¿Y si la vacuna contra el Covid-19 nunca llega?

¿Y si la vacuna contra el Covid-19 nunca llega?

La siguiente reflexión, es algo que me vino a la mente esta mañana: Si no llegaran al país las vacunas contra el Covid-19, que tanto se pasan pregonando las autoridades gubernamentales, ¿Qué pasaría? El caos, el descontrol, la desilusión, estallido social. Ninguna de estas cosas. A pesar de ello, ése improbable escenario debería hacernos reflexionar.

Esa sería una buena oportunidad para que nuestros gobernantes, administradores y gestores de la cosa pública inviertan el dinero del contribuyente en el sistema de salud de manera eficiente, pero como siempre, no son proactivos, sino reactivos. Esperan que la cura venga caiga en un paracaídas del cielo.

Mientras no exista una vacuna fiable, eficaz y segura para la población, nuestros gobernantes deberían ocuparse en dotar a todos los departamentos del país de la verdadera cura a la inoperancia estatal, que es la mejora de sus hospitales, o la construcción de ellos, con camas y la preparación a corto y mediano plazo de especialistas en los rubros médicos necesarios e imperativos. Aparte, apoyar a los personales de blanco que trabajan en la función pública en pésimas condiciones, arriesgando su vida en beneficio de sus compatriotas.

Pero no lo harán. Se siguen jactando de sus grandes decisiones restrictivas. Ante esto, el ciudadano paraguayo debe encomendarse a su Virgencita de Caacupé, o a la Virgen de Fátima, más no hay que hacer. Lamentablemente.

FOTO DE ARCHIVO: Un hombre con una mascarilla camina frente a una ilustración de un virus en el exterior de un centro científico regional en Oldham, Reino Unido, el 3 de agosto de 2020. REUTERS/Phil Noble

Actualmente el gobierno pretende con la «operación cicatriz», terminar el mandato constitucional de la mejor manera, sin embargo todavía el Tratado de Itaipú tendrá mucho qué decir, hasta que se cumplan los cinco años. Pero no veo valor, voluntad y ni siquiera patriotismo en las autoridades, veo solamente que todos los esfuerzos se hayan abocados a la consecución de una estructura granítica en el seno del Partido Colorado, solo para afrontar estos desafíos políticos y diplomáticos, no para mejorar las condiciones de vida del paraguayo.

No existe verdadera inversión pensada, razonada y aplicada para la seguridad, la salud y la educación. Los sucesivos gobiernos y éste, siguen actuando de bomberos que apagan incendios, no hay proyección de progreso sino de enriquecimiento a costa del contribuyente, censura a las opiniones contrarias, persecución a los amargados de siempre, indiferencia con la vulnerabilidad de los ciudadanos paraguayos.

Lo más terrorífico es que se acerca un clima propicio para la sindemia, entre Dengue y Covid-19, pero, ¿Qué hacen las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social? En estos momentos han de estar jactándose de que en treinta años de democracia nadie ha realizado ni provocado la «revolución médica» en Paraguay y que nadie, NADIE, nadie y NADIE en este país puede señalarlos para cosas negativas. Son in-criticables, todopoderosos, los Intocables de Mazzoleni. NADIE. Nadie piensa a futuro, sino en apagar incendios.

Y si la vacuna contra el Covid-19 nunca llega a nuestro país, ¿Qué harán los políticos?

Lo de siempre: NADA.

Gabriel Ojeda

Informacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.