Yesterday: Vivir en un mundo sin The Beatles

Yesterday: Vivir en un mundo sin The Beatles

Un mundo donde la identidad y el legado de John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr parecen haberse esfumado de la historia y del recuerdo global, es la entrega que nos presenta el cineasta Danny Boyle, en la película “Yesterday” (2019).

Cineman

The Beatles es, sin lugar a dudas, una de las bandas más importantes de la historia de la música universal, que tiene como sus referentes más icónicos a John Lennon y Paul McCartney, dos compositores aparentemente bendecidos por el mismísimo Apolo, dios griego de las artes, las letras y la música.

Sin embargo, en “Yesterday”, tras un apagón a escala mundial, el cuarteto de Liverpool se volvió totalmente desconocido para el mundo, borrado incluso de todos los registros. Ya nadie sabía qué era The Beatles y sus famosas canciones fueron totalmente eliminadas.

Wikipedia.

Esta situación fue aprovechada por el fracasado músico Jack Malik, quien aparentemente era el único –y bendecido- que podía recordar al grupo británico y sus paradigmáticas obras.

Entonces, primando su hambre de gloria, se anima a presentar las canciones de “The Fab Four” como suyas y empieza el ascenso irremediable hacia el éxito.

El País.

El largometraje muestra cómo la popularidad emergente de Malik golpea pronto su sentido de la ética cuando se cuestiona si hacerse rico y famoso. a costa de las producciones ajenas, era algo con lo que podría convivir.

Estas cuestiones de ética comenzaron a acosarlo en el momento en que en un duelo de compositores contra el músico Ed Sheeran -que evidentemente busca hacerse actor cueste lo que cueste- lo “derrota” presentando como canción inédita a la magistral y apoteósica “The Long and Winding Road”.

Como obviamente nada puede –ni podrá jamás- vencer en estética y en letra a la canción incluida en el disco “Let It Be”, Sheeran termina reconociendo a Malik como el mejor compositor de la historia (como si fuera que él lo era hasta antes del duelo), y así éste comienza a debatirse internamente entre lo correcto y lo incorrecto.

The Verge.

Sin agregar otras escenas importantes, la película -bajo mi concepto- no es nada del otro mundo, ni siquiera como para considerar verla otro par de veces. Sin embargo, deja un importante mensaje acerca de cómo los jóvenes de hoy, van olvidando a quienes en su momento revolucionaron la música y tenían un alto sentido de estética musical.

Muestra cómo los grandes éxitos del ayer quedan, lastimosamente, opacados hoy día por la pseudo-música producida con criterios industriales y orientados a la venta por encima de la calidad. Ya casi ningún cantautor busca dejar un legado, sino más bien pareciese que el objetivo es recaudar todo lo posible siguiendo una receta gastada hasta más no poder en términos musicales y líricos.

InSessionFilm

Lo más esperanzador –y utópico- que se expone en la película es que para nuestro alivio la gente aún no es indiferente a la belleza estética de las letras y melodías del Cuarteto de Liverpool, ya que el fenómeno de las “composiciones” de Malik prácticamente impactó de forma radical al mundo, demostrando que la fórmula sentimental y juvenil de The Beatles aún es válida en el universo de la música.

“Yesterday” puede considerarse como un llamado de atención y de nostalgia por los tiempos pasados, donde los músicos componían sus obras quizás desde el corazón y con la ambición de quedar en las páginas de la gloriosa historia de la música.

Eso sí, para los fans de John, Paul, George y Ringo, esta película acariciará sus emociones con cada referencia a los cuatro genios, ni hablar de las canciones, que como bien lo expresa la homónima: “Now I Long For Yesterday”, desnudará la nostalgia de los beatlemaníacos de revivir el pasado, o como en mi caso, experimentar tiempos que no viví.

Rodolfo Sosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *