El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Agenda Cultural Opinión

Violación y Aborto: La Doble Moral Progresista

«Las niñas violadas tienen que poder abortar» es la frase de moda de un pseudo-progresismo cuya hipocresía y doble moral merece una denuncia cada vez más implacable. 

Esta gente sin escrúpulos no tiene empacho en utilizar las condiciones más difíciles de la vida de un ser humano para imponer su agenda política. 
Que no nos engañen: a esta gente no le interesa la vida de nadie, sean mujeres, niñas, gay, trans, etc, únicamente les interesa imponer una moral social chapucera, con soluciones rápidas y fáciles para los problemas estructurales de la sociedad. 

En ese camino aberrante, se vuelven eugenecistas y genocidas: los nazis y fascistas quedan como niños de kinder a su lado. Aprovechan la violación para abrir la ventana de Overton hasta el aborto a los 9 meses por cualquier excusa posible.

Son unos verdaderos  genios malignos de la hipocresía y la doble moral.

La violación es una tragedia y la consecuencia de un problema multifactorial y multicausal. El abordaje correcto para este problema son políticas de estado que mejoren el nivel educativo, cultural y de valores de manera integral, profunda y estructural.

La VIOLACION es lo que se debe evitar, no buscar tapar sus consecuencias con un aborto, escondiendo la basura bajo la alfombra de una manera aberrante, en la que la niña vuelve a su situación vulnerable y puede ser violada mil veces más, «total puede abortar».

Una política verdaderamente eugenésica: las «feminazis» quieren abortar y exterminar en el vientre de sus madres a todos los niños «pobres» y quieren someter a mayores traumas psicológicos a las niñas que sufrieron violaciones y quedaron embarazadas, forzándolas a matar a su propia prole. [IMAGEN: El Comercio/AFP].

El único camino es salir del subdesarrollo como país, y eso únicamente un gobierno patriota lo puede lograr.  Lastimosamente al pseudo progresismo de hoy día ya no le interesa salir del subdesarrollo, únicamente le interesa imponer su agenda de chapuza social bien financiada por la oligarquía internacional y corporaciones multinacionales que operan sin control alguno.

Son tan lamentables los «zurdos» de hoy que, de denunciar antaño la invasión e intento de dominio del sistema corporatocrático global, hoy se vuelven títeres del marketing «inclusivo» de Benneton y Calvin Klein, a quienes jamás de los jamases interesó el bienestar de nadie, sino sus ganacias a través de la agenda más conveniente. Los oligarcas internacionales parecen más bien burlarse de aquellos que dicen incluir, mientras siguen haciendo sus preciosos dólares.

José Mujica, ex Presidente de Uruguay (izq.) y George Soros, billonario de origen húngaro y promotor de las causas «progresistas» de nuestro tiempo. La «izquierda» del siglo XXI se ha convertido en simple títere de la oligarquía internacional que contra la que decían luchar, décadas atrás. [IMAGEN: Portal 180 Uruguay].

La educación general debe fortalecerse, y también la educación sexual en valores, para evitar la banalizacion de la sexualidad. Pero la chapucería social de siempre quiere hacer creer que imponiendo una «educación de género» es como el violador puede cambiar.

Un violador es producto de un hogar disfuncional y la ausencia de educación que le impide controlar sus instintos, no del odio a la mujer por ser mujer.

Son tantas las mentiras que se debe hilar fino para ver a través de ellas y no dejarse guiar por este discurso doblemoralista y genocida que se enfoca en castigar al inocente y no al abusador.  El aborto no debe ser solamente ilegal, el aborto debe ser cada vez más impensable en cualquier sociedad desarrollada y emancipada.  Las familias se deben fortalecer y no debilitar. Los padres deben tener más tiempo para estar el casa y cuidar a sus hijos,  el tejido social se debe fortalecer como un todo. 

No dejemos que se imponga la moral de la chapucería social, donde el remedio es peor que la enfermedad. 

___

*AUTOR:

Gabriela Vergara Vázquez (columnista invitada). Es activista social y psicóloga paraguaya, residente en Asunción.

*PUBLICADO PARA «EL PARLANTE DIGITAL» POR:

Emilio Urdapilleta (editor y redactor).

*NOTA:

Las opiniones de los columnistas invitados pertenecen exclusivamente a sus autores y no reflejan, necesariamente, la línea editorial ni posturas de los miembros de «El Parlante Digital».

1 COMENTARIO

  1. Excelente artículo que desnuda, no solamente una problemática puntual (violacion/aborto), sino la expansión masiva de un progresismo global ideologizado todas las debilidades sociales, insertándose como cuñas en cuantas minorías manifestadas, dando soluciones fáciles a problemas sociales complejos, como paquetes listos para entender dirigido a un público ignorante.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *