Un país simpsonizado

Un país simpsonizado

Mientras qué en otros países apelan al sentido común en busca de progreso, con el tiempo mejoran salvo algunas excepciones su clase política, aquí en Paraguay es absolutamente lo contrario, donde el ciudadano sufre un aberrante estancamiento en todas las aristas de la palabra.

Es quasi caricaturisitico las posturas y acciones políticas de los que se suponen son nuestros representantes, por ello el titulo de estr artículo hace referencia a Los Simpsons, porque a veces hasta dudamos si estamos viendo un episodio de la familia amarilla o nos estamos informando con lo que sucede en el país.

Nuestra caótica clase política nos hace recordar episodios randoms de nuestras comedias favoritas y ya es algo que vivimos día a día, porque en tierras paraguayas no hay una sola jornada en la que no suceda algo completamente insólito que en perspectiva creíamos que solo veríamos en alguna serie o película.

Recapitulemos sólo lo acontecido esta semana, porque si vamos más atrás en el tiempo, este escrito no va terminar jamás.

La semana arrancó con el llamado «enjambre amarillo», los taxistas poniendo en jaque el desarrollo normal de las actividades de los ciudadanos paraguayos cerrando las calles más transitadas del país en su tediosa protesta contra las empresas MUV y UBER, ante la complaciente mirada de la Municipalidad de Asunción qué brillo por su ausencia en este caso.

Siguiendo con la Municipalidad de Asunción, también se viralizo qué en el recinto se ejercerá un curso de como ser «un influencer» y claro, hay que preparar a las futuras generaciones y ambientarlos hacía el cretinismo reinante que se apoderó de nuestro país hace tantos años.

Vayamos al presidente de la república Mario Abdo Benítez, al fin algo de seriedad dirá usted señor lector, pues no; hoy se hizo noticia de la campaña #OikoiteMarito que lanza el gobierno buscando hacer el olvidar el clásico #DesastreKoMarito que suele visualizarse en redes sociales.

Así mismo, desde la parte gobernante el tema de mayor preocupación es un meme del presidente, dejando en claro cuáles son las prioridades.

¿Esto es todo? Por supuesto que no, porque cerramos con broche de oro mencionando el escandaloso episodio en cámara de senadores, donde Enrique Riera y Paraguayo Cubas se tomaron a golpe de puños en plena sesión, cuál Homero Simpson con el presidente Bush, cuando este fue vecino de los Simpsons en la caricatura. Si desde nuestros representantes la primera opción es la violencia, que podemos esperar del resto.

Cierro diciendo que ojalá a algún productor cinematográfico se le prenda la lámpara y empiece a documentar el día a día de la política criolla nacional, material no le va faltar para lanzar una versión live paraguaya, basada en hechos reales de los Simpsons.

Imagen: Grupo Nación

Jose Dielma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *