Un día los dinosaurios van a caer

!Comparte!

Si, una frase trillada y que solemos escuchar únicamente cuando hablamos de la época stronista en nuestro país, pero al hablar de «dinosaurios», al menos yo me refiero, a todas aquellas personas o “ciudadanos” (por decirlo de alguna manera elegante), que constantemente hacen un mal enorme con su comportamiento en nuestro país desde hace muchísimos años, principalmente a la juventud. Un sistema podrido con gente podrida, del cual me estaré explayando en este texto.

Como jóvenes, con metas e ilusiones muchas veces estamos expuestos a chocar contra un muro gigante y demoledor de esperanzas, ese muro tácito se compone de profesionales del ámbito al cual nosotros queremos ingresar y quiénes, no precisamente se caracterizan por dar esa mano a los nuevos talentos, sino todo lo contrario, poner la mayor cantidad de piedras para que éstos, de tanto golpearse decidan abandonar la batalla por sus sueños.

El actuar de estos personajes es muy sencillo y a la vez de manual, atacan a la moral del joven prospecto, ya sea realizando una fuerte crítica destructiva sobre algún trabajo suyo o con su opinión, ya respetada en los medios de comunicación bajándolo de un posible trabajo al cual el chico soñador esté aplicando. Las variantes son numerosas pero el desarrollo de los hechos es el mismo.

Otro modo de operar es mediante las relaciones humanas que se van formando producto de los años de profesión, muchos de estos casos han terminado en amistades de años que normalmente terminan en un «vos sos mi amigo, seguro que podes ayudarme en esto» asegurándose mucho tiempo más en sus puestos, sin preocuparse mucho de los jóvenes que vienen de atrás, remándola contra viento y marea.

https://www.google.com/amp/s/www.infobae.com/tendencias/2016/10/31/ansiedad-y-depresion-adolescente-un-inquietante-drama-en-ascenso/%3foutputType=amp-type

En ese momento, lo que más debemos sacar a relucir es nuestro espíritu para mantenernos combativos, porque si algo me ha enseñado la vida y estos últimos años es que «el dinosaurio» pondrá las trabas a quién vea con potencial de igualarlo o superarlo en su posición. Que la resiliencia, el arte de superar todo tipo de obstáculos tome fuerza en nosotros y nos haga superar estas dificultades, —muchas veces injustas— que nos suelen hacer sentir que nuestro esfuerzo no vale la pena y que es mejor dejar todo tirado y “abrirse”, pero no es así, ya lo decía el gran Rocky Balboa: «Sal a luchar y ve por lo que mereces», pues nadie más que tú, dentro de un país tan podrido en todos los sentidos podrá generar sus propias oportunidades en el campo que desees. Es cuestión de valor y creer más en uno mismo que en cualquier cosa; la voluntad de poder todo lo consigue, debes creer en ella.

Esto no pretendía ser un artículo motivacional, aunque así lo parezca, pero el título de este esbozo de observación de la realidad que nos toca vivir, me dejó reflexionando mucho tiempo; «Un día los dinosaurios van a caer», un día ya no tendrán de dónde sostenerse y todos los jóvenes capaces que trataron de mantener en el anonimato ocuparán el lugar que les corresponde, o en todo caso, verán cómo otros jóvenes podrán vivir y experimentar lo que a ellos les fue negado: el reconocimiento del valor de su trabajo.

Fuente de imagen: https://www.google.com/amp/s/www.infobae.com/tendencias/2016/10/31/ansiedad-y-depresion-adolescente-un-inquietante-drama-en-ascenso/%3foutputType=amp-type

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *