Scott y Zelda: El inicio de todo capturado en una serie

!Comparte!

Uno se cuestiona cuál podría ser el punto de escribir la reseña de una serie en plena crisis sanitaria a causa del COVID-19, sin embargo, alimentar el hambre de actividad ocasionada por la cuarentena y el toque de queda es un esfuerzo no menor y debería enfrentarnos en ciertos casos a la reflexión o a la curiosidad.

En efecto, decidí escribir unos párrafos sobre una serie que terminé de ver el fin de semana pasado y quizá sea del agrado para el lector. Si quien lee estas líneas suele leer los artículos que escribo, notará que mi escritor predilecto es F. Scott Fitzgerald, y por consiguiente, no se sorprenderá de que la serie “Z: The Beginning of Everything” cuenta con una alta aprobación de mi parte.

Esta serie, de Amazon Prime, retrata cómo Fitzgerald conoce a su amada e inicialmente inalcanzable Zelda Sayre, mientras aguardaba que su remesa fuera designada a combatir en Francia durante la Primera Guerra Mundial.

Desde el inicio vemos a un Scott ambicioso, con ganas de irrumpir de forma intempestiva dentro del mundo literario y beber del Grial de la gloria y los grandes réditos económicos que brindaba la industria literaria durante aquella época.

A pesar de esto, no alcanzaría el éxito sino hasta en 1920 cuando publicó su “This Side of Paradise”, lo que le generó una enorme fortuna, y la mano de una Zelda Sayre, quien en la serie se negó a casarse con él en 1919 porque “debía aprender que su talento venía de él y no como producto de su relación con ella”. Punto discutible, comparando con lo que dicen otras fuentes. Pero bueno, esto es ficción y se entiende que se haya considerado romantizar, aún más, la incipiente relación entre estas dos personalidades.

A partir del éxito de la primera obra de Fitzgerald, este matrimonio inicia una vida de excesos en la Nueva York de los años 20 del siglo pasado, durante la flamante “Era del Jazz” como lo denominó el propio Scott. Es aquí donde el escritor protagonista comienza a desviarse de su labor de escritor, y se deja llevar por la ociosidad en una sociedad que buscaba, por todos los medios, olvidar los años de sufrimiento y muerte de la “Gran Guerra”.

Las presiones económicas que, naturalmente, llegarían luego de la algarabía, junto con la resaca y las facturas pendientes de pago, significaron una presión enorme para un joven talento aún inmaduro para ciertas responsabilidades económicas. Como su Jay Gatsby, héroe de su gran novela, que intentaba por medio de la ostentosidad negar su pasado humilde y que sea visto como digno de toda la fortuna que consiguió ante una sociedad banalizada en la desesperación por olvidar pasados trágicos todavía recientes en la sociedad norteamericana.

A medida que Fitzgerald continuaba sin poder escribir un segundo libro, se sumaban aún más el problema entre él y Zelda, quien tras dilapidar dinero de forma irresponsable, accede a colaborar con su esposo para que éste pueda dedicarse a lo único que sustentaba este matrimonio: la escritura. Es aquí donde se muestra al literato entrando en la crisis que él explicaría muchos años después en su “Crack Up” como “un proceso de demolición”, cuando las páginas en blanco lo acosan tanto como las presiones de su editorial Charles Scribner’s and Sons.

Para no extenderme más en el índice y trama de la serie, que hasta el momento sólo tiene una temporada, estrenada en el 2017, considero necesario elogiar la decisión de sus productores para con el reparto, ya que cada actor guarda una semejanza interesante con los históricos personajes. Lastimosamente, Amazon canceló esta serie -quizá porque hoy día, penosamente, a la industria le genera más rédito la producción de banalidades- y aunque según algunas noticias que vi, tienen la intensión de regresar al rodaje de una segunda temporada, no existe de momento ningún comunicado oficial que garantice el retorno de los Fitzgerald a las pantallas.

La historia de esta famosa pareja es digna de difusión a niveles audiovisuales y documentales puesto que son quienes mejor grafican un periodo importante de la historia, el de entreguerras, así como entender la psicología americana antes de su máxima crisis en su historia, la Gran Depresión.

«Z: The Beginning of Everything» cautivará a quien haya alguna vez leído a Gatsby o Benjamin Button, o simplemente le interese la vida de uno de los máximos escritores que tuvo el gigante del norte y por añadidura, de la historia de la literatura universal.

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *