¿Una selección manejada por empresarios? Nada puede salir mal

¿Una selección manejada por empresarios? Nada puede salir mal

Hace unos días nada más, tras el debut malogrado de la Selección Paraguaya categoría Sub 20, perdiendo estrepitosamente ante la nada fuerte selección de Ecuador, escribí una crítica feroz contra el mediocre seleccionador juvenil, Gustavo Morínigo.

Hoy, iré más a fondo, tocando a quiénes colocan a este impresentable a cargo de una selección que, en la teoría, no llevada a la práctica, quiere volver a despegar de una vez por todas. También, hay que analizar cuál es el procedimiento a la hora de elegir jugadores para un proyecto, sea sudamericano o mundial, la respuesta a esto los sorprenderá, bueno, quizás no tanto.

Bueno, yendo cronológicamente, luego del triste debut, llegó el empate frente a Argentina, que desde lo futbolístico fue muy malo, todo salvado por un genial Marcelino Ñamandu, quién evitó la caída Albirroja con un verdadero golazo.

El siguiente juego, fue ante la siempre difícil Perú, con triunfo paraguayo, con gol del chico Brahian Ojeda, en un partido jugado de manera muy mala por ambas selecciones, quizás, el resultado fue merecido en un duelo de mediocres estrategias.

Ante Uruguay, el tema era simple en la previa, los chicos se metían en el hexagonal final tan sólo evitando la derrota con los charrúas. Como era de esperarse, tampoco lo lograron.

A mi me llamó bastante la atención, que luego del primer partido, con un desempeño lamentable por parte de los 11 jugadores, los mejores fueron los castigados, al ser marginados prácticamente de todo lo que quedó del Sudamericano.

Si, hablo de Iván Franco y Hugo Quintana, jóvenes promesas de Libertad y Olimpia respectivamente, que seguramente les espera una gran carrera en el futuro, pero que obviamente han cometido un pecado capital para el «gran» Morínigo.

En fin, la Albirrojita volvió a fracasar. En medio de un fracaso deportivo, siempre es recomendable ingresar a Twitter, para leer distintas opiniones en cuanto al tema central.

Sorpresa la mía, cuando leo al empresario brasileño Regis Marques, acusando directamente al empresario Juan Appleyard (coincidentemente representante de Morínigo, y de un grupo mayoritario de jugadores que fueron a Chile) de ofrecer a cambio de que los pibes firmen con él, un lugar seguro en las selecciones menores.

En fin, esto no es nuevo, siempre se corrieron estos rumores por pasillos, pero que lo diga alguien, como Regis, llama más la atención, antes que leer a cualquier hincha decirlo.

El tema, (de ser cierta la denuncia del empresario Marques) es alarmante, significaría que el CHONGUISMO sigue prevaleciendo al frente de la Selección Paraguaya y así, sinceramente, no podemos esperar mucho, deportivamente hablando.

Lo necesario es que Gustavo Morínigo y equipo de trabajo tengan un poco de vergüenza por su lamentable labor y procedan a dejar sus cargos, cosa que veo difícil, ya que el preferido de Robert Harrison tiene como misión ahora, hundir a la Albirroja Sub 17, tal como lo hizo con la Sub 20.

Tweet del empresario brasileño acusando a Appleyard.

Fuente de imagen: APF Oficial.

Jose Dielma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.