Conversaciones «seriales»: Una perspectiva sobre Game Of Thrones

Conversaciones «seriales»: Una perspectiva sobre Game Of Thrones

Tuvimos la oportunidad de intercambiar pareceres sobre Game Of Thrones, la producción televisiva más seguida de los últimos años alrededor del mundo, original de HBO con el guionista y realizador paraguayo Christian Gayoso* al que pudimos entrevistar y en la que deja sentada una importante opinión sobre la recientemente finalizada serie y la compartimos con ustedes queridos lectores de El Parlante.

GO: Game Of Thrones es una de las series más seguidas de los últimos años.Personalmente me gustó más Breaking Bad que la vi hasta el final porque tenía ese algo que no me dejaba entrever la posible resolución del conflicto del personaje Walter White; y, tengo que ser sincero contigo, te confieso que dejé de ver la serie de guerras y traiciones  (GOT) en un tiempo y época indeterminados, desde la tercera temporada, porque me aburría.

 Peter Dinklage es Tyrion Lannister en Winterfell en la temporada final de Juego de Tronos. Helen Sloan / HBO

CG: En algo coincidimos y en otra tengo que reprocharte…

GO: Empecemos por lo que nos une.

CG: Breaking Bad también es mi serie preferida. La sigo degustando al día de hoy, y sin haber repetido el visionado de la serie, salvo el capítulo final, que lo vi tres veces de seguido el mismo día.

GO: Eso ya suena a manía.

CG: Un poco sí. Es lo que te producen las series que te mueven la estantería.

GO: ¿Cómo es eso de que lo sigues “degustando al día de hoy”?

CG: Busco críticas de la serie de expertos, sigo informaciones sobre Vince Gilligan, el creador de Breaking Bad, y me resultan apasionantes las capas de interpretación que uno encuentra cuando gente más agudizada echa luz sobre la historia. También sigo su spin-off “Better call Saul”, ¿la viste?

GO: Pero por supuesto…Pero me dijiste que tenías algo que reprocharme.

CG: Sí. Que no hayas visto por completo GOT.

Kit Harington (derecha) interpreta a Jon Snow, con John Bradley como Samwell Tarly. SKY ATLANTIC

GO: Bueno, como te comenté antes, se me hacía muy repetitivo todo y medio que estaba esperando de nuevo un giro en la historia o la muerte de un protagonista, cosa que evidentemente pasó a lo largo de las siguientes temporadas, pero de todas formas, me fastidiaba (risas) ¿Acaso me resta autoridad para opinar al respecto en ese sentido? ¿Qué más se puede decir sobre GOT?

CG: Para nada. El público tiene derecho a dar su punto de vista. En lo que no tiene derecho es en creer que puede interferir en el trabajo de los guionistas de una ficción, como ocurrió con GOT y esos movimientos de firmas para pedir rehacer la última temporada. Una locura.

GO: Totalmente de acuerdo. Ya que tocás ese punto, ¿cuál es la magia de la serie en términos técnicos, qué la hace superior a otras y qué la hace inferior, si fuese el caso?, ¿qué podemos decir justamente acerca de su guión que fue muy criticado en la última temporada por los fans de la serie?

CG: No puedo darte detalles técnicos de realización porque no es mi campo, pero no me considero un aventurero si repito algo que todos pudieron apreciar: nunca antes una ficción seriada había llegado a los niveles de producción y realización de GOT. En cuanto al guion, GOT nos deja una nueva manera de tratar con los personajes. Estrategias emocionales y estructurales que dejaban en permanente incertidumbre y zozobra de lo que pudiera pasar con ellos, que pudieran morir en el momento menos pensado. En este aspecto yo aplaudo GOT. En cuanto a las críticas, como te dije, creo que como público podemos opinar, pero tenemos que ubicarnos. No estamos en posición de creadores, y es una equivocación pensar que los guionistas hacen lo que quieren con las historias. Nada más alejado de la realidad. Ahora bien, sí creo que la serie tenía un diseño muy ambicioso y desafiante, y que cerrar la trama y sub-tramas dejó algunas sensaciones raras, como supuestos arcos de transformación forzados, pero que quizá fueron consecuencias de planteamientos o anticipaciones que quedaron tan distanciados en episodios de sus cumplimientos, que exigía muy buena memoria para valorar correctamente los últimos sucesos. Bueno, es un ejemplo básico con lo que me encontré al charlar con amigos fanáticos de la serie que se sintieron desilusionados. 

GO: ¿Cuál tu opinión sobre series como “Los Sopranos”, “Lost” y “Breaking Bad”?

Creada por David Chase y protagonizada por el fallecido James Gandolfini, Los Soprano es considerada la mejor serie de la historia hasta la aparición de Breaking Bad.

CG: Entiendo que tu pregunta viene por el lado de que son series de culto que marcaron hitos en la historia de la ficción televisiva. En efecto, muchos expertos coinciden en que “Los Sopranos” inauguró esta época dorada de la ficción asumiendo un riesgo: Hacer cine desde la televisión. Eso fue acercar el formato televisivo al lenguaje y estética del cine, demostrar que se podía hacer arte en la pantalla chica.

Lost, serie centrada en las vivencias de los «supervivientes» de un accidente aéreo en una isla llena de misterios. Póster de la serie.

Lost, por su lado, vino a elevar el nivel de popularización de las series con estructuras de guion variadas y rompedoras, como los juegos con los tiempos narrativos. El guion se consolida definitivamente como el gancho reconocido por el público, y aunque también tuvo algunos cuestionamientos a sus últimas temporadas, a partir de la quinta en particular, fue tal el fanatismo y devoción que generó que el público perdonó todo. Un crítico llamado Toni de la Torre dice que Lost fue también la serie que comenzó a sacar rédito de internet, porque la gente se volvía loca intercambiando teorías por Internet. Dice que fue la serie que avanzó hacia lo que ahora llamamos la ficción transmedia**.

 Fotograma en que podemos ver a Walter White (Bryan Cranston), «Heisenberg» y su antiguo alumno Jesse Pinkman (Aaron Paul), en una escena de Breaking Bad.

Ya con un público formado gracias a las series mencionadas anteriormente, llega Breaking Bad, una historia con el que considero el mejor personaje de la historia de las series, un personaje con múltiples dimensiones que se sucedían y superponían de manera orgánica y magistral.

 GO: ¿Podremos dejar de pensar en otra serie de la misma especie en breve? “La Casa de papel”, por ejemplo, es una serie que está teniendo sus fans en creciente aumento, ¿qué pueden enseñarnos estas series hoy en día, cuando la abrumadora opresión de las productoras y estudios de cine nos apabullan con tantas películas de medio pelo y remakes sin sentido, qué podemos esperar a partir de GOT?

El Trono de Hierro de la serie Game Of Thrones.

CG: Uff. Es una pregunta complicada para mí. Yo creo que la facilidad que tenemos hoy día con las plataformas de streaming hace que cada público encuentre lo que busca. Hay variedad de géneros, de temas y tramas. Eso también hace que el público se vuelva más crítico, más exigente, como sucedió con GOT y lo comentábamos, y es por eso que los guionistas deben agudizar su entendimiento de los asuntos sociales de nuestros tiempos, porque lo que el público siempre espera encontrar en el fondo de toda historia es una respuesta a alguno de los dilemas humanos con el cual identificarse.

GO: En Paraguay, ¿podríamos empezar/realizar/hacer algo parecido en la brevedad o todavía estamos lejos?

El realizador paraguayo tuvo la oportunidad de estudiar en España, experiencia que la recuerda con el mayor orgullo.

CG: Con la reciente aprobación de la Ley de Fomento al Audiovisual y la formación y formalización que ya persiguen algunos sectores del audiovisual nacional, creo que estamos en las puertas del inicio del desarrollo de nuestra industria de ficción. Tenemos que pensar en historias con nuestra identidad pero con nivel de exportación, ya que sería un desperdicio pensar sólo en el mercado local con tanta globalización; y ser conscientes de las factibilidades de nuestra industria, dicho de manera más directa: pensar historias que estén a nuestro alcance financiero. De momento, nada de GOT.

GO: ¿Qué pensás de los guionistas paraguayos?

CG: Que tienen un punto a favor muy importante: forman parte de una sociedad que tiene mucho por contar, lo que les provee de bastante insumo disponible. Lo que necesitamos en el guionismo local, es darle más bola a la formación. La teoría, la estructura y la estrategia emocional no son fórmulas mágicas ni garantizan un buen guión, pero ayudan muchísimo al guionista a consolidar su trabajo. Creo que eso nos está faltando.

GO: Por último, dadas las diferencias que nos marcaste en la anterior respuesta sobre las series antes mencionadas, ¿GOT ha logrado sobrepasarlas o ha quedado en el intento?

CG: Se notan tus ganas de crucificar a la serie (risas).

GO: Se nota que no querés ganarte enemigos (risas) pero no, para nada, quería saber qué opinión tenías nada más.

CG: A ver, GOT no es de mis preferidas, pero es una de las grandes. Todos tenemos nuestro equipo de fútbol, pero reconocemos cuando otro equipo también juega bien. Eso me pasa con GOT. Creo que su flaqueza está en que acostumbró a su público a la sorpresa, y el final no tuvo ese condimento, y en eso me recuerda algo que dijo Vince Gilligan sobre el final de Breaking Bad. Dijo que escribieron docenas de versiones del capítulo final, que buscaban el final más sorprendente para impresionar a la audiencia, y continúo diciendo que “Al final, nos dimos cuenta de que es más importante satisfacer que sorprender. Que la gente sienta que el final es auténtico y fiel a la serie. Nos preguntamos: ¿qué promesa le hicimos a la gente al principio de la serie? La promesa era que el héroe moriría…así que decidimos matar a Walter”.

Emilia Clarke dio vida al personaje de Daenerys Targaryen en la serie de HBO. Captura de pantalla. ALAMY

Es más importante satisfacer que sorprender —lo repite y se queda pensando—. Esto lo tomé como regla, y es lo que hicieron los guionistas de GOT, satisficieron todas las promesas de la historia: que los Targaryen son propensos a la locura por eso Daenerys enloquece, que las ansias de poder de los de arriba perturba la vida de los de abajo, que por encima de todo está la historia por eso eligen como rey a Bran Stark (aquí un guiño a los narradores), etc., pero, al parecer, su público ya se había malacostumbrado a la sorpresa.

GO: Finalmente, contános sobre tu pasión que es el cine y cómo pudiste especializarte en Europa, cuáles son tus proyectos actuales y futuros. Estás dictando un curso-taller de especialización en elaboración de guiones, hablános un poco sobre éste curso-taller.

Póster del cortometraje del compatriota Gayoso.

CG: Mi pasión son las historias. Desde leer un cuento hasta ver una película o un capítulo de serie. Hice el Máster de Guion Cinematográfico y Audiovisual de la Universidad de Navarra, en España. Su duración fue de un año, y me permitió hacer prácticas profesionales en Atresmedia Cine, que forma parte de la cadena de canales de televisión Antena tres, y que es una de las productoras más importantes del cine español.

Christian realizó prácticas profesionales en Atresmedia Cine dependiente de la cadena Antena 3.

En cuanto al taller, lo estoy desarrollando en la productora Arai Films de Néstor Salvador Amarilla. Consta de dos etapas, la primera, actualmente en desarrollo, de largometraje y la segunda que será de ficción seriada. Desarrollamos teoría y estrategias a la par que cada participante escribe su propio proyecto. En esta primera etapa todos terminan con su proyecto de largometraje desarrollado.

GO: Muchas gracias Christian, ha sido un placer. Aprendimos mucho.

CG: Igualmente. Saludos para los lectores de El Parlante.

Christian Gayoso en una reciente entrevista televisiva.

*Christian Gayoso es Licenciado en Administración de Empresas y Máster de Guión Cinematográfico y Audiovisual. Ha escrito guiones de contenidos televisivos y de ficción. Su guion “Rastros de sangre” fue seleccionado para el Decimoquinto “Curso de Desarrollo de Proyectos Cinematográficos Iberoamericanos”, desarrollado en Madrid, España, en el año 2017. Finalista del Primer Concurso Internacional de Guion Cinematográfico Centenario de Don Augusto Roa Bastos, con el guion del cortometraje titulado “La mentira”, el cual finalizó su producción en los primeros días del año 2019, y que inicia su recorrido por festivales de cine. Forma parte actualmente de la Asociación de guionistas y dramaturgos del Paraguay – KUATIA.

**No debe confundirse con los productos franquiciados1​ cross-media, secuelas o adaptaciones. Se puede considerar la narración transmedia como aquella cuyos relatos aparecen interrelacionados manteniendo, a su vez, independencia narrativa y sentido completo. Puede entenderse como una historia explicada desde diferentes perspectivas según el medio de comunicación empleado como, por ejemplo: un libro, un cómic, un post, un spot, una serie de televisión o un videojuego.

Para que el contenido del relato transmedia funcione, el usuario debe recorrer las distintas plataformas, invirtiendo tiempo y esfuerzo, y así lograr una experiencia más significativa.

En el libro «Convergence culture»,2​ Henry Jenkins califica a la narración transmediática como una nueva estética que surgió como consecuencia de la convergencia de los medios. Lo considera el arte de crear mundos.

Aunque puedan encontrarse sugerencias, no existe un orden o cantidad definido para consumir el contenido de cada una de las partes de la narrativa transmedia pero, mientras más se consuma, más comprensión habrá sobre ella. Cada uno de los medios relata una experiencia única e independiente de los otros.

  1. Jenkins, Henry (8 de septiembre de 2014). «Transmedia 202: Reflexiones adicionales». Confessions of an Aca Fan. Traducción al español de Miguel Olmedo Morell.
  2. Jenkins, Henry (2006). «Introducción: «Adoración en el altar de la convergencia»». Convergence culture. Paidós. p. 31. ISBN 978-84-493-2153-5.

Gabriel Ojeda

Informacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *