El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Paraguay Turístico

Piribebuy, ciudad heroica

Todo pueblo tiene su encanto, su magia. No hay ninguna que no tenga su propia atracción. Piribebuy, en este sentido, tiene un encanto indefinido que le proporciona su clima, su suelo fértil, el verdor de sus paisajes, sus arroyos y su cultura. Pero lo que más atrae a uno de esta ciudad es la historia apasionante que posee.

Escudo de Piribebuy

Fue escenario de la crueldad sin límites de la guerra, con escenas de sangre y desolación durante la parte final de la Guerra contra la Triple Alianza. A las calamidades propias se sumaban el hambre y las enfermedades. Ante ellas, los valientes y sufridos habitantes opusieron el coraje, el desprendimiento y la redención.

El 12 de agosto es recordado por una de las masacres más lamentables y estudiadas, la Batalla de Piribebuy, que se desató en el marco de la gran guerra del siglo diecinueve, cuando López instaló su gobierno en esta localidad ubicada sobre la Cordillera de los Altos, declarando a la plaza Tercera Capital de la República.

Bosquejo conmemorativo de la plaza de Piribebuy. Atacada y tomada por la fuerza el 12 de agosto de 1869 por los aliados. Diseñado por el coronel Conrado María da Silva Bitancourt y ofrecido obedientemente por el consejero del mariscal del ejército José María da Silva Bitancourt.

La defensa de la ciudad correspondía al comandante Pedro Pablo Caballero, quien contaba con apenas 1.600 hombres, en su mayor parte, ancianos, enfermos y niños. Los pobladores se prepararon para la defensa en condiciones paupérrimas, contra un enemigo que superaba sus fuerzas en número y potencial de fuego. Pero los defensores lucharon con ferocidad; hasta las mujeres defendían la plaza, armadas con botellas rotas y piedras. La mayor motivación que estos poseían era la pasión, la valentía y el amor por esta ciudad maravillosa y su lucha por la libertad, algo enraizado en el corazón de nuestros antepasados que ofrecieron sus vidas en tan lúgubre escenario.

El adversario, con una ventaja de 20.000 hombres instruidos para acabar con cualquiera sin importar nada en lo más mínimo, no se detuvo en el genocidio del hospital, donde padecían cientos de heridos, tanto paraguayos como enemigos, y con todo el personal de blanco, madres e hijas al servicio fueron quemados por las fuerzas aliadas. Piribebuy es considerada una de las ciudades más heroicas por todo el horror que vivió durante la guerra.

Cada año, el día 12 de agosto es conmemorado el día de la Guerra Grande, en honor a los héroes de nuestra Patria. Hombres, mujeres, niños y ancianos. En su honor se realiza el Desfile Estudiantil-Cívico-Militar. Cientos de residentes entre vecinos  y moradores, participan de este acto remarcando el orgullo por aquellos que dieron su vida para proteger esta Tierra Santa, incluidos visitantes de todas partes del país.

Museo Histórico «Comandante Pedro Pablo Caballero». Fuente de la Imagen: https://www.bienvenidoaparaguay.com

El fuerte del trabajo ahí son los cañaverales y la agricultura  por la tierra fértil que se puede encontrar la cosecha es siempre abundante. Es un lugar exótico y privilegiado en el cual está instalada una de las industrias paraguayas que más ofrece productos nacionales.

Una parte importante de la actividad de sus habitantes está constituida por la industria de la miel, la caña, la fariña y almidón gracias a la tierra roja, el sol de fuego, cristalinas aguas, empinadas sierras y bucólica vegetación.

Festejo del Ñandejara Guasú. Fuente de la Imagen: https://www.bienvenidoaparaguay.com

Es considerada ruta de la caña por ser el punto de encuentro para descubrir todos los secretos de producción. Fortín S.A. llegó a la ciudad hace 25 años. Desde entonces, construye la sociedad y elogia a la naturaleza de la mejor manera.

Da marco al paradisíaco sitio donde nace el mejor ron, donde se recrea la cosecha y el transporte en carretas estiradas por bueyes, medio de transporte utilizado por la entrega de cosecha a la destilería. Hombres y mujeres, mimetizados entre los inagotables cañaverales, son los hacedores protagónicos de cotidiana faena, sin dejar de mencionar la producción de unas series de bebidas como gaseosas y aguateras distribuidas por todo el país y exportadas a partes de Europa.

Fuente de la Imagen: mades.gov.py

El turismo también desempeña un papel importante en la economía de Piribebuy. Mucha gente visita el lugar. Se percibe un suave aire fresco que causa ligeros escalofríos, por mantener esa esencia de naturalidad. Una mezcla de paz y armonía se percibe en el lugar, al conocer todas y cada una de sus partes como sus artesanías famosas; está el Poncho de 60 Listas.

El poncho para’i de 60 listas. Fuente de la Imagen: ñanduti.com.py

Se ha declarado Patrimonio Cultural Intangible a la técnica de su confección, y es considerada hoy una de las vestimentas preferidas por los artistas del folclore  paraguayo y los políticos.

Otro de los atractivos para los visitantes es la Piscina Municipal que se ubica en el centro mismo, con acceso para todos por ser un lugar público. Rodeado de un lindo verde, el cielo abierto se refleja en las aguas del río Piribebuy, cuyo cauce atraviesa la ciudad. Se puede disfrutar del atractivo paisaje y de una relajante cascada que muchos lo utilizan “como terapia”, mencionaban algunos lugareños.

Como todo pueblo del interior, tiene sus días festivos. Los ciudadanos muestran con orgullo su bella Iglesia, y reciben a todos los feligreses y la presencia de éstos, se acrecienta con las peregrinaciones que llegan de otras ciudades del país. Ñandejára Guasu es considerado el segundo patrono más importante del Departamento de Cordillera, después de la Virgen de Caacupé[1].

Santuario Nacional Dulce Nombre de Jesús. Fuente de la Imagen: https://www.bienvenidoaparaguay.com

San Blas. Otro de los santos patronos más emblemáticos y venerados por todo el país. Cada año, el 2 y 3 de febrero participan de esta fiesta religiosa un sinfín de personas procedentes de varios departamentos de Paraguay y países vecinos. Van llegando promeseros en sus carretas, que inundan la ciudad como huéspedes en lugares como escuelas y plazas, asentándose para de alguna manera llegar al Oratorio de San Blas.

En estas fechas el distrito se pone de fiesta y va abriéndose a todo tipo de personas que lo visitan y se llevan luego, una grata sorpresa al encontrar todo un festín. Una experiencia única.

Piribebuy, con sus costumbres y su verdor subyugante es verdaderamente un pequeño paraíso que podés conocer.


[1]La gente de Emboscada considera también que su fiesta patronal en honor a San Agustín, es la segunda más importante de Cordillera.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *