo a cualquier control sobre cualquier cosa que exceda de uno mismo, al convertirse en León, el camello da el paso para llegar a la genuina libertad, dónde el decida que está bien y que está mal, donde el viva su vida bajo sus leyes.

La tercera etapa es la del niño, Nietzsche sostiene que una vez que el León llegué a una etapa de rebeldía representada en el «NO» a todo lo que se le ordene, la transformación final es la del niño buscando olvidar todo.

Cambiando el «NO» por el «SI» el niño deja de dudar y empieza a afirmar convirtiéndose en alguien que impulsa su vida para adelante.

Para Nietzsche, cuando uno llega al nivel de infante, la persona podrá hacerse según su propia voluntad, según sus propias ideas y así alcanzando la verdadera libertad espiritual.

A fin de cuentas, Nietzsche cimienta su pensamiento del súper-hombre en alguien que busque constantemente la superación personal tanto individualmente como en la naturaleza humana.

Una vez llegado a ese estado, el hombre se libera del yugo que significan autoridades sociales, religiones, influencia de cualquier persona, en ese momento el hombre se convierte en su mayor influencia, el hombre vive su vida según las leyes que se impone el mismo, no la sociedad.

El que quiera objetar las ideas en torno al «Übermensch» lo puede hacer y con pruebas bastante importantes, como por ejemplo, si el hombre crea sus propios valores, el puede decidir si distintas atrocidades que pueda cometer son efectivamente malas o buenas y esto mismo lo predijo el propio pensador, que sus ideas serían cambiadas según el interés de quien las lea, pero esto ya es tema para otro día, harina para otro costal.

Fuentes:

  1. https://pijamasurf.com/2016/12/la_guia_para_convertirse_en_superhombre_de_frederich_nietzsche/
  2. https://www.sicologiasinp.com/social/el-superhombre-de-nietzsche/
  3. Nietzsche, Friedrich. Así Habló Zarathustra. Obras Inmortales. Ediciones Teorema. 1985

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *