El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Actualidad Internacionales Medicina Política Salud

Pandemia COVID-19: acciones del gobierno y los habitantes

La pandemia del coronavirus está alarmando a todas las naciones del mundo como nunca antes, dejando que el temor se apodere de los habitantes. En definitiva, el pánico y la desesperanza de las multitudes no ayudará a prevenir el virus, ni las compras excesivas de alimentos, ni el uso diario de tapabocas, mucho menos las escaramuzas en zonas aglomeradas.

Entonces ¿qué hacer y hasta cuándo? Las decisiones gubernamentales y poblacionales deben ser regidas según los datos de casos y modelos del comportamiento epidemiológico, por tanto se debe estar al tanto de la situación actual y las medidas de prevención necesarias.

Resultado de imagen para coronavirus

¿Cómo se comporta el contagio del coronavirus?

El virus SARS-CoV2 y la enfermedad ocasionada por éste COVID-19, se presenta hoy día ocasionada por aislamiento de aves y mamíferos, en especial murciélagos, en el mercado de la ciudad de Wuhan. Que se haya esparcido en cuatro meses alrededor del mundo nos sugiere que su contagio se acelera exponencialmente; y esto es comprensible, considerando que la forma de contagio es directamente por vía aérea, cuando una persona tose o estornuda, o tocarse la boca, ojos o nariz luego de hacer contacto con una superficie contaminada.

Se ha probado que el SARS-CoV2 se transmite con bastante facilidad, esta es la principal causa de su brote masivo. Se estima que la tasa de contagio sea de entre 1.4 y 2.7; esto es, que cada infectado contagia a 2 personas aproximadamente; aunque se estima que ¡hay portadores capaces de contagiar a 16 personas! (según el Instituto de Salud Global de Barcelona)

Si suponemos que estas personas no toman medidas precaución, consideremos el siguiente caso: un portador inicial hace contacto diario con 50 personas entre su trabajo, la calle y comercios (no es muy sociable que digamos), de éstas personas reciben el virus sólo 2, quienes a su vez hacen contacto con otras 50 personas (diferentes o no que el inicial). En una semana se tendrá la siguiente secuencia de casos de coronavirus, en caso de infectar cada uno tan sólo a una persona diariamente: 1, 3, 7, 15, 31, …

Se sigue que mínimamente contagiaran según la forma 2^(t+1)-1, siendo t el tiempo en días. ¡En tan solo 15 días, una sola persona habría contagiado a 65.535 personas! Todo esto considerando el mejor de los casos, dado que entre ellos algunos debieron contagiar a más de dos personas (entre 3 a 16).

Existen modelos matemáticos como el SIR o el más sencillo SI (susceptibles-infectados) que tratan de predecir los individuos desinfectados e infectados del virus en un tiempo determinado a partir de registros precedentes. Se trata de las siguientes ecuaciones diferenciales:

donde β (2.1) es la tasa de contagios y 1/γ es el periodo de infección de un solo individuo. Considerando S+I=1 (como S e I son los únicos casos en nuestro estudio, sería como la probabilidad total que ocurriera S o I). Por tanto se puede reducir a dI/dt=βI(1-I). Finalmente, la curva solución de los infectados a través del tiempo está dada por

donde I0 es el valor inicial de infectados. Podemos tomar I(0)=14.533, considerando 0=1 de febrero, y 1/γ=18,5 días el periodo de infección aproximado de cada infectado. Así, si queremos calcular para 14 de marzo consideramos t=29+14=43 días, nos queda que la cantidad de infectados serán I(43)=148.523.

Los puntos azules son los casos oficiales de personas con coronavirus, la curva naranja es la función que aproxima a los casos del virus. f(t) se representa en miles de habitantes en el mundo (el punto A está en 14.533 hab.), mientras que la variable t=0 es el tiempo en días que inicia el 1 de febrero de 2020.

Es claro que este modelo tiende a infinito, y crece cada vez más respecto al periodo de tiempo anterior. Pero con la prevención de los casos se espera que la curva deje de crecer para acabar con la pandemia.

Hasta ahora se registran en total 145.810 casos confirmados, 5.436 muertes y 72.531 recuperados.

Tasas de mortalidad

Según la Organización mundial de la Salud, los casos de fatalidad del coronavirus son del 3,4%. Los casos de fatalidad se calcula con el porcentaje del cociente entre los casos de muerte/casos de coronavirus. Cada cifra es, de hecho, dependiente del país donde se registra, teniendo en cuenta las acciones que realiza cada gobierno y la conciencia que toma la población.

Fuente: https://medium.com/@tomaspueyo/coronavirus-act-today-or-people-will-die-f4d3d9cd99ca

Podemos observar en el gráfico anterior que los casos de fatalidad van disminuyendo mediante las medidas de prevención que se realiza en cada país. A continuación podemos ver que los casos recuperados son bastante alentadores respecto a los casos de muerte. Pero la brecha entre los casos vigentes y los recuperados es muy amplia, por lo que este mismo restante es incierto.

Fuente: rtve.es

Es Italia país que registra la peor tasa de fatalidad del mundo, siendo de 7.16%, le sigue Irán con 4,52 %, China con 3,94% y España con 2,54%.

Acciones a tomar

Las medidas de prevención del gobierno paraguayo fueron dignas de imitar de los países europeos, y como observamos Italia debía tomar esta prevención mucho antes. Tal vez cueste más tiempo para que se restablezca en sus actividades cotidianas, lo cual le puede costar a su economía. En tanto en Sudamérica, Brasil con más casos del COVID-19 en esta región, recién suspende las actividades en todo el país tomando las medidas preventivas, como el cierre de aeropuertos y suspensión de clases y todo evento que implique aglomeración de personas.

Es importante que la ciudadanía respete las medidas cautelares tomadas por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, con el simple lavado de manos y el distanciamiento social. Aprovechando las temperaturas en Paraguay y los efímeros casos, es creíble que la pandemia desaparecerá a nivel país, considerando también que el cierre del aeropuerto y las zonas fronterizas ayuden a lograr el objetivo.

La imagen puede contener: personas sentadas e interior
La última noche en el último Hospital improvisado de Wuhan, el Dr. Jiang Wenyang está acostado en la cama de una sala vacía, exhausto pero aliviado, con la satisfacción del «Deber cumplido» de un Guerrero de Bata Blanca. Foto: Lai Xinlin.

Los médicos de todo el mundo trabajan sin descanso para paliar con el virus, poniendo sus vidas y las de sus familiares en peligro; debemos agradecer esta lucha diaria. En especial a los trabajadores de blanco de Wuhan, quienes teniendo los mayores casos del mundo, están llegando a esfumar la epidemia local.

Es notable como llegando a un punto tan extremo como un virus letal se pueda entender que la salud es un punto fundamental en el avance y estabilidad de la sociedad, como los modelos matemáticos, las investigaciones biológicas, químicas, médicas y científicas en general, que son soporte fundamental que deben proveernos de soluciones ante estos casos.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *