El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Reportajes

La Villa del Maestro [Segunda Parte]: El Cooperativismo como fundamento

!Comparte!

El sueño de los maestros se ponía en marcha con la capacitación en cooperativismo de alumnos y docentes del Instituto Juan Bautista Alberdi.

“Nosotros teníamos como asignatura cooperativismo en el colegio y el concepto de Villa del Maestro era un ejemplo de cooperativismo’’, nos comenta Silvio Ávalos Sánchez, ex alumno del Instituto Alberdi.

Fuente: Documental ‘’vestigios de un sueño’’ de Erich Fischer. Año 2006.

La instrucción en economía solidaria llevaría a los maestros a formar en el seno del Instituto primeramente la cooperativa de consumo, luego la de ahorro y crédito y finalmente la de vivienda; como un plan de financiamiento de un techo propio para cada maestro sanlorenzano. La bien llamada “Cooperativa de Maestros”, junto con La Asociación de Maestros Sanlorenzanos, puso un gran empeño en la construcción de la Villa del Maestro de San Lorenzo.

Fuente: Documental ‘’vestigios de un sueño’’
Fuente: Documental ‘’vestigios de un sueño’’

En los pizarrones habíamos escrito: “EL HOMBRE Y LA SOCIEDAD NUEVA SERÁN EL FRUTO DE LA SOLIDARIDAD FRATERNA, CON EL PUEBLO QUE SURGE EN LA CONVIVENCIA, EN EL ESFUERZO COMPARTIDO”, decía el Dr. Martín Almada en su libro “Paraguay la cárcel olvidada, el país exiliado”.

Fuente: Documental ‘’vestigios de un sueño’’

El modelo solidario de economía además de ser un compromiso con el entorno y tener un carácter no lucrativo, busca “El establecimiento de escalas salariales justas y proporcionales”, una de las banderas de la lucha docente.

Ladrillo por ladrillo

Al iniciar la construcción de la Villa participaron los 44 profesores del Instituto Alberdi, alumnos y padres de familia. Todos ellos fabricaban con sus propias manos los materiales para la gran obra, la primera Villa del Maestro de Sudamérica, Melquiades Alonso, docente de la UCA recuerda:

Fuente: Documental ‘’vestigios de un sueño’’
Fuente: Documental ‘’vestigios de un sueño’’

‘’Las paredes se hicieron con bloques de suelo compactado. Se hacía una mezcla de barro del lugar con un poco de cemento y con una máquina se compactaba a mano, se llamaba zimba-ram. Es decir, los propios docentes, en fines de semana hicieron los bloques para las paredes de sus casas’’.

Como los Maestros y todos aquellos colaboradores tuvieron muy en cuenta la idea del cooperativismo, los ayudó a organizarse. Esta acción social se podría comparar con la de la minga (del quechua mink’a) cuyo significado según las comunidades aborígenes es «el de trabajar en beneficio de la Tribu.» En este caso, en beneficio de la comunidad educativa.

Una de las casas de los docentes que aún quedan a estas alturas. Fotografía tomada por la autora. Febrero 2020

El cooperativismo justamente lo que busca es la reunión de un grupo de gente que colaborando entre sí haga que se llegue a un fin determinado, sigue comentando Silvio Ávalos Sánchez, ex alumno del Instituto Alberdi.

Y lo que sustentó el proyecto además de la cooperativa de maestros fue el hecho de que se realizaron varias actividades. Entre ellas el “Festival Alberdi’’ donde artistas argentinos como Leo Dan, Eduardo Falu, Horacio Guarany y otros brindaron su apoyo a los maestros con su arte, y una vez finalizado el concierto ayudaron con la elaboración de los ladrillos para las casas.

Fuente: Documental ‘’vestigios de un sueño’’
Fuente: Documental ‘’vestigios de un sueño’’

En una de las etapas de la construcción de la Villa del Maestro de San Lorenzo, se sumaron también los profesores del Paraguay y fue en ese momento, en que comprendieron que ésta problemática aquejaba a docentes de todo el país. Nace el movimiento ‘’Por un techo propio para cada educador paraguayo’’.

“Surgió la idea de que el problema de vivienda no era solo de los maestros de San Lorenzo, sino que era un problema nacional”. Dr. Martín Almada en el documental “Vestigios de un Sueño” de Erich Fischer.

También se organizó un concurso de sellos postales, pero esta vez con un fin distinto al de recaudar fondos. Sino para recordar a través de los tiempos la resistencia docente.

“Nosotros hicimos un concurso de sellos postales para guardar la memoria de lo que fue la lucha solidaria de los maestros de San Lorenzo”. Dr. Martín Almada en el documental “Vestigios de un Sueño” de Erich Fischer.

Una vez concluido el primer periodo en el que se construyeron 14 de las 44 casas para los maestros, se tuvo en cuenta primeramente a aquellos que más necesitaban. El sueño de los docentes se iba haciendo realidad y muchas familias salieron beneficiadas.

El ex alumno del Instituto Alberdi, Don Silvio Ávalos Sánchez rememora con cariño esa etapa de su vida con una anécdota que es interesante transcribir:

“Mi profesora del primer grado que era Doňa Sara de Viveros tuvo su casa allí, mi profesora del segundo grado que era Doňa Amalia Giménez tuvo su casa en ese lugar también, la del tercero Angélica Toledo tuvo su casa allí, la del cuarto Elsa López de González tuvo su casa allí…la seňora Ana Giménez de Ávalos fue mi maestra del quinto y mi maestra del sexto fue Doňa Tomasa F. De Meza, que ya tenía su casa acá en Sargento Silva y Coronel Bogado, pero después todas las maestras se hicieron de casa en la zona”

Fuente: Documental ‘’vestigios de un sueño’’

Los maestros estaban muy contentos por sus logros, pero esta vez la algarabía duraría poco… 10 de las 14 casas fueron entregadas a la oposición, y pese a que se tenía en cuenta primeramente la necesidad, esto haría molestar al gobierno de Stroessner. La lucha docente, fue convertida en un símbolo de subversión. Por último, el maestro Eugenio González sostiene que en aquella época:

Era peligroso adherirse a la villa del maestro como idea y más aún vivir allí.

!Comparte!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *