El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Deportes Fútbol Opinión

Víctimas del «Chonguismo» reinante

La selección paraguaya, categoría sub 20 se encuentra en Chile, disputando el Sudamericano de la categoría en busca de una plaza al próximo mundial y a los juegos olimpicos; por los primeros resultados lo segundo mencionado parece casi imposible.

En la previa y con jugadores que han deslumbrado en la primera división de nuestro fútbol, en clubes difíciles de manejar la presión, como son los casos de: Olimpia, Cerro Porteño, Libertad y Guaraní respectivamente, uno esperaba mejores resultados que los obtenidos hasta el momento.

Jugadores como Hugo Quintana, Fernando Cardozo, Iván Franco, Antonio Marín entre otros, han carecido de la creatividad e inventiva con la que nos tenían acostumbrados en el fútbol doméstico.

A mi parecer esta debacle futbolística, (el hecho de que estos chicos no puedan demostrarle a Sudamérica de lo que verdaderamente están hechos) tiene dos culpables, con nombres y apellidos bastante conocidos en el ámbito: Uno de ellos es Robert Harrison, presidente de la APF y el otro, obviamente el entrenador de la categoría sub 20, Gustavo Morinigo.

Ya es difícil de entender como el entrenador Morinigo sigue estando a cargo de las divisiones menores con los estrepitosos fracasos obtenidos en el último tiempo y la pregunta que realmente me hago es, ¿Cuál es el verdadero mérito de Morinigo para tener tal premio de trabajar con el futuro futbolístico del país? Parece ser, que el hecho de haber llegado a una final de Copa Libertadores con el humilde Nacional lo ha catapultado a ser considerado de manera errónea, como un entrenador capacitado para algo tan importante como una selección nacional.

Este grupo de chicos en su mayoría en grandes equipos, por citar algunos: Diego Huesca (Valencia), Aníbal Vega (Palmeiras), Antonio Galeano (Sao Paulo) brillando en el exterior que se suman a los que destellan su talento en nuestro país hacen realmente difícil de entender el bochorno albirrojo en Chile.

Primeramente una paliza frente a Ecuador, después un empate ante una de las selecciones argentinas más mediocres que me tocó ver.

En fin, lo cierto y lo concreto es que la selección de los pibes está al borde del abismo, más no ha muerto aún; ganando a Uruguay y Perú seguramente este desastre se olvide.

Esto conduce a mi conclusión final, ¿Tenemos lo necesario para ganar estos dos partidos? Desde lo que se puede hacer con los suplentes que tenemos, está claro que no, un equipo que no muestra idea de juego alguna y que no encuentra soluciones desde el banco cuando el partido se complica, y que solamente le queda aspirar a la voluntad y talento excepcional de ciertos jugadores para poder disputar tras dos ediciones fallidas, una nueva Copa del Mundo.

1 COMENTARIO

  1. José dielma te apuesto a que ni cururu ndere shutai, ni cascote, entonces como podes opinar de fútbol en un medio de prensa. Qué generoso este país y más el parlante

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *