El tenis como deporte sin distinción de clases

El tenis como deporte sin distinción de clases

Se tiene la visión de que el tenis es un deporte que solo puede ser practicado por las esferas elitistas, por los altos costos que implican los componentes básicos como las indumentarias y el mantenimiento de las estructuras para su práctica.

Para José Rosa, uno de los fundadores del Nepomuceno Tenis Club (NTC), el tenis debe ir más allá de lo económico y lo social, hasta convertirse en un deporte sin distinción de clases.

El equipo del Nepomuceno Tenis Club.

El Nepomuceno Tenis Club, tuvo sus inicios en setiembre del 2020 en el 16 de mayo de San Juan Nepomuceno. Un grupo de jóvenes de la ciudad, situada en el departamento de Caazapá (a 200 km de la ciudad de Asunción), tiene la idea de dar otra opción deportiva a los pobladores de San Juan. Además de, por sobre todo, cambiar la perspectiva que se tiene sobre este deporte.

Para los socios fundadores del club, el tenis es un estilo de vida. «Se desarrollan habilidades como la paciencia, la coordinación y la velocidad, que, mediante la práctica constante se aplican posteriormente a la vida personal”, menciona José.

A fin de tener un lugar de práctica, Antonio Paredes (actual vicepresidente del NTC) logró concretar un acuerdo con los directivos del club 16 de mayo para usufructuar la pista social. Esta, llevaba años sumergida en un estado de abandono y carente de mantenimiento. Concretado el trato, y ya con un lugar para desarrollar las prácticas, comenzaron los trabajos de reparación de la antigua sede.

Los jóvenes realizaron trabajos de limpieza, pintura y preparación de la pista. Para iniciar con el proyecto, Antonio, Iván (Actual presidente del Club), Enzo (Actual secretario) Rodrigo Vera y José Rosa organizaron e instalaron postes de madera y una red de vóley improvisada para simular una modesta cancha de tenis.

Meses de trabajo conllevó la preparación de la cancha en la sede del 16 de Mayo.

En el mes de enero del 2021, meses de trabajo se vieron gravemente afectados por una tormenta, que produjo la caída de uno de los murallones que rodeaba la cancha. Esta situación, hizo que los jóvenes se plantearan si seguir o no con el proyecto, ya que debían trabajar arduamente para arreglar los daños ocasionados por el temporal.

Pese a ello, y con el apoyo de los pobladores, siguieron con la idea de un club de tenis para San Juan Nepomuceno. Con el paso de los meses el proyecto fue creciendo, resultando interesante y atractivo para personas ajenas al núcleo fundacional.

Poco a poco, varias otras personas se fueron sumando al proyecto, y en octubre del 2020 se llamó a una reunión para formalizar la estructura del club. En el encuentro, se oficializó la comisión directiva compuesta por un presidente, vicepresidente, Tesorero, Pro Tesorero y secretario. El NTC, con un total de 20 socios, se convirtió en el primer club de tenis del Departamento de Caazapá.

En su primer mes de fundación, el club estableció un convenio con la Academia Marjaz de Asunción. Cuyo fin es concretar una serie de clases gratuitas dos veces al mes para todos los pobladores sanjuaninos que aún no están asociados al club, pero que quieran conocer y practicar el deporte. En mayo del 2021 arrancaron las clases con un saldo positivo de más de 40 alumnos.

Firma del Convenio con la Academia Marjaz.
La Academia brinda clases gratuitas dos veces al mes a los sanjuaninos.

En cuanto a lo económico, el club no recibe apoyo del Municipio Sanjuanino, ni de ningún otro ente gubernamental, se mantiene mediante las cuotas que abonan los socios cada mes. Además de las donaciones, tanto de los pobladores de la ciudad como de las instituciones del tenis. En ese sentido, José expresa que sienten el total apoyo de la ciudadanía.

Hoy en día 55 alumnos reciben instrucciones en el NTC por parte del Prof. Javier Cabrera y sus asistentes, Joshua Vera y José Rosa, con el objetivo y compromiso de popularizar un deporte considerado «un lujo practicado por pocos» en nuestro país, sin excepción de género, orientación política, clase social o económica. Como así también, la de formar jugadores a fin de que tengan la posibilidad de competir contra otros clubes, y que el tenis se convierta en una opción permanente para la ciudadanía.


Más de 50 alumnos participan de las clases gratuitas, se realizan en grupos debido a la pandemia.

José Rosa afirma que tanto él como los demás socios fundadores del NTC, se sienten bastante realizados con lo que vienen haciendo hasta ahora. “Entre los alumnos se encuentran personas que nunca tocaron una raqueta, y para nosotros es una satisfacción poder enseñarles lo lindo de este deporte”, menciona.

Dar pie a proyectos como este en medio de una pandemia, no resulta nada fácil, por lo que es fundamental trazar metas y objetivos sobre a donde queremos llegar con nuestro trabajo. Desde El Parlante, deseamos la mejor de las suertes al equipo del Nepomuceno Tenis Club.   

Fuentes:

  • Entrevista a José Rosa, del equipo del NTC
  • Imágenes brindadas por el entrevistado.

 

El Parlante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *